Suscriptor digital

La Legislatura porteña aprobó la creación de la UniCABA, pese a las protestas de la izquierda

Violenta protesta de manifestantes de izquierda
Violenta protesta de manifestantes de izquierda Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Daiana Zunino
(0)
22 de noviembre de 2018  • 16:30

Un año después de que el gobierno de la ciudad presentó la propuesta para crear la UniCABA, la Legislatura porteña sancionó, con 34 votos a favor y 26 en contra, la ley que impulsa la fundación de esa institución y prevé la reforma del sistema de formación docente. Luego de varias modificaciones del proyecto original, la universidad docente coexistirá con los 29 institutos de formación ya existentes y ofrecerá carreras de grado, pregrado y posgrado.

El legislador de Vamos Juntos y presidente de la Comisión de Educación Maximiliano Ferraro explicó durante la sesión: "Es una universidad que se regula en el marco de la ley de educación superior, están garantizados los principios de autonomía y autarquía, y se organizará por medio de un rector organizador". En rigor, según anticipó la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, será una rectora.

La articulación se realizará mediante ciclos de complementación curricular para que los egresados de los institutos alcancen el grado universitario; también habrá convenios de colaboración mutua y se fomentarán espacios universitarios de investigación.

Incidentes y tensión en la Legislatura por el proyecto de UniCABA

06:01
Video

En ese sentido, el subsecretario de Planeamiento e Innovación Educativa, Diego Meiriño, indicó a la nacion que "los institutos tienen cada uno su tradición e idiosincrasia; tienen enfoques distintos sobre la formación docente, mientras que la universidad va a tener un enfoque orientado a lo que necesita el docente de la ciudad, es decir, un trabajo menos disciplinar y con más formación de área y estudios". Y agregó: "Queremos incorporar fuertemente la tecnología y trabajar las habilidades socioemocionales". La UniCABA empezaría a funcionar en 2020.

Ferraro resaltó también que "los institutos y la UniCABA pueden coexistir en el tiempo porque es un sistema mixto, la idea no es cerrar ningún centro de formación, sino que entren en un proceso de autoevaluación y evaluación. Esto va a arrojar un resultado y sobre la base de esto se planteará un plan de mejora, el cual se realizará entre el Ministerio de Educación y la institución".

La propuesta oficial original, que planteaba el cierre de los institutos, recibió duras críticas de parte de rectores y estudiantes de los centros educativos, así como de la oposición política. Pese a la reformulación de la iniciativa, al comienzo del debate hubo disturbios en las inmediaciones de la Legislatura protagonizados por manifestantes de sectores principalmente de izquierda que denuncian que la ley aprobada esconde el objetivo final de desmantelar los institutos. Se enfrentaron con la Policía de la Ciudad, sin que se produjeran heridos ni detenidos.

Los puntos polémicos del proyecto de la UniCABA

00:00
Video

Según información oficial, el Ministerio de Educación llevará a cabo un programa de evaluación institucional en el sistema de formación docente y sobre los centros, mediante el que buscará fortalecer a estos últimos. Este control se realizará mediante una autoevaluación institucional tendiente a favorecer la mejora sistemática de la calidad educativa y una evaluación externa que ayude a completar el conocimiento sobre ese centro de formación y las mejoras que se podrían realizar.

Sin embargo, la diputada kirchnerista y vicepresidenta de la Comisión de Educación Lorena Pokoik advirtió que "el Poder Ejecutivo crea un consejo evaluador que va a determinar qué instituto califica o no dentro de los estándares. Esto involucra a entidades privadas externas, que serán las encargadas de evaluar el sistema formador, pero la Ciudad ya tiene creados organismos para este fin". Y sentenció: "Ponen al conocimiento como una necesidad a pedido del mercado, no en función del desarrollo local".

Sobre esa misma línea, la vicepresidenta del Consejo de Educación Superior de Gestión Estatal (Cesge), Débora Kozak, denunció sobre la medida: "Implica la 'muerte lenta' de nuestros profesorados porque ataca centralmente dos temas: profundiza el desfinanciamiento que venimos sufriendo en nuestras instituciones y provoca la pérdida total de la autonomía y los sistemas democráticos de gobierno que tienen hoy".

La ley de creación de la UniCABA fue aprobada con votos de los legisladores oficialistas, mientras que las bancadas opositoras tuvieron asistencia perfecta como pocas veces y rechazaron unánimemente la medida. El socialista Roy Cortina fundamentó su negativa en que "la normativa pasa por alto la calidad y la experiencia del modelo de formación docente vigente en la ciudad de Buenos Aires" e insistió en que "no se busca poner en debate cómo mejorarlo, sino avanzar en su desarticulación a partir del desfinanciamiento gradual y sostenido de los profesorados".

En sintonía, el legislador de GEN Sergio Abrevaya destacó que "muchos de los centros de formación docente tienen más de 100 años, y si hay algo que corregir, hay que hacerlo sobre la base de estos institutos, que son muy buenos, tienen una identidad y una cultura organizacional probada y prestigiosa". Y el radical Juan Francisco Nosiglia (Evolución) aseveró: "La ciudad necesita un debate integral sobre la educación que queremos para el futuro. El marco de ese debate debe ser el de la ley de educación, postergada desde hace 20 años".

Finalmente, el peronista Santiago Roberto sentenció: "Desde el oficialismo dijeron que la universidad era necesaria porque faltaban docentes, cuando en realidad lo que hace falta son incentivos, mejoras salariales y condiciones de trabajo dignas".

Fuera del recinto, los docentes congregados coincidieron con la mirada de la oposición. Carolina Tamame, profesora de Educación Tecnológica del Instituto de Educación Superior, opinó: "La coexistencia pone en riesgo a los profesorados con menor cantidad de alumnos. En el mío, ingresan entre 15 y 20 por cuatrimestre, una matrícula baja. La lucha que se viene es para que se mantengan los presupuestos; si se crea la UniCABA, que no disminuya el presupuesto para los profesorados".

Ana Saravia, docente egresada del Normal Nº 8, sumó: "Estamos apoyando el lugar donde estudiamos porque se busca una centralización de la educación y eso pone en peligro el trabajo de quienes fueron nuestras formadoras. Además, los alumnos necesitan tener opciones descentralizadas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?