Suscriptor digital

Choripán, flan y vino: qué van a comer los mandatarios durante el G-20

El Gobierno propuso un menú de platos y bebidas autóctonas para los almuerzos entre las reuniones
El Gobierno propuso un menú de platos y bebidas autóctonas para los almuerzos entre las reuniones
Alan Soria Guadalupe
(0)
26 de noviembre de 2018  • 15:37

Muchos querrán ver la foto de Donald Trump comiendo un choripán, de Vladimir Putin envolviendo la servilleta en una empanada o de Angela Merkel degustando un flan con dulce de leche.

Los mandatarios que estarán en pocos días en Buenos Aires para participar de la cumbre del G-20 degustarán platos y bebidas bien argentinas entre las reuniones. El Gobierno propuso menúes que expongan la mayor variedad de gastronomía local durante los dos almuerzos de las sesiones plenarias del 30 y el 1° de diciembre, en Costa Salguero.

Según supo LA NACION, los 20 líderes más poderosos del mundo comerán el viernes un choripán criollo de entrada, seguido por un ojo de bife con agresto de tomate y papines. De postre, degustarán un flan con dulce de leche y helado de coco. Para la sobremesa, un café.

El sábado, en tanto, los mandatarios despedirán la cumbre con un almuerzo tan criollo como el anterior. Comerán empanadas de carne cortada a cuchillo y cordero patagónico braseado con habas, damasco y tomate. Al final, probarán un tartín de chocolate con peras y helado de pistacho. Para terminar, otro café.

El protocolo contemplará, también, variaciones en los platos para aquellos líderes que por cuestiones culturales no comen alguno de los ingredientes.

A su vez, los momentos gastronómicos durante el encuentro de líderes, en el que se intentará determinar el futuro de algunos temas delicados de la política internacional, como la guerra comercial o la protección del cambio climático, también estarán acompañados por una variedad de vinos.

Hacia el final de la cumbre, los delegados se llevarán su propia muestra de dulce de leche.

Durante las 60 reuniones que hubo durante el año en 11 ciudades del país en el contexto del G-20, la presidencia argentina estableció como objetivo mostrarle a las delegaciones de todos los países la cultura gastronómica local, por lo que en cada comida durante los encuentros hubo degustaciones de platos típicos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?