Suscriptor digital

El poder de la vivencia, tema de un congreso de psicoanálisis

Empezará mañana y participarán más de 200 profesionales
(0)
16 de noviembre de 2018  

Una compilación de tres tomos sobre el creador del psicoanálisis multifamiliar, Jorge García Badaracco, dejará inaugurada hoy una nueva edición de un congreso internacional sobre las experiencias y logros que se están obteniendo con ese enfoque en el tratamiento de los pacientes con trastornos mentales graves, como la esquizofrenia y otras psicosis, con sus diagnósticos asociados.

"Es mucho más rico que la terapia familiar común. Con la presencia de las familias, se comparten experiencias a través de las experiencias", explica María Elisa Mitre, que, a las 19, en el Centro Ditem (Thames 1946) presentará el libro tras un año de selección de los trabajos de su mentor. "Abrevia los tiempos del psicoanálisis y reduce las reinternaciones. Además, se neutralizan los niveles de violencia", enumera Mitre, que en los años 90 participó en la organización de los grupos de psicoanálisis multifamiliar de los hospitales Borda y Moyano, además de la Asociación Psicoanalítica Argentina.

Mañana, más de 200 especialistas de la Argentina, España, Uruguay, Italia, además de estudiantes en formación, participarán hasta el lunes próximo del VIII Congreso Internacional de Psicoanálisis Multifamiliar, que coorganizan los principales centros especializados del Río de la Plata. Además del Centro Ditem, sede de la reunión, son Babel-Psi, el Centro de Investigación en Psicoterapias y Rehabilitación Social (Ciprés Montevideo), el Grupo Multifamiliar Moyano, la Fundación María Elisa Mitre, el Centro Psicoanalítico de Estudio y Asistencia, la Escuela para Padres Multifamiliar y Multifamiliar Salud Mental Olavarría-Hinojo.

Con "El poder de la vivencia" como tema central, en esta nueva edición del congreso habrá un espacio para repasar la importancia de las experiencias en la prevención de la salud, la protección de la infancia y las migraciones.

"Lo que se despierta en los grupos con el clima que se genera [durante la terapia] son vivencias dolorosas de un pasado que, a lo mejor, no tiene palabras. Entonces, a medida que los pacientes van mejorando, esas vivencias se van transformando en experiencias más positivas -continúa la especialista-. Al compartir esas vivencias traumáticas con otros, las transforman en más saludables a partir de las nuevas [vivencias] que se van dando en la clínica".

En el Centro Ditem, el equipo también trabaja con los padres. "Los hijos pueden conocer de verdad a sus padres cuando estos hablan de sus experiencias traumáticas", explica Mitre.

Para el psicoanálisis multifamiliar, la curación es posible si se dan las condiciones adecuadas. "Todo ser humano tiene la posibilidad de curarse -insiste Mitre-. No creemos en los diagnósticos porque en la medida en que la persona se va tratando, ese diagnóstico va a ir cambiando".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?