Suscriptor digital

River invirtió más de 20 millones de pesos en los dos operativos de los partidos fallidos

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
26 de noviembre de 2018  • 23:59

El fin de semana que pasó fue muy distinto a lo que debió ser. No hubo ni un segundo de fútbol. Nadie disfrutó del superclásico de vuelta de la final de la Copa Libertadores . La pelota nunca rodó, los jugadores no llegaron a ponerse los botines y el público vivió dos días de incertidumbre, tristeza y hasta temor. El cobarde ataque al micro de los jugadores de Boca en la llegada al Monumental reemplazó los debates futbolísticos por las conjeturas institucionales, médicas y políticas sobre lo sucedido. Todo se resolverá esta semana, aunque quizás a muchos ya no le importe.

Ahora bien, mientras el presidente Rodolfo D'Onofrio se prepara para viajar mañana a Asunción, Paraguay, para asistir a la reunión que Conmebol convocó con los dos máximos dirigentes de los clubes, en River se encargan de analizar y preparar el descargo sobre lo sucedido. Y apuntarán, principalmente, a encargarse de demostrar las importantes fallas que tuvo el operativo de seguridad, desprotegiendo a la delegación xeneize en el punto más cúlmine del recorrido: Avenida Libertador y Lidoro Quinteros, intersección donde comienza el vallado y donde se produjo el ataque principal.

"Nosotros pagamos con plata del club los tres mil efectivos para que ellos coordinen el operativo", es una de las frases que un integrante de la CD millonaria le dijo a LA NACION durante las horas caóticas del fin de semana. Es que en Núñez apuntan directamente a la responsabilidad estatal, ya que consideran que la agresión se dio a 750 metros del estadio, en un sector de libre circulación y sin la prevención ni el cuidado que ameritaba: no estuvo el vallado estipulado con 50 metros de distancia entre el micro y los hinchas, por ejemplo, ni se colocaron tapiales de madera que suelen utilizarse.

Para realizar los dos operativos de seguridad del sábado y del domingo, River gastó entre 20 y 25 millones de pesos. Eso representa un 30% del total de la recaudación neta que le queda al club: ingresaron, en bruto, 100 millones de pesos por la venta de entradas para la final.

¿Cómo se divide ese gasto? Cuatro millones van para la Policía; tres millones para la seguridad privada; tres millones para la AFA (seguro espectador); ocho millones para todo lo que no es seguridad, recursos humanos propios y personal de Utedyc (Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles), estos últimos encargados del control en los molinetes y los vallados donde se solicitaba el ticket y el DNI correspondiente; y otros 2,5 millones entre el estacionamiento del Tiro Federal y la pirotecnia que se adquirió para la salida del equipo.

Mientras en los pasillos del Monumental todavía hay bronca por lo sucedido y siguen sin entender cómo el operativo pudo tener tantas fallas y cómo el micro de Boca llegó tan desprotegido con solo 18 motos y dos patrulleros, hoy al mediodía hubo una conferencia de prensa del presidente Mauricio Macri, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano.

Y Bullrich apuntó directamente a los violentos, sin hacer foco en las fallas del operativo: "Los responsables son los que tiran las piedras, los que agreden, los que violan la ley, y son los que tienen que ir presos. Después uno puede analizar, está el Jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) analizando los detalles del operativo. Ahora, lo que se espera es que vayamos contra aquéllos que generan la acción violenta contra el micro de Boca". Más allá de sus palabras, ayer quedaron en libertad los 30 detenidos por los incidentes.

Por su parte, Macri apuntó directamente a las barras bravas: "No puedo resignarme como Presidente que para organizar un espectáculo deportivo haya que militarizar la zona. Hay que persistir y rechazar a los violentos, a las mafias que muchas veces están detrás de este tipo de violencias. Vamos a ir a fondo a pesar de que el juez sólo tipificó al delito como contravención. Hay una parte de la dirigencia que apaña la violencia".

¿Qué dicen en River sobre la barra? A pesar de que el viernes previo al partido se encontraron 300 tickets y 10 millones de pesos en dos allanamientos -uno de ellos en la casa de Héctor "Caverna" Godoy, uno de los líderes de "Los Borrachos del Tablón"-, tanto D'Onofrio como el resto de los dirigentes descartan cualquier tipo de vínculo de los incidentes del sábado con la investigación por la reventa ilegal que encabeza el fiscal Norberto Brotto desde abril.

"De adentro de River no salieron las entradas y no sabemos si son reales. Nunca tuve contactos con los barras no sé quiénes son. Hay que investigar qué pasó y me pongo a disposición de la Justicia para hacerlo", dijo el presidente millonario durante el fin de semana, y hoy agregó: "Hasta el viernes hablamos con la fiscalía y no sabíamos si eran originales. Nuestro club está a disposición para que se investigue lo que corresponde".

Hoy por la tarde, efectivos de la Policía de la Ciudad se acercaron al estadio Monumental para realizar un requerimiento en el marco de la investigación del fiscal Brotto, quien deberá determinar el origen de las entradas y si existen o no conexiones con los dirigentes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?