Suscriptor digital

Cuatro detenidos murieron en una comisaría tras el incendio originado en una revuelta

Las víctimas estaban alojadas en calabozos que habían sido inhabilitados este año por una medida judicial; el fuego provocó heridas graves a ocho detenidos
Las víctimas estaban alojadas en calabozos que habían sido inhabilitados este año por una medida judicial; el fuego provocó heridas graves a ocho detenidos
Rosario Marina
(0)
16 de noviembre de 2018  

LA PLATA.- Tras un intento de fuga y luego de una pelea que generó un incendio en la comisaría 3a de Esteban Echeverría, murieron cuatro presos y ocho quedaron gravemente heridos. Uno de ellos, que tiene casi el 70% del cuerpo quemado, corre riesgo de vida.

El hecho ocasionó una polémica, dado que luego de ocurrido el siniestro se conoció que un juzgado de Lomas de Zamora había inhabilitado los calabozos de esa seccional para albergar a detenidos. El juez Maffucci Moore, titular del Juzgado Nº 2 de Lomas de Zamora, había determinado, ocho meses atrás, la "prohibición de alojamiento de detenidos en las seccionales con clausura, para lo cual no se deberá remitir tampoco detenidos a esas seccionales".

Este escrito, que hacía referencia a cinco comisarías de Esteban Echeverría, lo envió al jefe distrital a la jefatura de Almirante Brown, a la Superintendencia Zona Sur, al Centro de Operaciones Policiales, a la Dirección provincial de Arquitectura del Ministerio de Seguridad, a la Subsecretaría de Operación y Logística Operativa del mismo ministerio, al ministro de seguridad Cristian Ritondo, a la gobernadora María Eugenia Vidal y al intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray.

En el Ministerio de Seguridad sabían que el calabozo de la comisaría 3a de Esteban Echeverría estaba inhabilitado, pero que seguía funcionando. Sin embargo, intentaron deslindar responsabilidades al insistir en que los propios jueces y fiscales del departamento judicial de Lomas de Zamora, a pesar de los reiterados requerimientos de las autoridades policiales y ministeriales, fueron quienes remitieron los presos a las comisarías que habían sido clausuradas por ellos mismos.

Polémica por los presos

Ante las advertencias, indicaron, no obtuvieron respuestas. Además, en la cartera que dirige Ritondo se indicó que tampoco podían mandarlos al Servicio Penitenciario Bonaerense porque allí no hay cupo. Por su parte, el ministerio de Justicia provincial, del que depende el Servicio Penitenciario, dijo que no rechazan recibir presos en comisarías, sino que los acogen en función de los cupos que se liberan.

Según datos del mismo ministerio, entre diciembre de 2015 y noviembre de 2018 hubo un aumento de 8799 presos en las cárceles bonaerenses. Desde la cartera de Justicia indicaron que el año próximo habrán completado el plan de sumar 3000 plazas en los distintos complejos penitenciarios, lo que equivale a dos cárceles como la de General Alvear. Hasta ahora llevan sumadas 592.

El 3 de marzo de este año, el Juzgado de GarantíasNº 2 de Lomas de Zamora notificó al Ministerio de Seguridad bonaerense, a la Corte provincial y a la gobernadora María Eugenia Vidal que se debía clausurar el calabozo de la comisaría 3a de Esteban Echeverría, en el conurbano bonaerense, desalojarlo de manera urgente y no llevar más detenidos allí. En 2012, el propio ministerio había dictado la resolución Nº 268 que clausuraba esos calabozos. Luego de conocer los hechos de ayer, desde la cartera de seguridad reconocieron que existe una sobrepoblación del 290% en las comisarías.

Hasta el incendio había 3910 personas alojadas en calabozos de las 137 comisarías habilitadas. De esa cantidad de detenidos, sobran 2899 si se tiene en cuenta el cupo habilitado. Es decir: hay una superpoblación del 286,75%. De las 26 personas que había alojadas en la comisaría 3a de Esteban Echeverría, 21 estaban esperaban un traslado.

Diez de los detenidos fueron trasladados al Hospital Municipal Santamarina, en Monte Grande, donde fallecieron dos. De los ocho que están internados, seis tienen asistencia respiratoria mecánica. Carlos Cabrera, de 35 años, fue trasladado, con el 25% del cuerpo quemado, al Hospital Interzonal de Ezeiza. Walter Barrios, de 40, tiene el mismo porcentaje de su cuerpo quemado y fue trasladado al Hospital Gandulfo, en Lomas de Zamora. Hay tres detenidos de 30 años que aún no fueron identificados. Uno de ellos tiene asistencia respiratoria mecánica y el 30% del cuerpo quemado. Fue trasladado al Hospital Narciso López, en Lanús. Otro en las mismas condiciones fue llevado al Hospital Interzonal de Agudos Evita, del mismo municipio. El tercero, que no fue trasladado, tiene casi el 70% del cuerpo quemado. Los médicos advirtieron que se encuentra en un estado muy crítico.

Otros tres tampoco fueron trasladados, por lo que están siendo tratados en el Hospital Santamarina. Miguel Sánchez tiene 34 años, asistencia respiratoria mecánica y el 60% del cuerpo quemado. Rodrigo Osuna, de 23, tiene el 10% del cuerpo quemado. Y Blas Vera, el más joven, tiene 18 años y el 10% del cuerpo quemado.

Según el informe presentado este año por la Comisión Provincial por la Memoria, hay 252 comisarías inhabilitadas, de las cuales 109 siguen siendo utilizadas para alojar detenidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?