Suscriptor digital

Nuevos modelos en economía

(0)
23 de noviembre de 2018  

Con sus muchas ventajas, el sistema económico tradicional ha contribuido a aumentar la inequidad al punto de que el 1% de la población mundial concentra dos tercios de toda la riqueza, el medio ambiente continúa gravemente amenazado y los índices de corrupción crecen y se extienden peligrosamente. La construcción de un futuro sustentable e inclusivo demanda urgentes rediseños.

En dirección a tan imperioso cambio de paradigma han surgido las llamadas empresas B ( b enefit c orporations) y el nuevo tipo legal llamado sociedades de beneficio e interés colectivo ( b enefit c orporations).

Desde hace ya más de una década, estas promueven modelos de negocio que además de la rentabilidad persiguen un impacto social y ambiental positivo, proponiendo una alternativa válida, apreciada tanto por los clientes como por los trabajadores.

Chile, el país con más empresas B de América Latina que han certificado su modelo de negocio, ha sido recientemente sede de la primera cumbre mundial de este movimiento, bajo el lema "El mercado en beneficio de las personas".

Con un promedio de edad que no supera los 40 años, se han reunido en la localidad de Frutillar emprendedores, empresarios, académicos, gobernantes y abogados de casi 50 países; jóvenes hombres y mujeres que bregan por nuevas formas de trabajar y de producir, apostando al capital social.

Los resultados de un estudio difundido en el encuentro reflejaron que el 80% de los jóvenes creen que las empresas deben ser las primeras en impulsar tanto el cambio ambiental como el cambio social, y es también muy alto el porcentaje de quienes expresan que están dispuestos incluso a ganar menos en una empresa que tenga algún fin de bien común, además de perseguir la rentabilidad.

Redefinir qué se entiende por éxito en los negocios impone formular nuevas preguntas para integrar una nueva forma de entender la economía: ¿cuál es el sentido de una empresa?, ¿cómo mejorar el entorno desde la producción en lugar de arruinarlo?, ¿cómo generar ganancias que la sociedad considere legítimas?

Afortunadamente, el número de empresas B continúa creciendo, y ronda las 2700 en 60 países.

Los fundadores del movimiento reconocen que, ahora que ya lograron tornar visible el modelo, enfrentan ahora el desafío de convertirlo en relevante.

En una carta abierta a los integrantes del G-20 que en los próximos días se reúnen en Buenos Aires, alentaron a construir un liderazgo que promueva los cambios con una mirada de más largo alcance para que la economía de impacto global favorezca el bien común.

También ponen el acento en la importancia de las sinergias entre gobiernos, empresas y sociedad civil como punto de partida para la construcción de un futuro sustentable, inclusivo y en paz. Nos unimos a esta demanda, convencidos de que espacios privilegiados de interacción y acuerdos como el G-20 son claves a la hora de construir un sistema económico diferente, que sea útil tanto para la comunidad como para el planeta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?