Suscriptor digital

Heather Locklear permanecerá internada en una clínica psiquiátrica durante dos semanas más

La actriz, de 57 años, deberá recibir "tratamientos adicionales" debido a su historial de abuso de alcohol y drogas
La actriz, de 57 años, deberá recibir "tratamientos adicionales" debido a su historial de abuso de alcohol y drogas Crédito: The Grosby Group
(0)
26 de noviembre de 2018  • 18:20

La salud mental de Heather Locklear sigue preocupando a su entorno. En el día de hoy se dio a conocer que la actriz deberá permanecer internada dos semanas más, ya que los médicos ordenaron realizarle "algunas evaluaciones extra" antes de darle de alta.

Fuentes cercanas a la protagonista de Melrose Place dijeron que, en principio, se estimaba que estuviese en la clínica psiquiátrica durante tres días, pero que los médicos se dieron cuenta que la actriz necesita tratamientos adicionales. Por esa razón, deberá permanecer un tiempo más.

Según informa TMZ.com, el plan es que Locklear ingrese a un establecimiento de rehabilitación por un tiempo prolongado; sin embargo, ella quiere permanecer en su casa y la decisión final está en sus manos.

"Heather estuvo en rehabilitación durante tres meses, y a mediados de octubre le dieron el alta, justo para el cumpleaños de su hija. Durante las últimas semanas ella estuvo viviendo tranquilamente y sin llamar la atención", dijo un amigo la semana pasada la revista People. "El sábado tuvo una pelea con su novio, Chris Heisser, en donde se puso muy violenta y él terminó avisando a sus abogados y médicos".

En el mes de junio, luego de ser evaluada psiquiátricamente tras amenazar con suicidarse, la actriz fue detenida por agredir a un policía y a un médico, siendo esa la segunda vez que ataca a un agente de la ley.

La actriz viene batallando desde hace más de diez años con su adicción a las drogas, depresión y ansiedad. En 2008 fue internada por primera vez, y en 2010 debió regresar a la clínica por ocasionar un accidente de tránsito. También fue arrestada por conducir bajo la influencia de alcohol y por posesión de drogas. En el 2011 ya había tenido problemas por violencia doméstica, y la policía concurrió en una oportunidad a su hogar por una pelea que mantuvo con su novio de entonces, Jack Wagner. Asimismo, en el 2012 fue hospitalizada por una intoxicación, luego de que mezclara pastillas con alcohol.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?