Suscriptor digital

El hambre hace estragos en Yemen: 85.000 chicos muertos

Una madre sostiene a su bebé mientras la enfermera intenta darle comida en el hospital de Taez, en Yemen
Una madre sostiene a su bebé mientras la enfermera intenta darle comida en el hospital de Taez, en Yemen Fuente: AFP - Crédito: Marzooq Al-Jabiry
La dramática cifra, publicada por Save The Children, es el acumulado desde 2015; por el conflicto, hay 14 millones de personas en riesgo de sufrir desnutrición
(0)
22 de noviembre de 2018  

SANÁ, Yemen.- Unos 85.000 chicos menores de cinco años murieron de hambre en solo tres años en Yemen, donde se desarrolla la peor crisis humanitaria del mundo en medio de una guerra entre dos facciones que tiene a la población del país más pobre de Medio Oriente sumida en la desesperación.

Según la organización humanitaria Save The Children, sobre la base de datos de la ONU, cerca de 85.000 chicos murieron a causa de malnutrición aguda en el país, ubicado al sur de Arabia Saudita, entre 2015 y 2018, y la situación no da muestras de ceder en gravedad ni intensidad.

"Por cada chico muerto por bombas y balas, decenas se mueren de hambre y es algo que se puede prevenir completamente", dijo la directora de la ONG en Yemen, Tamer Kirolos, que se mostró "horrorizada" por la catástrofe.

El conflicto enfrenta a las fuerzas armadas del gobierno sunnita y los rebeldes chiitas conocidos como hutíes, y se agravó a partir de marzo de 2015 con la intervención de una coalición de países liderada por Arabia Saudita, en favor del gobierno, que bombardea intensamente las zonas enemigas.

Save the Children suministró alimentos para 140.000 chicos y trató a más de 78.000 menores por desnutrición desde el inicio de la crisis, pero el torrente de víctimas por la falta de alimentos sigue fluyendo.

Los chicos malnutridos "sufren enormemente a medida que las funciones de sus órganos vitales disminuyen y finalmente se detienen", dijo Kirolos. Y explicó que sus sistemas inmunológicos son tan frágiles que "son más propensos a las infecciones, con algunos tan débiles que no pueden llorar".

Las importaciones de bienes alimentarios registraron una drástica reducción debido al conflicto y, según el Programa Mundial de Alimentos, son 14 millones las personas en riesgo de sufrir hambre.

En el centro de la trama se encuentra no solo la pobreza endémica de Yemen, sino el bloqueo armado que impusieron los sauditas y sus aliados sobre las zonas ocupadas por los hutíes, en particular la estratégica ciudad portuaria de Hodeida, donde en estos momentos se libra una indecisa batalla.

Yemen está prácticamente dividido en dos: las fuerzas de la coalición saudita y del gobierno controlan el sur y buena parte del centro. Los rebeldes controlan la capital, el norte y amplias zonas del oeste.

"A pesar de los desafíos, salvamos vidas todos los días", dijo Kirolos. Pero advirtió que debido al bloqueo de Hodeida, por donde entraban tres cuartas partes de la ayuda internacional, los suministros destinados al norte del país, vitales para millones de personas, deben entrar por Adén, en el sur.

"Como resultado, puede llevar hasta tres semanas que la ayuda llegue a las personas en lugar de la semana que tardaría si el puerto de Hodeida estuviera en pleno funcionamiento", dijo Kirolos.

El enviado de la ONU para tratar el conflicto, Martin Griffiths, llegó ayer a Saná para reactivar los esfuerzos de paz en Yemen, donde según los expertos la batalla por Hodeida amenaza con causar una hambruna masiva.

Griffiths tiene en agenda reunirse con dirigentes de la rebelión para abordar las negociaciones de paz que quiere llevar a cabo dentro de "unas semanas" en Suecia. El gobierno ya anunció su participación en las negociaciones, en tanto los hutíes se dijeron dispuestos a un cese de hostilidades si la coalición cesa a su vez los ataques.

El think tank International Crisis Group (ICG) estimó que la comunidad internacional se encuentra ante un grave dilema en Hodeida. "La elección es difícil pero simple: impedir una batalla destructora o asumir una parte de la responsabilidad, por inacción, en una hambruna masiva", advirtió.

Agencias AFP, ANSA, AP y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?