Suscriptor digital

Descubren un "vivero" de marihuana en un departamento de Pilar

La Gendarmería Nacional decomisó 25 plantas de marihuana
La Gendarmería Nacional decomisó 25 plantas de marihuana
Los sospechosos detenidos tenían casi dos kilos de cannabis prensado y la fiscalía estima que instalaron un laboratorio para vender la sustancia en fiestas
Gabriel Di Nicola
(0)
24 de noviembre de 2018  

Todo comenzó de casualidad, en un control vehicular de la Gendarmería Nacional sobre la ruta 25, en Pilar . Los uniformados hicieron detener la marcha de un automóvil BMW 318 Ti donde viajaban un hombre de 36 años y su pareja, una joven de 20. En una rápida requisa los gendarmes descubrieron, además de un par de cigarrillos de marihuana, "semillas de colección" de Cannabis sativa y troqueles de cultivo. Ante la sospecha de que no se trataba de simples consumidores, un fiscal ordenó un allanamiento de urgencia en un condominio de departamentos y descubrió un "vivero" con al menos 25 plantas de marihuana y ladrillos de esa droga prensados presuntamente para su comercialización.

La sospecha de los investigadores judiciales es que las semillas y la marihuana prensada eran vendidas en fiestas privadas.

"La hipótesis fiscal es que los sospechosos conseguían las semillas para sembrarlas y producir la marihuana que después era comercializada", afirmó una fuente con acceso al expediente.

El control vehicular de rutina ocurrió el domingo pasado, a las 20. Después de descubrir los cigarrillos de marihuana y cinco paquetes con semillas de Cannabis sativa, los gendarmes dieron aviso al fiscal Luis Angelini, a cargo de la Unidad Especializada en Investigaciones de Drogas Ilícitas de Pilar.

Angelini, según fuentes judiciales, ordenó un allanamiento de urgencia en un condominio de departamentos en Pilar, donde vive la pareja que circulaba en el BMW.

"En el allanamiento, los gendarmes descubrieron una especie de laboratorio. No solo había plantas de Cannabis sativa, sino también descubrieron ladrillos prensados de marihuana y una balanza de precisión", explicaron las fuentes consultadas.

Durante su indagatoria, el hombre de 36 años, que dijo ser empleado en una empresa gráfica, se negó a declarar. Su pareja, una joven que nació hace 20 años en Asunción, Paraguay, también tomó la misma decisión por consejo del defensor oficial que la asistió.

Según explicaron fuentes del caso, el fiscal Angelini decidió hacer un allanamiento de urgencia en el departamento de la pareja porque, si bien algunos de los "porros" de marihuana estaban semiconsumidos, no descartaba que ambos jóvenes se dedicaran al tráfico de drogas "en alguna de sus variedades típicas".

Según los voceros consultados, al fiscal Angelini le llamó la atención la manera en que la pareja tenía acondicionadas las semillas. Se trataba de paquetes rectangulares con explicaciones como "variedad fotoperiódica feminizada 70% sativa con una floración de 70 días", y la leyenda "semillas de colección", entre otras características.

En el automóvil, los gendarmes también encontraron cartones rectangulares con un pequeño tubo con una semilla de Cannabis sativa que tenían como origen la ciudad de Valencia, en España, y la leyenda "semilla de cannabis medicinal" y "muestra gratuita".

En el pequeño cartón rectangular se podía leer: "Prohibida la venta a menores de 18 años. Semillas de uso exclusivo para el coleccionismo. Queda prohibida su germinación. No son para uso agrícola. Consulte la legislación vigente sobre cannabis en su lugar de residencia".

Cuando los gendarmes le describieron al fiscal las distintas clases y marcas de semillas, el representante del Ministerio Público sospechó que la pareja podía ser proveedora de sustancias estupefacientes.

"Las distintas marcas de las semillas, que, sumado al resto de elementos, motivó la duda de la fiscalía. Sospecha que se vinculó más que nada con lo que efectivamente aconteció: los sospechosos, en principio, eran productores de marihuana y tenían montado el laboratorio en el departamento donde viven", afirmó una fuente de la causa.

Almacenamiento

Uno de los ladrillos de marihuana fue descubierto por los gendarmes en una heladera. Tenía un peso de 400 gramos. También fueron decomisados poco más de $200.000 y US$240 según fuentes judiciales.

En otro ambiente del departamento se secuestraron otros dos ladrillos de marihuana con un peso cada uno de 600 gramos.

Según fuentes de la causa, la urgencia del allanamiento, se debió a que "un retraso del registro del inmueble haría perder la evidencia que pudiera hallarse y con ello la dilucidación del caso".

Después del registro del inmueble, que estuvo a cargo del primer alférez Juan Carlos Gómez, y de las declaraciones indagatorias, el fiscal Angelini solicitó al juez de Garantías Walter Seattone la convalidación del allanamiento y la formal detención de la pareja de sospechosos.

En las próximas horas, el juez Seattone debe decidir si hace lugar a lo solicitado por el fiscal Angelini o bien si ordena la liberación de los dos sospechosos aprehendidos por el personal de la Gendarmería Nacional.

"Es evidente que producían la marihuana en su departamento y después la comercializaban", afirmó una fuente judicial.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?