Suscriptor digital

Baratta trató de "pusilánimes" a los empresarios que confesaron coimas

Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
(0)
22 de noviembre de 2018  • 14:43

Roberto Baratta visitó los tribunales de Comodoro Py una vez más, pero esta vez lo hizo para pedir su excarcelación en la causa de los cuadernos de las coimas , que lo tiene como uno de los principales receptores de sobornos. Acompañado por su abogado Juan Pablo Alonso, el número dos de Julio De Vido cuestionó frente a los camaristas Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi las razones por las cuales se encuentra detenido, y embistió en especial contra los empresarios que confesaron coimas.

Sus argumentos se centraron en la situación de algunos empresarios que declararon como arrepentidos en la causa de los cuadernos y que hoy se encuentran en libertad. A ellos los denominó "los empresarios pusilánimes", y dijo que tienen mayor poder que él para entorpecer la investigación. Se refirió a especialmente a Techint -de Paolo Rocca-, a Impsa -de Enrique Pescarmona- y a Emepa -de Gabriel Romero-. Mientras Baratta enumeraba los hechos con los que vinculaba a cada uno de los empresarios que nombraba, Bruglia le sugirió que fuera más sintético y que se refiriera exclusivamente a lo relativo a su pedido de excarcelación.

Baratta y su abogado sostuvieron que "la ley no es igual para todos" y que "los empresarios pusilánimes tienen más posibilidades de entorpecer el proceso por su cercanía con el Gobierno". Luego agregó: "Muchos empresarios todavía no dijeron de dónde salieron los fondos. ¿De qué extorsión se quejaban los empresarios, si se presentaron hasta el último día a todas las licitaciones? ¿Les gustaba ser extorsionados, entonces?".

Baratta se refirió a los cuadernos de las coimas como los "fantasiosos cuadernos de Centeno y asociados" y dijo que su exchofer mintió. Luego dijo que siente nostalgia por la gestión kirchnerista y mencionó políticas del gobierno anterior.

"Estar preso físicamente en Marcos Paz, Ezeiza, o Jujuy, no es la única forma de estar presos. Nostros estamos presos físicamente pero nuestras mentes, nuestros pensamientos, nuestras ideas y convicciones están más libres que nunca", dijo el acusado.

Sobre el final de la presentación de Roberto Baratta en Comodoro Py se cortó la luz. La sala en la que se encontraban los camaristas, Baratta y su abogado defensor quedó a oscuras. "Del tema conozco, lo manejaba yo. Por un tiempo no va a volver, estamos en zona de Edenor", bromeó Baratta, y se rió.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?