Suscriptor digital
srcset

¿Desde arriba o desde abajo? claves para iluminar espacios exteriores

Eugenia Anaya
(0)
16 de noviembre de 2018  • 18:06

En la iluminación de exteriores, el punto de partida es la observación en conjunto de todo el espacio, para tomar decisiones sobre lo que se desea resaltar. Requiere de un análisis exhaustivo de las necesidades y la "intención", para maximizar su uso nocturno y crear climas con los distintos efectos que pueden lograrse con la intensidad, la direccionalidad y el tipo de luz elegidos. Hoy el mercado ofrece múltiples posibilidades, como lámparas de led de bajo consumo energético y artefactos de iluminación que funcionan con energía solar, amigables con el medio ambiente.

Ritmo lineal

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Las tiras verticales son el eje de proyecto en este espacio común de un edificio de Núñez, y van tomando distintas formas, materializándose con columnas rectangulares de hormigón despegadas de los muros. Trachelospermum jasminoides y buñas verticales sobre las altísimas medianeras. Canteros continuos de mampostería con Dietes grandiflora, grandes maceteros con árboles y líneas de bancos de hormigón en voladizo estructuran y organizan el espacio para generar distintos usos. Las columnas verticales "despegadas" de las paredes enmarcan la zona de la pileta y solárium. Fueron iluminadas con tiras de led para exterior para generar un espacio luminoso; están colocadas por detrás de las columnas y su luz rebota en la pared medianera. Se eligió hacerlo de manera intercalada, para no encandilar. Para los bancos en voladizo también se usó la misma iluminación, por debajo, y la luz rebota en el suelo. Por ser una superficie más porosa, absorbe más la luz que las paredes. Eugenia Anaya, Proyecto Paisajismo + Proyecto iluminación.

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Un brillo tenue

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

La luz en un jardín puede ser tenue, para dejar ver la figura de un árbol y sus ramas o copa, iluminándolo con jabalinas desde la base; o rasar columnas con enredaderas con artefactos embutidos a ambos lados en el piso; o subrayar la profundidad de un jardín o alguna planta en flor, buscando el movimiento de las sombras proyectadas por las plantas. La premisa es que la luz no encandile. Un tema muy importante a la hora de hacer el proyecto de iluminación son los volts y los transformadores. Siempre que se pueda, se recomienda la iluminación de 12 volts: es más seguro tanto para niños como para mascotas. Para la instalación hace falta uno o más transformadores, que tienen diferentes potencias. Las potencias necesarias dependerán del consumo de los artefactos que alimentarán y de a qué distancia serán colocados. Es aconsejable sectorizar zonas a iluminar, ya que esto permite administrarlas independientemente.

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

Ilusión de cuadrícula

En un espacio de uso común en planta baja, compartido por dos edificios en Colegiales, los artefactos cuadrados de metal colonizaron el proyecto, ubicados como guías para indicar la circulación peatonal que conecta la salida de las cocheras. Los apliques fueron diseñados para generar una iluminación tenue, con luminarias de leds cálidos por detrás, que difunden la luz hacia sus lados. Se ubicaron sobre el cantero de hormigón debajo de los arcos de hierro doble T (eje de la circulación) y luego suben a la pared medianera lateral, entre las enredaderas que la cubren. Las diferentes superficies de expansión de la luz reflejada generan distintos efectos. Para la zona de la pileta, se diseñó un rectángulo hundido en el muro de mampostería para ubicar los artefactos dentro y limitar la luz reflejada. Eugenia Anaya, Proyecto paisajismo + Proyecto de iluminación

Curva de luz

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

El proyecto de iluminación se concibió a la par del proyecto de paisajismo. Se trabajó el contraluz como propuesta general. El manejo del círculo de chapa terminación óxido como elemento repetido en la medianera logró conectar (al igual que la pileta y el bloque rectangular de ligustro texano) los dos terrenos que conforman este jardín urbano en pleno Palermo. La figura de chapa de 50 cm de diámetro fue diseñada especialmente y por detrás se usaron artefactos económicos y bien chatos con lámparas led que proyectan una luz que rebota en la pared. La textura de la superficie es clave para lograr distintos efectos. En este caso, la filigrana que genera la ampelopsis pelada absorbe más luz que en el otro sector, donde aún no creció. Dos efectos diferentes con la misma calidad lumínica.

Bajo el sol

Fuente: Jardín - Crédito: Inés Clusellas

La iluminación solar para exteriores ofrece una serie de artefactos disponibles, todos con lámparas led como fuente lumínica. Reflectores, faroles, apliques para pared o columnas, artefactos para piso, para amurar o apoyar. De nulo consumo de corriente, no necesitan cables y son económicos. Se encienden cuando anochece y se apagan automáticamente al amanecer. En general, tienen una autonomía de entre 6 y 10 horas, y dan luz cálida o fría. Solo necesitan una buena exposición a la luz solar. La orientación de los artefactos respecto de la rotación y el ángulo del sol es clave para que funcionen a su máxima potencia durante todo el año.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?