Suscriptor digital

Arde Madrid: cuando Ava Gardner conoció a Perón

Paco León, creador y protagonista de Arde Madrid
Paco León, creador y protagonista de Arde Madrid
Hernán Ferreirós
(0)
26 de noviembre de 2018  • 09:49

Arde Madrid. Creadores: Paco León y Anna R. Costa. Elenco: Inma Cuesta, Paco León, Debi Mazar, Ana Castillo, Osmar Nuñez y Fabiana García Lago. Disponible en: Movistar TV. Nuestra opinión: muy buena.

En 1950, Ava Gardner llegó a la Costa Brava para rodar Pandora y el holandés errante, en la que interpretaba a una de sus consabidas femmes fatales. La película fue irrelevante en su carrera pero despertó su romance con España: por los siguientes 15 años, el país dominado por el franquismo se convertiría, paradójicamente, en su refugio, un lugar que le permitía escapar de relaciones conflictivas, como su violento matrimonio con Frank Sinatra, del acoso de la prensa chimentera o de la carga de ser, tal como se la llamaba habitualmente en Hollywood, "el animal más bello del mundo". Su última residencia en España, en la que continuó su vida decadente de fiestas, borracheras e incontables amantes, fue un lujoso departamento en la calle Arce, ubicado en el mismo edificio donde vivía el general Perón con su flamante esposa María Estela Martínez, luego de escapar de la Argentina tras el golpe de 1955. Este es el momento que retrata esta nueva comedia creada por el actor y director Paco León (María José en la serie de Netflix La casa de las flores) junto a Anna R. Costa.

Trailer de la serie Arde Madrid. Fuente: YouTube

01:10
Video

La serie captura a estos personajes históricos a través de los ojos de su personal de servicio, que son los verdaderos protagonistas, en particular de Ana Mari (Inma Cuesta), una integrante de la Sección Femenina (la organización de mujeres falangistas creada por Pilar Primo de Rivera que proponía a Santa Teresa de Jesús como ideal de conducta) designada para emplearse como mucama de Gardner (Debi Mazar) y así reportar a sus superiores sobre supuestos contactos de la diva con agentes comunistas. La vida disoluta y la sexualidad provocativa de la estrella de Hollywood empiezan a tener efecto sobre la muy reprimida Ana Mari ("la indecencia es reprimir el deseo", le dice) quien pasa del espanto a descubrir su propia sexualidad. Claramente, la serie alude a la liberación de las mujeres españolas del yugo de la iglesia y el franquismo y el rol de madre, mártir, sirvienta y esposa que les habían asignado, un proceso que se inició en los 60, se disparó tras la muerte de Franco pero que acaso aún no haya terminado.

Más allá de esta tensión entre la liberación sexual encarnada en Gardner y la represión falangista, la serie organiza su trama en torno al robo de un collar de la diva que es una excusa débil para ser arrastrada por ocho episodios. La muy lograda construcción de los personajes, el humor efectivo (muchas veces, salido del retrato grotesco de Perón e Isabelita, interpretados por los locales Osmar Núñez y Fabiana García Lago) y la buena ambientación de época (apuntalada por la excelente decisión de rodar en blanco y negro) vienen afortunadamente al rescate. A una semana de su estreno, la serie se reveló como uno de los programas más vistos del año en España y no sería raro, más aun considerando sus personajes, que encontrara un público en nuestro país, a donde llega como parte del desembarco en nuestro país de la plataforma Movistar TV. Ya tiene confirmada una segunda temporada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?