Suscriptor digital

Guatemala: una larga condena y un asesino

Mariano Donadío
Mariano Donadío LA NACION
(0)
25 de noviembre de 2018  

No hay aquí equivocación ni error de tipeo: Santos López Alonzo, un soldado retirado del ejército de Guatemala , fue condenado a 5160 años de prisión. La condena es de treinta años por crímenes contra la humanidad y treinta años adicionales por cada una de sus 171 víctimas. Es una sentencia simbólica, porque en Guatemala la pena máxima es de cincuenta años. Pero López Alonzo tiene sesenta y seis y es muy poco posible que, alguna vez, salga en libertad.

El dictamen se dio a conocer este miércoles 21 de noviembre. El asesino formaba parte de un escuadrón de elite llamado los kaibiles. En diciembre de 1982 participó de la matanza de hombres, mujeres y niños en el poblado agrícola de Dos Erres; esto fue durante el régimen de Efraín Ríos Montt, uno de los dictadores más sangrientos de su historia.

Son muchas vidas perdidas, por más que tratemos de objetivarlas dibujándolas en un número. López Alonzo tiene 5160 años por delante para pagar su deuda. Una cifra sobrehumana para un delito inhumano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?