Suscriptor digital

La tensión política y las protestas vuelven a las calles de Haití

Barricadas en Puerto Príncipe
Barricadas en Puerto Príncipe Fuente: AFP - Crédito: Héctor Retamal
El país se encuentra paralizado por marchas anticorrupción
(0)
23 de noviembre de 2018  

PUERTO PRÍNCIPE.- Luego de tres días en que el país más pobre de América estuvo a la deriva, paralizado por una sangrienta huelga general y protestas callejeras contra la corrupción del gobierno, el presidente de Haití, Jovenel Moise, llamó anoche al diálogo nacional pese a que la oposición exige su renuncia.

En su primera aparición pública tras las violentas manifestaciones que comenzaron el domingo, Moise, llegado al poder en febrero de 2017, dijo: "Durante los cinco años de mi presidencia, nadie, digo bien, nadie, bajo ningún pretexto, puede amenazar los intereses del país ni poner a la nación en peligro".

Rodeado de su primer ministro, Jean-Henry Céant; los ministros del Interior y Justicia, y las máximas jerarquías de la policía nacional de Haití, Moise llamó al diálogo y la calma.

"Pido al primer ministro que se reúna con todo el mundo, de todas las tendencias, como yo siempre lo hice. El diálogo debe unir a todas las capas de la sociedad, en el respeto de la Constitución", dijo el jefe del Estado durante un discurso de seis minutos pronunciado en creole, el idioma local.

Se preveía el mensaje para el martes, pero en un aviso televisivo se anunció la postergación.

Según la Policía Nacional de Haití (PNH) tres personas murieron por disparos desde el domingo. Aunque la oposición afirma que ya hubo 11 muertos en todo el país.

Desde el domingo, las escuelas, los comercios y las empresas privadas permanecieron cerrados en las principales ciudades, tras una convocatoria a huelga general lanzada por la oposición.

En la tarde del miércoles comenzó a verse algo de circulación en las calles de la capital, Puerto Príncipe, generalmente congestionada por los embotellamientos. Algunos vendedores informales habían retomado sus labores, pero pocos ciudadanos se arriesgaron a salir.

"Solamente cuando las calles están vacías los políticos comienzan a ver que hay un problema", dijo resignado Alix Bernardin, de 27 años y habitante de un barrio popular de la capital. "Se ha derramado mucha sangre en el país, es necesario que (el presidente) Jovenel se vaya", agregó.

Argumentando que la situación escapa al control de Moise, algunos grupos opositores hicieron propuestas para superar la crisis, que incluye la salida del presidente, aunque sin lograr formar una coalición.

En los últimos meses, las manifestaciones se multiplicaron para reclamar una rendición de cuentas sobre el caso de Petrocaribe, un programa lanzado por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez para que países latinoamericanos y caribeños obtuvieran crudo a un costo ventajoso.

Frente a una pobreza creciente, en agosto se lanzó el movimiento ciudadano Petrocaribe Challenge para exigir que se explique cómo fue utilizado el dinero de ese programa.

Dos investigaciones del Senado haitiano llevadas a cabo en 2016 y 2017 sobre el mal uso de 2000 millones de dólares de ese fondo habían concluido con la acusación de una docena de exministros pertenecientes al partido actualmente en el poder, pero ninguno fue procesado por la Justicia.

Agencias AFP y ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?