Suscriptor digital

La organización social que pide que el pago de planes se haga a cambio de horas trabajadas

Desde la asociación cordobesa aseguran que hay presiones de movimientos sociales sobre quienes reciben planes.
Desde la asociación cordobesa aseguran que hay presiones de movimientos sociales sobre quienes reciben planes. Fuente: Archivo
Gabriela Origlia
(0)
26 de noviembre de 2018  • 11:06

CORDOBA. Una asociación civil de Córdoba , La Botellita, impulsa una propuesta para que los planes sociales que no tengan una contraprestación laboral de parte de quien los recibe empiecen a tenerla. "No puede ser que sean negocios de vivos, que se quedan con una parte del dinero y que exigen participación en marchas o reclamos", dice Daniel Martínez, titular de la institución a LA NACION. La iniciativa apuesta a que el dinero que hoy el Estado entrega directamente a la gente se acumule en forma de horas trabajadas en una tarjeta y, con ellas, se puedan pagar consumos.

El proyecto "Por horas" -que quieren hacer llegar a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley - se enfoca "en fomentar y activar el trabajo 'sacando' los planes sociales porque se debe devolver la dignidad". El sistema se instrumentaría con una tarjeta, código de barra o cuenta individual e irrepetible y quien la tiene podría cargar (a través del teléfono móvil) horas que trabaja y que, después, serían aceptadas por comercio como forma de pago.

El administrador de las tarjetas (cualquiera de los niveles del Estado) le pondrá un "precio" a la hora y cerrará acuerdos con diferentes sectores para que empleen a los beneficiarios (la organización insiste en que Pymes y entidades barriales serían lo mejor). Hará lo mismo con los comercios, a los que después les entregará el dinero por los consumos realizados.

"Los beneficiarios deberán buscar un lugar adherido y ofrecer su trabajo, así podrá recaudar horas sin límite y las consumirá en los comercios adheridos", explica Martínez que insiste en que los recursos ya están y que lo que proponen es usarlos de una manera más eficiente. "La idea nació por las denuncias que recibimos de manera permanente de gente que se queja y que no se anima a ir a la Justicia porque perdería todo".

Por ejemplo, menciona que hay movimientos -que intervienen en la gestión de los planes- que exigen a los beneficiarios ir a una reunión mensual y a cuatro marchas mensuales, que deben pagar un bono mensual o dividir las horas con otros. "Con lo que proponemos el dinero quedaría en los barrios donde viven los beneficiarios, se mejorarían las condiciones de todos".

¿Qué es La Botellita? Se trata de una organización que trabaja desde 2001 en 14 barrios vulnerables de Córdoba donde viven 1800 familias; 85% son mujeres y madres solteras y, en el 75% de los grupos hay jóvenes de entre 15 y 25 años. Una encuesta constata que las mayorías de las familias viven con ingresos "muy por debajo a lo necesario para vivir"; 65% está desocupado; 15% sobrevive con changas y 20% trabajo en blanco. Ocho de cada 10 cobra algún plan social.

Entre quienes hacen changas, 80% realiza venta ambulante y 20% son albañiles, zapateros o trabajan en limpieza. Para La Botellita en esa fracción está la posibilidad de que las horas se computen en la tarjeta.

Para graficar que se puede mejorar el uso de los fondos con destino social, apuntan a la "tarjeta social" (ayuda provincial de $700 para la compra de alimentos para hogares con ingresos menores a $4930 mensuales). Asiste a 69.000 personas sin contraprestación a cambio y, desde La Botellita señalan que se entregó a quienes llenaron la solicitud sin que, necesariamente, se audite lo declarado.

"Algo menos de la mitad recibe más ingresos que los exigidos y tiene algún bien a su nombre y alrededor del 25% tiene algún bien a su nombre; mientras que muchos no pudieron acceder al beneficio al no hacer el trámite por falta de recursos o por no saber leer o escribir".

Según explicó Martínez, una situación similar, de "falta de controles" en la instrumentación se da en "servidores urbanos" un programa que gestiona la Municipalidad de Córdoba y que entrega subsidios a quienes, en los papeles, ofrecen un servicios de mantenimiento.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?