Suscriptor digital

El árbitro del Alemania-Holanda se enteró de la muerte de su madre en el entretiempo y siguió dirigiendo

Crédito: Captura TV
(0)
20 de noviembre de 2018  • 16:04

GELSENKIRCHEN, Alemania (dpa).- El árbitro rumano Ovidiu Haten se enteró de la muerte de su madre en el descanso del partido entre Alemania y Holanda (la Naranja empató 2-2 sobre la hora), pero completó el partido a pesar de la terrible noticia y terminó siendo consolado por los futbolistas.

La Federación de Fútbol de Rumania confirmó hoy a la agencia DPA la muerte de la madre del árbitro. La Federación Alemana, que era local en el duelo disputado en Gelsenkirchen, ayudó a Hategan, de 38 años, a volver a su casa lo antes posible. Algunos futbolistas se dieron cuenta de que algo le sucedía al árbitro, que rompió a llorar tras el pitido final, y el defensor holandés Virgil van Dijk le consoló.

"Estaba llorando porque su madre acaba de morir", dijo Van Dijk. "Le di mi apoyo y le dije que había arbitrado bien. No fue gran cosa, pero espero que le haya ayudado". El partido, de la última jornada de la Liga de Naciones, finalizó 2-2 y Holanda se clasificó a la "Final four" del torneo recientemente creado por la UEFA.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?