Suscriptor digital

Orlando después de los parques: ocho paseos gratuitos

En esta ciudad de la Florida, no alcanzan los días para conocer todos los parques temáticos. Pero también hay buenos programas posibles sin gastar un dólar, dentro y fuera de los dominios de Disney
En esta ciudad de la Florida, no alcanzan los días para conocer todos los parques temáticos. Pero también hay buenos programas posibles sin gastar un dólar, dentro y fuera de los dominios de Disney
Lucila Martí Garro
(0)
18 de noviembre de 2018  

DISNEY SPRINGS

Es casi otro parque temático, pero... gratis. Ampliada hace pocos años, inspirada en un pueblo costero de la Florida del siglo XIX, esta pequeña ciudad reúne 150 tiendas repartidas en cuatro barrios, más 50 propuestas gastronómicas con menús desde los US$9 por persona.

A la orilla de un lago con cursos de agua cruzados por puentecitos, lo más atractivo para el bolsillo ajustado es la cantidad de shows también gratuitos: curiosos guitarristas, pequeñas orquestas, raperos espontáneos (improvisan sus líricas en base a las personas que por ahí pasan). Hay dos anfiteatros durante el paseo destinados para tal fin, pero también aparecen las sorpresas al paso, como la mujer que canta y toca un piano itinerante, que rueda solo.

Cuenta con dos estacionamientos de múltiples pisos, también sin costo.

DISNEY'S BOARDWALK

Disney Boardwalk, hoy como ayer y con entrada libre
Disney Boardwalk, hoy como ayer y con entrada libre

Mucho menos conocida que Disney Springs, esta joyita escondida es una costanera ambientada en algún pueblito de la costa atlántica en los años 20 es una pasarela de 400 metros que rodea el lago con restaurantes de mesas al aire libre, negocios, vida nocturna (una disco pasa temas de los años 70) y artistas callejeros de jueves a sábado durante el atardecer.

Se puede caminar a la vera del lago y pasar por los hoteles que allí se asientan como el Boardwalk Inn, Yacht Club Resort y Beach Club Resort. Desde la costanera hay un acceso a la parte trasera de Epcot Center, buen lugar para ver los fuegos artificiales nocturnos.

En el lago también salen ferrys gratuitos a Disney's Hollywood Studios y Magic Kingdom, no es necesario tener entradas a los parques para pasear un rato y disfrutar la brisa y paisajes por los lagos de Disney.

Para llegar en auto al Disney Boardwalk, debe dirigirse al hotel homónimo. La persona del estacionamiento otorga un permiso de tres horas gratis. También se puede acceder desde los micros que parten de Disney Springs hasta cualquiera de los tres hoteles que están en el lago.

Si bien algunos restaurantes abren para el mediodía, después del atardecer es el momento más lindo para disfrutarlo todo iluminado.

UNIVERSAL CITYWALK

Ubicado como antesala a los parques de Universal, el CityWalk es una calle de construcciones modernas de colores vivos, con opciones de entretenimiento y comida, cines, música y un lago. Se puede llegar hasta el ingreso a los parques y visitar las tiendas con merchandising.

Hay que tener en cuenta que la entrada al Citywalk es gratis, pero el estacionamiento es sin costo a partir de las 18. Antes hay que abonar US$20 ya que allí estacionan los que van a Islands of Adventure y Universal Orlando, las dos tierras de entretenimiento que tiene la compañía. Se puede tomar un taxi acuático gratuito para cruzar el lago hasta los parques de Universal, aunque debe saber que el chofer esperará propina.

El CityWalk es pequeño, tiene heladerías, restaurantes desde Burger King hasta Hard Rock, sushi o comida italiana. Pero lo más curioso es su restaurante chocolatería, Toothsome Chocolate Emporium. Lleno de cañerías, enormes engranajes que giran y bolsones de arpillera con granos de chocolate, cualquiera que haya visto Charlie y la fábrica de chocolate pensará que en algún pasillo se cruzará con Willy Wonka. El chocolate se puede encontrar en todas sus expresiones.

CELEBRATION

En la ciudad de Kissimmee, a 15 minutos de Disney World, un pueblito de bajo perfil es simplemente, perfecto. La calle comercial de este barrio desarrollado por The Walt Disney Company, parece por momentos parte de Magic Kingdom. No es Main Street (la avenida central del parque) sino Market Street, pero tiene la misma perfección en los detalles, la calle de impecables ladrillos rojos, y las vidrieras bajas y pintorescas. Creado en 1994, este barrio está conformado por 10.000 personas que aceptan vivir bajo rigurosas normas de convivencia. No hay un papel en el piso, un auto sucio, un jardín descuidado, un color que desentone, nada fuera de estilo.

Lo más atractivo es el centro comercial, sobre Market Street, que por la tarde se convierte en peatonal y desemboca en un lago. Allí hay pintorescos cafés como The Market Street o Café D'Antonio, restaurantes y tiendas. Los edificios, combinados en colores pastel, fueron construidos por arquitectos de renombre; el cine por ejemplo, es un proyecto de César Pelli.

Del 24 al 31 de diciembre está Papá Noel para sacarse fotos gratis, hay una pista de patinaje sintética en la calle, y también nieva desde las 18 hasta las 21, cada hora.

OLD TOWN

Una calle del viejo pueblo que quedó estancada en el pasado invita a pasear entre curiosas tiendas (como el estudio donde tomarse fotos color sepia con disfraces varios) y lugares de suvenires vintage, bares, una heladería y negocios con ropa de playa.

Además de ser un parque de diversiones de antaño, tiene un abultado programa de eventos gratuitos. Pero lo más increíble es el desfile de autos antiguos que sucede todos los sábados desde las 20.30, donde unos 300 fanáticos de la zona sacan a pasear a sus bebes, reliquias anteriores a 1974 que circulan dejando boquiabiertos a los presentes. Es el show de autos más antiguo del país.

HOTELES DE DISNEY

Cada hotel hace honor a un tema y muchos de ellos transportan al visitante en tiempo o espacio. Los más costosos realmente merecen una visita. Los hoteles de Disney otorgan un permiso de tres horas de estacionamiento gratuito para aquellos que quieren conocer o comer en algunos de sus restaurantes. También hay traslados gratuitos desde los parques o Disney Springs.

Todos valen la pena por dentro. No solo la decoración forma parte de la experiencia, también los empleados. Es así como en el Polynesian encontrará trabajadores que provienen de Hawai, por ejemplo, o en el Fort Wilderness, de Africa. Algunos tienen particularidades que llaman la atención: la pileta del Coronado Springs es una ruina maya; el Animal Kingdom Lodge tiene animales como cebras y jirafas al salir de la recepción; o el Gran Floridian cuenta con una capilla sobre el lago y los novios desde el altar gozan de la vista al castillo de Cenicienta. Por no estar hospedado en dichos hoteles lógicamente no está permitido ingresar en las piletas. Solo envidiarlas de cerca y disimular la gota de sudor.

Muchos de los hoteles que están ubicados sobre los lagos, tienen traslado en barco a hoteles vecinos. Por ejemplo, se puede tomar uno en Polynesian, visitar el Grand Floridian, y el Fort Wilderness Lodge. Desde estos resorts se ven los fuegos de Magic Kingdom, al estar ubicados del otro lado del lago; y también la Electrical Water Pageant, un desfile acuático de luces y sonido.

WINTER PARK

Es un barrio de alto nivel ubicado en las afueras de Disney. Su corazón late en el Central Park, un parque rectangular que corre de norte a sur y que alberga en el centro una estación de ferrocarril en uso. Cruzando la calle de prolijo empedrado que lo rodea, Park Ave, se alojan negocios y restaurantes con mesitas sobre la calle. El barrio es pintoresco, de árboles altos. A 300 metros, sobre el lago Osceola, salen paseos en barco a ver las casas de los millonarios. Los curiosos con menos presupuesto pueden recorrerlo en auto.

En el Central Park, el segundo jueves de cada mes hay cine al aire libre que empieza con la puesta del sol. Hay pochoclo gratis.

THE DISNEY WILDERNESS PRESERVE

¿Cansado del bullicio de los parques y escenarios temáticos acartonados? En esta reserva natural, desconocida para el público, solo encontrará naturaleza en su esplendor.

Ubicada 40 minutos al sur de los parques (fuera de los terrenos de Disney) este distrito de 28.000 km2 alberga más de mil especies de plantas y animales. No hay colas ni decorados. La entrada es gratis. Son los Everglades, el ecosistema que habita en la Florida. Tiene 4 km de senderos para caminar y algunas mesas de picnic. Aquí, científicos recolectan información sobre clima, agua, carbono, y energía. Conviene ir en invierno (noviembre a febrero) para evitar altos calores y mosquitos.

La reserva abre de 9 a 16.30 todos los días, de noviembre a marzo; de marzo a octubre, sólo lunes a viernes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?