Suscriptor digital

Una vieja casa anarquista es la base donde se habrían planeado ambos atentados

Para la Justicia, la bombas del cementerio y de la casa de Bonadio se armaron en un conventillo de la calle Pavón; hoy declaran 11 detenidos
Para la Justicia, la bombas del cementerio y de la casa de Bonadio se armaron en un conventillo de la calle Pavón; hoy declaran 11 detenidos Fuente: Archivo
Gabriel Di Nicola
Paz Rodríguez Niell
(0)
16 de noviembre de 2018  

La vieja casa con orden de demolición de Pavón 2345, base de operaciones de un grupo anarquista, es el centro de la investigación de los dos atentados de anteayer, el del cementerio de la Recoleta y el de la casa del juez federal Claudio Bonadio .

El juez Julián Ercolini, que tiene a su cargo la causa por los ataques, cree que ambos están vinculados porque en esa casa de San Cristóbal vivió Hugo Rodríguez, detenido por el ataque de Recoleta, y en el mismo inmueble varios testigos dijeron haber visto con asiduidad a Marcos Viola, detenido por los custodios de Bonadio segundos después de haber dejado la bomba en la casa del juez. El artefacto, que no llegó a explotar, estaba debajo del auto de Bonadio. Fue detonado por expertos en una "explosión controlada".

Otro dato que liga ambos hechos es que las bombas caseras que se usaron en los dos casos tenían características similares. La confirmación final de esto estará cuando se termine el peritaje que el juez les encomendó a las policías Federal y de la Ciudad, que deberán hacer un trabajo conjunto.

En el allanamiento de la casa de la calle Pavón fueron secuestrados elementos vinculados con la fabricación de explosivos caseros, como pólvora, caños, mechas y moladoras. También, varias cámaras de fotos. "Al parecer, los atacantes no llevaban teléfonos para que no pudieran rastrearlos, sino cámaras de fotos para poder reivindicar con imágenes, después, los atentados", informó un funcionario que trabaja en la investigación.

La casa de San Cristóbal es un inmueble ocupado por una comunidad "anarcopunk" de 32 habitaciones. Se trata de un conocido punto de encuentro del mundo punk y anarquista de la ciudad, en el que suele haber recitales y se proyectan películas de temática anarquista.

En febrero de este año el lugar fue allanado en el marco de la investigación por el homicidio de Juan Ledesma, el baterista de la banda punk Superuva. El presunto asesino, Cristian Ariel Genez, alias Largo, era un visitante frecuente del conventillo.

Sin relación con el G-20

El juzgado no tiene hasta ahora pruebas que permitan suponer que quienes ejecutaron los ataques de anteayer estuvieran preparando atentado alguno relacionado con el G-20. Tampoco, elementos que vinculen a los habitantes de esta casa con grupos terroristas extranjeros. De todos modos, los investigadores advierten que la búsqueda recién empieza.

En el juzgado sí tienen elementos para creer que el ataque a la casa de Bonadio puede estar relacionado con ataques previos; entre ellos, el de una comisaría de Villa Bosch. También, con el caso del artefacto hallado el 5 de enero pasado en las inmediaciones del Departamento Central de la Policía Federal Argentina, en Monserrat. El "caño" casero fue descubierto debajo de un carro de asalto de la Guardia de Infantería. Una calificada fuente de la PFA dijo a LA NACION que sospechan que Viola, el joven detenido por el hecho en lo de Bonadio, también habría participado en este otro ataque.

"Tenemos un video del momento en que dejan el artefacto explosivo en el Departamento Central. La persona que aparece en las imágenes tiene rasgos fisonómicos similares a los de Viola. Los analistas de la PFA tienen la sospecha de que es la misma persona", dijo.

Hoy, Ercolini tiene previsto tomarles declaración indagatoria a todos los detenidos. A Viola, a Hugo Rodríguez y a los seis hombres y tres mujeres arrestados en la casa de la calle Pavón.

De los operativos ordenados por Ercolini, que terminaron con pilas de elementos secuestrados, participaron el jefe de la PFA, comisario general Néstor Roncaglia, y personal de la Superintendencia de Seguridad de Estado y Protección del Sistema Republicano. Las medidas incluyeron, además, otro allanamiento en un "ateneo anarquista" de Constitución, donde se secuestraron "elementos químicos" usados para la fabricación de explosivos. Y ayer fue registrado un club en Villa Crespo.

Además, en Don Torcuato, en Tigre, se allanó la casa de Anahí Esperanza Salcedo, la mujer que quedó gravemente herida cuando manipulaba el explosivo para atentar contra el mausoleo de Ramón Falcón en el cementerio de la Recoleta. En su casa encontraron un plano a mano alzada de la ubicación de la tumba.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?