Suscriptor digital

No puede tomar el volante con la mano derecha y aún así volverá a la Fórmula 1 después de ocho años

Robert Kubica estará presente en las pistas nuevamente
Robert Kubica estará presente en las pistas nuevamente Fuente: AFP
Pablo Vignone
(0)
22 de noviembre de 2018  • 14:07

Ocho años atrás, Robert Kubica era uno de los mejores pilotos de Fórmula 1 . Tenía en el bolsillo un contrato con Ferrari, que iba a efectivizarse a partir de 2012. No eran pocos los que advertían en el polaco, desarrollado deportivamente en Italia, a un futuro campeón del mundo. Entonces, la tragedia golpeó. Un accidente en un rally menor, cerca de Venecia, en febrero de 2011, arruinó todos esos planes. Ocho años después, con el brazo derecho atrofiado, lo que le imposibilita tomar el volante con esa mano, regresa a la Fórmula 1.

"El equipo Williams está encantado de anunciar que Robert Kubica completará el equipo para 2019", señaló la escudería antes de que se dispute este fin de semana en Abu Dhabi el último Gran Premio del año. El piloto de 33 años recibirá un contrato de una temporada y competirá junto al británico George Russell, que ocupará el otro volante de Williams. Los 10 millones que aporta a través de un sponsor, una compañía petrolera polaca, acabaron por inclinar la balanza.

Kubica fue piloto del simulador de Williams durante esta temporada, y tomó parte de algunas de las habituales sesiones libres de los viernes en Fórmula 1: las imágenes on-board mostraron que no puede flexionar los dedos de la mano derecha; su técnica es apoyar la palma contra el volante y usar la fricción para colaborar con la acción de la mano izquierda.

Robert Kubica es trasladado tras el accidente de 2011
Robert Kubica es trasladado tras el accidente de 2011 Fuente: AP

Aquel accidente derivó en 18 intervenciones quirúrgicas distintas para salvarle la vida, primero, y el brazo luego. Sin posibilidades inmediatas de retornar a la Fórmula 1, Kubica corrió tres años en el Mundial de rally, dónde la exigencia sobre su brazo derecho era menor y lo ayudaba a recuperarlo.

En 2017 volvió a sentarse en un Fórmula 1: Renault lo probó pero decidió no incorporarlo a su dotación. Williams lo ensayó a fines de año y decidió que era ligeramente más lento que el ruso Sergei Sirotkin. El respaldo económico que traía el piloto ruso, además, duplicaba al de Kubica. En los 20 Grandes Premios de 2018, Sirotkin sumó un solo punto (fue décimo en Monza) y no puede comprometer para el futuro el mismo volumen de patrocinio que en esta temporada.

"Volver a la Fórmula 1 es uno de los grandes logros de mi carrera", dijo Kubica en el comunicado emitido por Williams. "Ha sido un viaje muy emocionante, pero lo que parecía imposible está empezando a ser posible. Estoy emocionado de poder decir que estaré en la Fórmula 1 en 2019".

Según Andrew Benson, que sigue el Mundial de F-1 para la BBC, "Kubica es bien visto dentro del equipo, tiene un excelente feedback técnico, su promoción es vista como un gran paso adelante además de significar un efecto positivo en imagen, y hay esperanza de que con más tiempo a bordo del auto pueda recuperar sus habilidades".

El Mundial 2019 de la Fórmula 1 comenzará el próximo 17 de marzo, con la disputa del GP de Australia

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?