Suscriptor digital

Macri busca una tregua con la UCR tras los cortocircuitos por el Consejo de la Magistratura

El Presidente asistirá mañana a un encuentro en el que habrá intendentes radicales; además, Frigerio y Alfredo Cornejo se reunirán el martes para bajar las tensiones
El Presidente asistirá mañana a un encuentro en el que habrá intendentes radicales; además, Frigerio y Alfredo Cornejo se reunirán el martes para bajar las tensiones Fuente: Archivo
Jaime Rosemberg
(0)
21 de noviembre de 2018  • 11:53

Alfredo Cornejo, Gerardo Morales, Ricardo Colombi, Luis Naidenoff. Los teléfonos de esos dirigentes radicales -y de otros tantos- sonaron ayer con insistencia. Del otro lado de la línea, estaba el ministro del Interior, Rogelio Frigerio , señalado por los distintos dirigentes de la UCR por la pérdida de una banca en el Consejo de la Magistratura , que quedó finalmente en manos del massismo y que era pretendida por el radical cordobés Mario Negri.

Tanto trajín telefónico derivó en gestos concretos de distensión. Cornejo, que preside el Comité Nacional de la UCR además de ser el gobernador de Mendoza, cenará el martes próximo con Frigerio en Buenos Aires. El un cónclave fue confirmado cerca de ambos dirigentes. Servirá para acercar a las partes luego de varios días de tensión y acusaciones mutuas.También quedaron confirmadas las presencias de intendentes radicales en el encuentro nacional pautado para mañana con los jefes comunales de Cambiemos del país, del que participará el presidente Mauricio Macri .

Cornejo y Frigerio hablaron largo y tendido sobre el episodio que derivó en la pérdida de una banca, que también fue parte de la reunión de gabinete que Macri encabezó ayer en Casa Rosada.

Según fuentes de ambos lados, el ministro del Interior rechazó las acusaciones de "impericia" que los radicales le endilgaron en una carta divulgada el lunes por la noche. Afirmó que "no tenía instrucciones" para meter la banca que quería Negri en la negociación con los gobernadores para aprobar la ley de presupuesto.

"Eso nos deja más intranquilos, quiere decir que no se movieron ni les preocupó", comentó un vocero radical, que refleja un enojo aún vigente. Del malestar dejan a salvo al Presidente y apuntan las críticas a Frigerio y Marcos Peña . Desde el Gobierno, en cambio, siguen sosteniendo que el propio radicalismo (y Negri en especial) tuvieron mucho que ver en la pérdida de la banca. Afirman que "no movieron un dedo" para ganar voluntades que apoyen el Presupuesto, y que la jugada conjunta con Elisa Carrió para que el juez santiagueño Marcelo Argibay provocó el enojo del gobernador Gerardo Zamora, quien apoyó finalmente que la banca pasara a manos de la massista Graciela Camaño.

De todos modos, los gobernadores radicales sostienen que el diálogo con el Gobierno "continúa sin problemas", lo que deja a Negri (que pugnaba por otro mandato en el Consejo de la Magistratura) con menos apoyo que hace dos días. "La relación no está tensa con nosotros, trabajamos bien con el Gobierno", dijo a LA NACION un funcionario cercano a uno de los tres gobernadores radicales.

De todos modos, la desconfianza entre ambos sectores continúa. El martes, la cena entre Cornejo y Frigerio-a la que podrían sumarse otros dirigentes-serviría para bajar las aguas del conflicto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?