Suscriptor digital

Trump abre una inusual pelea con el presidente de la Corte

John Roberts, presidente de la Corte Suprema
John Roberts, presidente de la Corte Suprema
Tras un fallo adverso, acusó a la Justicia de tener "jueces de Obama"
Rafael Mathus Ruiz
(0)
22 de noviembre de 2018  

WASHINGTON.- Acostumbrado a batallar con el Congreso, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abrió ahora un frente con la otra rama del gobierno: la Justicia, a la que acusó de ser sesgada. En una atípica reacción, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, John Roberts, respondió a una crítica del mandatario a un tribunal del país por un fallo contra su gobierno con una encendida defensa de la independencia de los jueces.

Anteayer, Trump había cargado contra la sentencia de un juez del Noveno Circuito, en San Francisco, Jon Tigar, que ordenó suspender una proclama del jefe de la Casa Blanca que endurecía la política de Estados Unidos para los extranjeros que solicitan asilo político.

Ofuscado, Trump acusó a Tigar de ser "un juez de Obama", en referencia al expresidente Barack Obama, y dijo que el tribunal era "una desgracia" y que "no era justo".

"No tenemos jueces de Obama o jueces de Trump, jueces de Bush o jueces de Clinton", dijo Roberts, en un comunicado enviado a la agencia AP, en el que nombró a expresidentes.

"Lo que tenemos es un grupo extraordinario de jueces dedicados que hacen todo lo posible para ser equitativos con quienes comparecen ante ellos. Ese Poder Judicial independiente es algo por lo que todos deberíamos estar agradecidos", agregó.

Fiel a su estilo, Trump le contestó a Roberts por Twitter.

"Lo siento, presidente de la Corte John Roberts, pero sí tienen 'jueces de Obama', y tienen un punto de vista muy diferente al de las personas a cargo de la seguridad de nuestro país", respondió Trump.

"Sería fantástico si el Noveno Circuito fuera de hecho un 'poder judicial independiente', pero si lo es, por qué hay tantos casos con una opinión opuesta (sobre Fronteras y Seguridad) presentados allí, y por qué un gran número de esos casos son revocados. Por favor, estudie los números, son impactantes", continuó Trump.

"Necesitamos protección y seguridad, ¡estos fallos están haciendo que nuestro país sea inseguro! ¡Muy peligroso e imprudente!", cerró.

Es la primera vez que Trump, que ya antes había criticado fallos de la Justicia, se pelea en público con el presidente del máximo tribunal de Estados Unidos, un cuerpo al que muchos ven como el último bastión de la seguridad jurídica y el imperio de la ley en el país.

El fallo del juez Tigar suspendió la aplicación de una proclama del mandatario que prohibía aceptar solicitudes de asilo político a los extranjeros que hubieran ingresado en el país sin permiso, en vez de presentarse en la frontera.

La orden de Trump estaba dirigida a las caravanas de migrantes de América Central, un blanco al cual el presidente apuntó en plena campaña presidencial.

"Cualquiera que sea el alcance de la autoridad del presidente, no puede reescribir las leyes de inmigración para imponer una condición que el Congreso ha prohibido expresamente", escribió el juez Tigar en su fallo, que bloqueó la orden de Trump.

El presidente prometió llevar la disputa judicial por su política hasta la Corte Suprema, de ser necesario.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?