Suscriptor digital

Costa bonaerense: detectan subas mayores al 50% en los alquileres

En el sector hay una fuerte expectativa para la temporada
En el sector hay una fuerte expectativa para la temporada Fuente: Archivo
El dato surge de un informe de la Defensoría del Pueblo de la provincia; en algunos destinos, los aumentos son del 70%
Darío Palavecino
(0)
23 de noviembre de 2018  

MAR DEL PLATA.- La enorme expectativa que acarrea la inminente temporada veraniega se sustenta en la buena demanda y, según un relevamiento de la Defensoría del Pueblo bonaerense, también se traduce en un significativo aumento de precios en los alquileres de inmuebles. Del informe hecho por el organismo en distintas localidades turísticas de la provincia surge un promedio de subas superior al 55% con respecto al mismo período anterior.

El reporte sorprende porque detecta ajustes que, sin dar precisiones sobre el destino ni el caso, llegan a superar el 70%. Un extremo de aumento muy llamativo, aun cuando pueda estar relacionado con mejoras en el inmueble que se ofrece o con la incorporación de equipamiento y de nuevos servicios para el veraneante que contrate esa propiedad.

En la costa, la sugerencia según el caso era no aumentar más del 25 a 30% con respecto a enero pasado.

Guido Lorenzino, defensor del Pueblo, confirmó que desde el área de Atención Primaria a Inquilinos se detectaron "aumentos considerables". Ante esto, señaló oportuno y necesario advertir a los turistas estas maniobras que podrían afectar su presupuesto de vacaciones. Entre otras pautas de cuidado, recomendó alquilar mediante inmobiliarias registradas.

El alcance de este estudio incluye los puntos de la provincia más elegidos por los visitantes. En la costa, se enumeran: San Clemente del Tuyú, Santa Teresita, San Bernardo, Mar de Ajó, Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata, Miramar y Necochea. También se mencionan localidades más alejadas del mar como Sierra de los Padres, Sierra de la Ventana y Tandil.

La inflación en alza, primero, y la devaluación, algo más tarde, afectaron la política de precios de los alquileres de la temporada. La mayoría de los colegios profesionales del rubro inmobiliario habían sugerido subas que puedan cubrir en parte los nuevos costos, pero que también conduzcan a establecer valores competitivos para el mercado. Sobre todo, cuando el escenario económico dejó una paridad cambiaria que volvió muy caro cualquier viaje al exterior.

"Aquí le pueden preguntar a cualquiera de los martilleros que trabajan con alquileres de temporada y en ningún caso van a encontrar niveles de suba de precios como los que marca ese informe", dijo a la nacion el presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Mar del Plata y Miramar, Miguel Ángel Donsini.

No pudo relacionarlo con un pico de la demanda en este destino porque, como es tendencia desde hace años, la mayoría de los pedidos y reservas recién se concretan en fechas muy próximas al período vacacional. Los alquileres de último momento son la estrella de estos tiempos.

Aquí se estableció desde mediados de septiembre que -siempre a modo de sugerencia del colegio profesional- los alquileres de casas y departamentos por temporada no deberían tener un ajuste superior al 25% con respecto a la temporada anterior. Insistían entonces que la mejor ocupación se lograba con buenos precios.

Según el informe de la defensoría, del conjunto de datos obtenidos en las 12 localidades citadas surge un promedio de aumentos del 56,29% cuando se mide enero y de 54,36% cuando el foco es febrero.

A la fecha, según los últimos informes de los martilleros marplatenses, se logró un 20% más de contratos que a igual momento del año pasado. Por las características de esta ciudad, con consultas anticipadas pero contratos tardíos, el pico de operaciones se dará a partir de la última quincena de este año. Recién entonces, señalan operadores del sector, podrían darse condiciones como para que la fuerte demanda empuje los valores hacia arriba. "No sería el caso de estos días", confirma Donsini.

También, el sector, en otros destinos de la costa, admitió un crecimiento en la clientela. Cariló, por ejemplo, hace más de un mes que superó el umbral del 80% de reservas confirmadas sobre la oferta de casas. Ese ritmo hace presumir un enero que tendrá completa su capacidad o, al menos, al límite de ese objetivo ideal.

Martilleros de otros distritos reconocen que les resulta difícil convencer a los propietarios cuando ven que el mercado se mueve con marcado interés. "No solo ven que hay movimiento, sino que está más presente una franja de turistas de mejor bolsillo, que antes se iba al exterior", comentó a la nacion un destacado operador inmobiliario de Pinamar y alrededores. Para los que antes veraneaban en dólares, los presupuestos en pesos les siguen resultando convenientes, aun cuando en las vidrieras aparecen algunas cifras que eran poco habituales para estas playas y sierras.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?