Suscriptor digital

Abierto de Palermo: a los 46 años, Sebastián Merlos está vigente y lidera un equipo joven

A los 46 años, Sebastián Merlos ya no es el Loco de otros años, pero conserva su dedicación total y se destaca en La Cañada
A los 46 años, Sebastián Merlos ya no es el Loco de otros años, pero conserva su dedicación total y se destaca en La Cañada Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Alejo Miranda
(0)
21 de noviembre de 2018  • 23:59

El polo vive un momento de transición. Cambian las reglas, aparecen nuevos jugadores. A los 46 años, Sebastián Merlos se encuentra vigente. No hace mucho era uno de los jugadores más codiciados del polo grande. Así y todo, se mantuvo al margen. Este año regresó para guiar a La Cañada a la Triple Corona desde la Clasificación y disfruta siendo el líder de un equipo joven, con dos debutantes.

En tan solo su segunda participación como titular en los últimos siete años (la excepción había sido La Aguada-Las Monjitas en 2015), Merlos, que tiene 8 de handicap y vive el polo desde otro lugar. Ya no es el Loco de otros años, dos veces campeón del Argentino Abierto , pero conserva su entrega constante.

"Siempre estar acá es bueno, es divertido, te hace estar mejor montado y te obliga a estar mejor físicamente", dice mientras estira al costado del palenque con el preparador físico y hace alarde de su elongación. "Hay muchos equipos buenos, muchos chicos con muchísimas ganas, como mis tres compañeros. Así que es un honor ser parte de este equipo."

Merlos, en acción frente a La Albertina
Merlos, en acción frente a La Albertina Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

¿A qué se debió su ausencia? "Nada específico. Las invitaciones que tenía para jugar no me hacían sentir cómodo o no era lo que estaba buscando", responde. "Este año salió esta invitación, divertida, son más jóvenes que yo, tienen gran motivación. Sentí que podía sumar, que podía armar algo divertido. Y no me equivoqué. Noté a los chicos con mucho entusiasmo, con muchas ganas. Agustín Obregón y Jared Zeni estaban jugando muy bien en Palm Beach. Con el Gallego (Martínez Ferarrio) nunca había jugado, sí muchas veces en contra. Es un tipo que le pone todo. Sentí que podía sumar."

Merlos es uno de los cuatro jugadores mayores de 40 años que hay en este Abierto, junto con Adolfo Cambiaso, Matías Mac Donough e Ignacio Novillo Astrada. Apellidos ilustres que dieron forma a una generación dorada, que incluye a los Heguy, que sigue dando batalla. El recambio se hace esperar y el surgimiento de los chicos La Ensenada aparece hoy como una excepción.

"Hay una brechita entre mi camada que por ahí era más grande y la más nueva. Debería haber un par de Ensenadas más", pide Merlos. "Hay muchos jugadores buenos sin organización. Es cada vez más difícil montarse. Eso hace que varios jugadores con grandes condiciones queden en el camino."

El año pasado, Sebastián jugó la Copa Cámara de Diputados junto a su hermano Juan Ignacio y su sobrino Juan Cruz (hijo de aquel). Se llegó a rumorear un posible reencuentro entre los tres hermanos Merlos, pero finalmente Agustín se fue a otro equipo. Sebastián descarta un posible reencuentro. "En el Abierto, no creo. Se charló en algún momento para hacer un último escopetazo, pero por ahí Pite ya está más pensando en su hijo y la idea es que este equipo siga".

Merlos, uno de los cuatro jugadores con más de cuatro décadas en este Abierto
Merlos, uno de los cuatro jugadores con más de cuatro décadas en este Abierto Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

Ayer, La Cañada hizo su segunda presentación en Palermo con derrota 16-5 ante Las Monjitas, un equipo que una vez más ratificó sus aspiraciones de luchar por el título. Tras seis derrotas en seis partidos en la temporada, al equipo de Merlos le queda una bala para conseguir la clasificación al Abierto de 2019, a matar o morir ante Cría Yatay.

"Si bien el resultado fue abultado, creo que estuvimos bien en el medio campo. Era de esperarse el resultado, pero ahora ya estamos pensando en Yatay, que es nuestro próximo partido", justificó Merlos. "Vamos agarrando funcionamiento y nos seguimos conociendo. No tenemos mucho respiro. Jugamos la clasificación y los cuatro partidos de Hurlingham en 25 días y ahora los tres primeros partidos del Abierto en una semana. Contra Cría Yatay va a haber que repetir todo y poner todo arriba del asador a ver si podemos robar alguna victoria."

El futuro, por ahora es una incógnita para Sebastián Merlos: "En este momento pienso en terminar esta temporada lo mejor posible. Depende de cómo terminemos charlaremos con el equipo y veremos. Pero todavía estoy en esta temporada así que no voy ni a pensar ni a charlar con mis compañeros hasta no haber terminado el torneo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?