Suscriptor digital

Lollapalooza 2019: la música de los artistas que pueden sorprender en el festival

Kendrick Lamar, uno de los platos fuertes de la edición 2019 de Lollapalooza
Kendrick Lamar, uno de los platos fuertes de la edición 2019 de Lollapalooza Fuente: Archivo
Gabriel Plaza
(0)
23 de noviembre de 2018  • 15:53

La nueva edición del Lollapalooza trae varias sorpresas y se diversifica en estilos y propuestas para distintos públicos: hip hop, jazz, canción y rock indie. Siete artistas trazan un mapa musical de la variedad de géneros y audiencias que busca atrapar al festival este año. La lista de temas recorre ese itinerario musical, tirando pistas sobre figuras que están en el radar y otros que empiezan a surgir con fuerza.

Kendrik Lamar. Su llegada será histórica. En un momento de crecimiento para la escena del hip hop local llega el sensei del género, el ganador del Pulitzer, el hombre que dio vuelta el rap, el poeta y el artista más potente del siglo 21. "Con 31 años de edad, el rapero nacido en Compton, California, se ha establecido como la voz de su generación a fuerza de rimas a la velocidad de la luz y, sobre todo, de discos que se erigen como retratos de época", dijo el crítico Sebastián Chavez.Para calmar la ansiedad de verlo en acción vale repasar uno de los grandes temas de su obra maestra To Pimp A Butterfly (2015) y rogar que lo toque en vivo para que todos salten y gatillen con las manos al mismo tiempo.

Kamasi Washington. Desde la aparición de su álbum triple Epic, nadie había conmocionado tanto al jazz en el siglo XXI como Kamasi Washington. El músico afroamericano se transformó en una celebridad del género-su sociedad con Kendrik Lamar, su estética que reivindica el black power de los setenta y un carácter musical que lo vincula con artistas revolucionarios como Thelonious Monk- logró expandir los alcances de su música por fuera del circuito musical. Con su combinación neoclasicista y exuberante, donde se funde el jazz, el rock, el hip hop y la electrónica, el saxofonista, arreglador y compositor llevó su música a grandes festivales como el Coachella y el Primavera Sound.

Rosalía. La salida de El mal querer, el segundo disco de la cantante Rosalía, causó todo un fenómeno mundial. Sus apariciones en vivo en los premios MTV Europe y posteriormente en la última entrega de los Grammy Latinos, donde se llevó dos estatuillas dejó sin aliento al público. Es que la catalana de 25 años, que pisará por primera vez la Argentina y tiene seguidores como Dua Lipa, Pharrell Williams y Pedro Almodóvar, consiguió con su segundo álbum disipar las fronteras entre el flamenco y los ritmos urbanos. En su disco, considerado una obra maestra, ella pasa naturalmente de las bulerías al trap y R&B contemporáneo de la mano del productor electrónico El Guincho. En vivo Rosalía también es un espectáculo. Las coreografías para los shows de su último disco están realizadas por Charme La Donna que trabajó con Kendrick Lamar.

Escalandrum. El grupo liderado por Pipi Piazzolla es una de las grandes bandas del jazz actual. Su inclusión tiene que ver con el sonido implosivo de su música, la solidez instrumental, la capacidad de abrirse a otros géneros en sus composiciones propias y recuperar obras icónicas de Astor Piazzolla. La banda que viene de grabar su último disco Estudio 2 en los emblemáticos estudios Abbey Road de Londres muestran en vivo el poder musical del sexteto conformado por Pipi Piazzolla, Nicolás Guerschberg, Mariano Sívori, Damián Fogiel, Martín Pantyrer y Gustavo Musso. Jazz con influencias de tango, sonido rioplatense, rock, y un groove moderno que suena argentino y a la vez universal.

Caetano Moreno Zeca y Tom Veloso. Ofertorio se llama el espectáculo que reunió hace un año a toda la familia musical. El éxito de la gira fue tan prominente, con recitales en Río de Janeiro y San Pablo, que los conciertos quedaron registrados en un álbum en vivo. En ese repertorio, Caetano y sus hijos desandan la historia musical de este clan familiar. Están las canciones icónicas del padre como "Leãozinho", a las piezas de la nueva generación como "Deusa do amor" de Moreno y "Todo Homem" de Zeca. El concierto tiene el espíritu de una reunión familiar y con elementos simples como guitarras, percusiones y otros instrumentos acústicos, presentan un espectáculo tan sutil como sofisticado, que va de las influencias del sonido pop de los Beach Boys al sonido del samba y la bossa de João Gilberto.

Perota Chingó. En el verano de 2011, Dolores Aguirre y Julia Ortíz cantaron una canción en Cabo Polonio que se transformó en su primer hit viral. "Ríe chinito", el tema en cuestión se convirtió en un fenómeno y el nombre de Perota Chingó se volvió una fábula hippie y nómade que recorrió América Latina y Europa, llenando centros culturales independientes, armando fogones en plazas y agotando entradas en todos los teatros, sólo con el boca a boca. El dúo cancionero (que podía reinterpretar con despojo y dulzura obras de Violeta Parra, Los Piojos, Eduardo Mateo y temas del folclore anónimo popular), inauguraron una nueva época, donde no hacía falta tener un disco para llegar a la masividad. La banda llega al Lollapalooza con un nuevo disco bajo el brazo Aguas, aunque el clásico "Ríe chinito" seguramente será uno de los temas más esperados por sus seguidores.

Perras on the beach. Fueron una de las irrupciones más reveladoras de 2017. Los hits instantáneos de su primer disco -"Puchos", "Ramona", "Mis amigos"- los ubicaron como puntales de una escena mendocina que se expandió a partir de otras bandas como Mi amigo invencible y Ud. Señalemelo. El grupo liderado por Simón Poxyrán y Bruno Berguerie tenían 16 años cuando empezaron con el proyecto, encarnan un espíritu independiente, influenciado por bandas del indie australiano como Tame Impala, el sonido low fi y el rock nacional de los ochenta. En su segundo disco Flow de Cuyo, editado este año, la banda abrió su universo al hip hop y el trap, sin dejar de lado su costado punk y rockero.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?