Suscriptor digital

Mató al hijo de su exesposa y ahora desde la cárcel dice que "conoció la palabra de Dios" y reclama su inocencia

Adalberto Cuello asesinó a Tomás Santillán en 2011
Adalberto Cuello asesinó a Tomás Santillán en 2011
(0)
27 de noviembre de 2018  • 01:30

En 2011, Adalberto Cuello asesinó a golpes a Tomás Santillán, de 9 años, hijo de Susana Santillán, su expareja. El motivo fue que el hombre apuntaba contra el chico por la ruptura de la relación. Cuello está preso desde fines de 2012. Ahora, desde la cárcel, dice que "conoció la palabra de Dios", y defiende su inocencia.

Cuello se encuentra recluido en Unidad Penal N° 14 de General Alvear, en un pabellón con fuerte presencia de evangelistas. Ahí tuvo un acercamiento con la religión. Según sus familiares, en todas las visitas les dice que es inocente, aunque no reconoce ni muestra arrepentimiento del asesinato.

Tomás Santillán, la víctima de 9 años
Tomás Santillán, la víctima de 9 años

Hace 7 años, Cuello se acercó con su auto a Tomás, mientras éste volvía a su casa del colegio. Lo subió al vehículo y luego lo llevó a un descampado. Ahí, lo golpeó con un palo varias veces hasta matarlo. La víctima sufría de hidrocefalia, por lo que era muy vulnerable a cualquier golpe. La autopsia reveló que falleció al recibir tres fuertes impactos en la cabeza.

Tomás era fruto de un matrimonio anterior de Susana, pero Cuello tenía además un hijo con Susana, tenía 8 meses al momento del asesinato. El asesino afirmó ante la Justicia que otra de las causas fue las negativas de Santillán de dejarlo ver a su hijo después de haber terminado la relación, tres meses antes.

Juan Cruz, el hijo de la pareja, fue criado por Susana mientras su padre cumplía su sentencia, y actualmente vive con ella.

Adalberto Cuello junto al hijo que tuvo con Susana Santillán
Adalberto Cuello junto al hijo que tuvo con Susana Santillán

Un año después del asesinato, la Justicia condenó a cadena perpetua a Adalberto Cuello. Los magistrados plantearon que el hecho fue premeditado y que el acusado intentó armar una coartada con posteos en sus redes sociales minutos después de haber matado al chico. El plan fue descubierto por los investigadores y el asesino fue a prisión en diciembre de 2012.

Los familiares de Tomás plantearon durante el juicio que Cuello era violento, y que el chico le tenía miedo. "Cada vez que lo veía, era como si viera al diablo", contó uno de sus tíos.

Ahora, Susana Santillán vive junto a Juan Cruz, el hijo que tuvo con Cuello, y está esperando otro hijo con su nueva pareja.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?