Suscriptor digital

Planean otro puente con Uruguay

Costaría $ 90 millones, una décima parte del monto del proyecto para Buenos Aires-Colonia
(0)
6 de junio de 2000  

PARANA.- Empresarios privados ratificaron esta semana su intención de construir el cuarto puente entre la Argentina y Uruguay, esta vez entre las islas del Ibicuy, de este lado, y cercanías de Nueva Palmira, en la orilla oriental. Costará $ 90 millones, es decir, el 10% del proyectado entre Colonia y Punta Lara, y no requiere inversión de los estados rioplatenses.

La cabecera argentina del puente proyectado estará en la desembocadura del río Gutiérrez, en el río Uruguay, y la uruguaya en el lugar donde desembarcaron los 33 Orientales hace 175 años para iniciar la liberación de la República. Hay sólo 2 kilómetros de distancia allí, en el tramo donde el río de los pájaros se estrecha notablemente para desembocar en el Río de la Plata. Esa angostura será aprovechada para trazar la nueva obra, que se sumará a las que ya vinculan Concordia y Salto; Colón y Paysandú, y Gualeguaychú y Fray Bentos. El puente será tendido exactamente desde el punto sur de una isla situada en la desembocadura del Gutiérrez, en el Uruguay, llamado Punta Izquierda, hasta Punta Chaparro, sitio histórico (sino sagrado) para el pueblo oriental. Como se ve, resulta imposible señalar un enlace vial en esta zona sin recordar no sólo aquel desembarco de los 33 sino una cantidad de sucesos históricos que marcaron fuerte a los rioplatenses y, muy especialmente, al pueblo de José Artigas.

Montevideo, más cerca

En el territorio entrerriano se trata de un paraje poco menos que inaccesible, habitado por un puñado de familias de pescadores y encargados de quintas casi abandonadas, donde reinan los pajonales, los ceibales y los bancos de arena. Los lugareños de esta orilla afirman que no se pesca mal, y los de la otra banda no ven más que islas para el oeste, más el resplandor nocturno de los puentes de Entre Ríos con Zárate.

La construcción de un puente internacional casi en el límite de Entre Ríos con Buenos Aires provocaría un cambio radical en esas islas en sólo dos años, y achicaría la distancia entre la capital argentina y Montevideo en más de 150 kilómetros.

El presidente de la consultora argentina Special Organizative Services SA, Luis Flory, visitó la semana última Paraná para entusiasmar al gobierno provincial con esta iniciativa que su firma llama Enlace Vial Brazo Largo- Nueva Palmira.

El nombre se explica porque el puente principal, de 2 kilómetros de largo y 40 metros de alto sobre el Uruguay, no es sino una parte del enlace de 41 kilómetros entre las islas. Si bien irá surcándolas, la ruta sólo requerirá la construcción de 3 puentes secundarios, de modo que el impacto ambiental será moderado, por tratarse de una arteria sobre terraplenes paralelos a la corriente del Paraná y sus brazos, y de altura relativamente baja, similar a la de la ruta nacional 12.

Así, por lo menos, lo defendió Flory, que apuntó a Entre Ríos con toda la artillería en procura de definiciones. Aunque no nombró a las empresas nacionales o internacionales interesadas en financiar, ejecutar y explotar la obra, aseguró que la construcción demandaría sólo 24 meses, que no piden subsidio del Estado y que prevén el retorno de la inversión por el sistema de peaje.

Todo sonó como música a los oídos de los dirigentes entrerrianos, que se oponen por unanimidad a un puente entre Punta Lara y Colonia, porque, a los argumentos de otras regiones respecto del costo de esa obra valuada en $ 900 millones, más sus presuntos efectos negativos sobre el medio ambiente y la navegación, le anudan aquí la certeza de que marginará a la Mesopotamia.

A primera vista, los más interesados en la obra son los habitantes de Nueva Palmira, una pintoresca ciudad uruguaya de 10.000 habitantes famosa por su puerto de aguas profundas. Alcides Mario Callero, un humilde lugareño amante de su terruño, opinó que "el pueblo se ha mostrado muy interesado, y lo mismo los políticos de todos los partidos".

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?