Suscriptor digital

Fernández Díaz: "Este año será recordado como en el que casi volamos en pedazos"

Jorge Fernández Díaz, columnista de LA NACION
Jorge Fernández Díaz, columnista de LA NACION
(0)
26 de noviembre de 2018  • 16:04

No es la izquierda ni la derecha: los dos ejes sobre los que gira el debate histórico en la Argentina son el liberalismo y el nacionalismo, según el periodista Jorge Fernández Díaz. "Desde 1810 hay dos proyectos en el país: uno que cree que se debe vivir con lo nuestro y que tiene una mirada conspirativa sobre el mundo, y otra más cosmopolita y que cree en las instituciones", dijo, y delineó así el desdoblamiento de la discusión que se prolongó hasta la actualidad, el año en el que "casi volamos en pedazos", dijo, en diálogo con el periodista de LA NACION Pablo Sirvén.

Explicó que, si bien en el siglo XIX triunfó el liberalismo con Domingo Faustino Sarmiento como "el gran escritor de conciencias"; en el siglo XX la historia cambió con Juan Domingo Perón: fue el expresidente el que delineó el escenario en el que hoy se mueven todos los argentinos. A su juicio, hasta quienes corren por derecha a Mauricio Macri siguen esta lógica: "Esa derecha añora un Menem, que es otra forma de peronismo. La ortodoxia económica local te muestra hasta dónde llegó la colonización del peronismo", describió durante el evento La nueva Argentina , organizado por LA NACION.

Tan arraigado está ese discurso que embanderó Perón, que se enseña hoy en escuelas y universidades, dijo Fernández Díaz. "Nos falta una discusión plena y una batalla cultural. Si ese pensamiento nos hubiera traído a un país razonable, está bien, pero nos trajo a una nación de 30% de pobreza y de cultura contra el trabajo", subrayó.

Jorge Fernández Díaz en diálogo con Pablo Sirvén, secretario de Redacción de LA NACION
Jorge Fernández Díaz en diálogo con Pablo Sirvén, secretario de Redacción de LA NACION

Más adelante, imaginó un escenario ideal de la política argentina: describió un bipartidismo con un partido moderno y cosmopolita y otro que encarniza un centro nacional que, además, sea institucionalista y pueda sentarse a hacer acuerdos. "Pero eso no se puede porque el peronismo te enseña, cuando entrás, que vos sos la patria y el movimiento y que los demás son vendepatrias", apuntó.

Para terminar, destacó que hay intelectuales importantes a nivel global, como el israelí Yuval Noah Harari, que están mirando con atención a la Argentina como una nación "postpopulista". Detalló: "Es un ejemplo de cómo se sale de un populismo sin muertos ni incendios". Explicó que esos pensadores internacionales siguen el proceso argentino porque en Europa y Estados Unidos tendrán, luego de algunos populismos que ya existen o se avecinan, que adoptar algunas formas de ese "postopulismo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?