Suscriptor digital

Desde México hasta la Patagonia: una joven pareja viaja concientizando sobre la contaminación por plástico

Martina y Ezequiel, los dos jóvenes que recorren América Latina y buscan reducir la contaminación por plástico.
Martina y Ezequiel, los dos jóvenes que recorren América Latina y buscan reducir la contaminación por plástico.
Victoria Mortimer
(0)
22 de noviembre de 2018  • 19:01

Martina de Marcos y su novio, Ezequiel Bonomi, ya llevan recorridos más de 12.000 kilómetros. En abril de este año, a sus 26, Martina decidió comenzar con un viaje de nueve meses que comenzaría en Tijuana, México, hasta Ushuaia, para concientizar sobre el consumo y la contaminación por plásticos. "Desde chica tuve una conexión muy especial con el mar y, al empezar a conocer más sobre esta situación, sentí que debía hacer algo al respecto", cuenta la joven.

Martina creció en Argentina, pero estudió Ciencias Marinas en Australia. Al recibirse, trabajó un año en el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, donde participó de un proyecto en el que daba charlas de concientización sobre la basura marina. Pero ella sentía que podía hacer más y, a principios de 2018, emprendió su propia campaña, Limpiando el Mundo. "Al principio tuve mucho miedo, pero mi corazón siempre me dijo que lo tenía que hacer", confiesa.

Martina y Ezequiel ya han visitado más de 37 ciudades y pueblos costeros, entre los que se encuentran Guadalajara, en México, Guayaquil, en Ecuador y Cartagena, en Colombia.
Martina y Ezequiel ya han visitado más de 37 ciudades y pueblos costeros, entre los que se encuentran Guadalajara, en México, Guayaquil, en Ecuador y Cartagena, en Colombia.

Martina y Ezequiel se conocieron en 2012, mientras él estaba de viaje en Australia. Estuvieron de novios por tres años hasta que Ezequiel volvió a Argentina, y ella se quedó viviendo allá. A pesar de haber estado separados por dos años, unos meses antes de que ella empezara el viaje, retomaron el contacto.

"La llamé por su cumpleaños y en esa charla me contó sobre el proyecto. Yo justo me iba a México de vacaciones y quedamos en encontrarnos", recuerda Ezequiel, de 33 años, quien, finalmente, la acompañó durante los primeros diez días del recorrido en baja California, mientras ella daba las charlas y decidió quedarse con ella. "Ver como emprendió este viaje sola y con la única intención de dar y generar un mundo mejor fue lo que más me incentivó a sumarme", agrega.

"La primera respuesta de mucha gente es ´Wow, no sabía que el problema era tan grande´. No va a cambiar todo de un día para el otro pero que ya la gente tome conciencia es importante", afirma la joven.
"La primera respuesta de mucha gente es ´Wow, no sabía que el problema era tan grande´. No va a cambiar todo de un día para el otro pero que ya la gente tome conciencia es importante", afirma la joven.

Se estima que más de 12 toneladas de plástico entran a los océanos cada año: esto equivale a vaciar un camión lleno de basura plástica por minuto, según la ONU. En Argentina, más de 2000 toneladas llegan al mar a través del Río de la Plata. "La contaminación no se da solo porque la gente tira la basura al río, sino también por los residuos que se tiran en la calle y que se van por las alcantarillas, como paquetes de papas fritas o sorbetes", explica Martina.

Además de dar charlas en distintos puntos de América Latina, como Barranquilla, en Colombia, y Puerto Cortez, en Honduras, organizan limpiezas de playas y hacen talleres en los que enseñan a hacer versiones sustentables de productos como desodorante y pasta de dientes.

"Una recomendación que siempre damos es que cada uno junte durante tres o cuatro días todo el plástico que usó", dice Ezequiel, y agrega que, de esta manera, podremos tomar conciencia de la cantidad que generamos y ver en qué objetos y situaciones evitar usarlo.

Desde México hasta la Patagonia: una joven pareja viaja para concientizar sobre la contaminación por plástico.

01:51
Video

La importancia de educar a las nuevas generaciones

Según la ONU, que este año para el Día Mundial del Medioambiente eligió el lema "Un planeta sin contaminación por plásticos", se calcula que un argentino consume 42 kilos de ese material por año.

Sin embargo, son varios los países de América Latina y el Caribe que están tomando acción contra el plástico desechable y reduciendo su consumo a nivel nacional o municipal (como el caso de la Ciudad de Buenos Aires que, en 2017, prohibió a todos los supermercados usar o vender bolsas desechables).

En enero, en Panamá se sancionó una legislación para restringir el uso de bolsas de plástico que otorgan las empresas con el objetivo de eliminarlas en el corto plazo. Una de las precursoras de esta ley fue Martina, a través de una de sus primeras charlas que dio a un grupo de jóvenes en David, provincia de Chiriquí, Panamá, en mayo de 2017. "Los chicos replicaron la charla en su escuela y luego le hicieron llegar la información a un legislador que presentó este proyecto de ley", cuenta Martina, orgullosa, y subraya la importancia del aporte individual para el cuidado del medioambiente: "Si todos empezamos a levantar, por lo menos, tres cosas por día, ya vamos a estar haciendo una gran diferencia".

Este domingo 25 de noviembre, Martina y Ezequiel estarán dando una charla en la Bioferia, una feria que promueve el consumo responsable y sustentable, en el predio El Dorrego (Zapiola 55, CABA).

Martina destaca la importancia de educar a las nuevas generaciones: "Una mamá me dijo: ´Convertiste a una activista ambiental´, porque su hija empezó a hacerse su propia pasta de dientes y un cepillo de bambú".
Martina destaca la importancia de educar a las nuevas generaciones: "Una mamá me dijo: ´Convertiste a una activista ambiental´, porque su hija empezó a hacerse su propia pasta de dientes y un cepillo de bambú".

Cinco recomendaciones para reducir el uso del plástico

  • Siempre tener una botellita o taza para rellenar.
  • Llevar tu propio tupper. Si al mediodía en el trabajo o a la noche te vas a comprar comida, llevá tu recipiente para no usar los descartables (mejor aún si llevas tus propios cubiertos).
  • Reemplazar las toallitas femeninas o tampones por la copa menstrual.
  • Hacer tus propios productos como desodorante, exfoliante o pasta de dientes. Estos productos vienen en envases de plástico que generalmente no se recicla.
  • Levantar la basura que veas tirada en el piso.

Cómo ayudar

"Hasta el día de hoy, estuvimos haciendo todo con nuestros propios recursos", explica Ezequiel. Para ayudarlos a recaudar fondos, podés donar en su campaña de crowdfunding (financiamiento colectivo).

Limpiando el mundo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?