Suscriptor digital
srcset

Él tiene solo dos, pero ya les tomó el gustito a los tatuajes

(0)
23 de noviembre de 2018  • 11:54

IACHO

Suele ser fácil identificar a los integrantes de la movida del trap local por la cantidad de tatuajes que llevan. Ni el más frío invierno consigue que sus tatuajes en la cara terminen pasando desapercibidos. Iacho es el beatboxer más reconocido del ambiente del trap local, pero hasta hace unos meses su cuerpo no lucía tatuaje alguno y eso lo hacía sentir especial. Las bases de ritmos que el joven recrea con su voz empezaron en el mítico Quinto Escalón del Parque Rivadavia, donde se realizan la riñas de rimas callejeras; dio un gran paso al colaborar con Duki o con Khea y, hace un tiempo, ya se puso al frente de un proyecto propio, apoyado por el sello Warner, que ya cuenta con el puñado de hits "Me olvidé", "Muévelo Mami" y "Malibú". La carrera musical de Iacho promete mucho aunque recién arranca, al igual que con los tatuajes que, cansado de ser la oveja negra de la escena, ya comenzaron a aflorar en su piel.

¿Cuántos tatuajes tenés?

Por ahora nada más que dos. Uno en el antebrazo derecho, del lado de adentro, que es un gorila. Y en el otro antebrazo tengo escrito beatbox. Ese fue el primero. Siempre quise llevar esa palabra en la piel porque es la actividad que me llevó al lugar en el que estoy hoy en día después de nueve años. Me lo hice hace cuatro meses. No me animaba porque sé que son para siempre, por más que ahora haya mecanismos para sacártelos. Estaba con un amigo tatuador y le pedí que me lo hiciera en ese momento, o no me lo iba a hacer nunca. Fui a acompañar a un amigo y, al final, me terminé haciendo uno yo y él ninguno.

"TENGO ESCRITO «BEATBOX» PORQUE ES LA ACTIVIDAD QUE ME LLEVÓ AL LUGAR ADONDE ESTOY HOY EN DÍA"

¿Cuánto tiempo después te hiciste el otro?

Al mes me hice el gorila. Era un momento en el que no la estaba pasando muy bien y necesitaba tatuarme algo que transmitiera la bronca que tenía. Y creo que ese tatuaje dice todo. Estaba hablando con el mismo tatuador de la otra vez; le dije que me sentía como un gorila y él me insistió en que me lo tatuara. Yo no estaba seguro porque no había visto ninguno que me gustara, pero me mostró uno que tenía para que lo modificáramos y me lo hice de una, sin pensarlo, como el otro. Soy muy impulsivo. Es la cara de un gorila eufórico, con la boca abierta como si estuviera gritando, con los ojos rojos, bien enojado y sacándose toda la bronca de adentro.

Fuente: Brando - Crédito: Ignacio Sánchez

¿Tenés pensado el próximo?

Esta semana me hago la media manga izquierda. Tengo ganas de hacerme un barco con un timón que sea un reloj de arena equilibrado. Va a haber una tormenta. Significa que aunque haya tiempos difíciles, hay que estar equilibrados, estemos subidos donde estemos. También me voy a hacer una rosa porque mi apellido es Rossa. No sé si hacérmela en la mano. Lo voy pensando con el tatuador y me decido ahí en el momento. Me quiero tatuar las piernas también. Me fue gustando. A medida que pasa el tiempo, uno se adapta. Te cansás de ver siempre el mismo y querés uno nuevo.

Te movés en un ambiente en el que todos están tatuados, ¿Cómo lo llevabas sin tatuajes?

Me sentía especial por no haberme tatuado. Era el único. Ahora soy uno de los pocos en el mundo que tiene tatuado "beatbox", así que eso es especial también. En los nueve años que llevo en este ambiente, y me moví y conozco a miles de personas, no vi a nadie que tuviera este tatuaje. Siento que yo soy eso y marca una tendencia. Cuando me tatué, se sorprendió todo mi entorno. Cuando me vieron no lo podían creer. Ya me imagino las reacciones de cuando caiga con la media manga. Mi mamá más que nadie, porque odia que me tatúe. Con el primero la llamé para que no se asustara porque me iba a tatuar y me dijo cómo iba a lastimarme así. Le tuve que explicar cómo me sentía. Ya soy grande y decido solo. Y, más allá de que ella está en contra de los tatuajes, no le disgustaron los que me hice.

Fuente: Brando - Crédito: Ignacio Sánchez

¿Son un tema de charla en tu ambiente?

Es muy común hablar de tatuarse la manga, pero no es tan común hacerlo. Nos sentamos mucho a ver tatuajes y tatuajes y tatuajes en Pinterest y nos imaginamos cómo nos quedarían. Yo siempre tuve ganas de tatuarme toda la espalda con mi mejor amigo. Él quiere que sea una galaxia con un astronauta. Yo quería hacerme los nombres de mi mamá y de mi hermano en la columna y, de los dos nombres, iban a salir alas de ángeles, pero ya se hizo muy común y no quiero tener algo que esté tan repetido.

¿Qué tipo de tatuajes no te harías nunca?

Nunca me haría una serpiente porque traen mala vibra. Mi mamá siempre me puso en la mente que la serpiente es algo malo, hace referencia a algo negativo y nunca me lo haría. Y una araña tampoco, no me gustan.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?