Suscriptor digital

El Gobierno aprobó sin sobresaltos la segunda revisión del FMI

El Fondo solo pidió que el BCRA mida correctamente sus intervenciones en el mercado
El Fondo solo pidió que el BCRA mida correctamente sus intervenciones en el mercado Fuente: AP - Crédito: Archivo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
27 de noviembre de 2018  

WASHINGTON.- El Gobierno logró atravesar sin mayores sobresaltos la segunda revisión del acuerdo stand-by vigente con el Fondo Monetario Internacional (FMI ) y llegó a un acuerdo para liberar otros US$7600 millones, que estarían disponibles antes de fin de año. "El personal del FMI y las autoridades argentinas han llegado a un acuerdo sobre la segunda revisión del programa económico respaldado por el acuerdo stand-by", dijo el jefe de la misión para la Argentina, Roberto Cardarelli, quien regresó la semana anterior a Washington desde Buenos Aires, luego de concluir junto a su equipo la última revisión de las cifras de la economía argentina.

Al anunciar el avance del programa con el país, el Fondo volvió a poner el foco en la implementación del plan presentado por el Gobierno, un mensaje que ha ofrecido de manera consistente desde que se aprobó el último acuerdo por US$56.300 millones, a fines de septiembre. Cardarelli dijo que una ejecución "sólida" del plan oficial -y "firme", en el caso de la política monetaria- era esencial para garantizar la salida de la recesión.

El Fondo y el Gobierno esperan que la economía argentina dibuje una "V" y comience a salir del pozo en el segundo trimestre del año próximo, y así empezar a dejar atrás la crisis que se disparó con la corrida cambiaria que comenzó a fines de abril pasado.

"Elogiamos a las autoridades por sus continuos esfuerzos para avanzar en su programa de reforma económica, incluido el apoyo político para la aprobación del presupuesto. La implementación sólida del plan del Gobierno es esencial para promover el repunte de la actividad económica en 2019 y para apoyar la creación de empleo, reducir la pobreza y mejorar el nivel de vida de todos los argentinos", agregó el economista italiano.

La implementación firme de su marco de política monetaria y una comunicación clara por parte del Banco Central seguirán siendo esenciales para guiar las expectativas del mercado
Roberto Cardarelli, economista del FMI

Con el visto bueno de la misión, ahora solo resta que el directorio ejecutivo del FMI apruebe la última revisión, tras recibir un informe de Cardarelli. Una vez superada esa instancia, el Fondo liberará otros US$7600 millones para el país, que quedarían a disposición antes de enero próximo.

Cardarelli señaló que los últimos datos fiscales "sugieren" que la meta fijada para este año (un déficit primario de 2,7% del PBI) será alcanzada. Eso, indicó, junto a la aprobación del presupuesto para 2019, "apunta al compromiso claro de las autoridades para abordar una vulnerabilidad clave de la economía argentina".

El Gobierno fijó para el año próximo una meta fiscal de "déficit cero" antes del pago de intereses de la deuda, un ajuste fiscal considerado "ambicioso", en la mirada del staff del Fondo. Los economistas que trabajan con la Argentina han puesto también énfasis en la necesidad de mejorar la calidad del ajuste, el cual, por ahora, descansa en gran medida en el retorno de las retenciones a la exportación.

El mensaje de Cardarelli mostró una especial atención por la nueva política monetaria desplegada por el presidente del Banco Central, Guido Sandleris. La política del Banco Central siempre ha sido el foco principal de las críticas del organismo hacia el gobierno de Mauricio Macri.

Dentro del Fondo Monetario cuestionaron la ejecución del esquema de metas de inflación de la conducción del BCRA a cargo de Federico Sturzenegger -incluido el cambio de metas digitado desde la Casa Rosada, hace casi un año-, así como las intervenciones en el mercado cambiario de su sucesor, Luis Caputo, y la forma en la cual comunicó los cambios en la política del Banco Central.

Ahora, Cardarelli elogió el nuevo rumbo de la entidad monetaria e incluso reconoció que existía la opción de "comenzar un proceso gradual de acumulación de reservas" si el dólar perforaba el piso de la banda cambiaria, una tendencia que se cortó en los últimos días. Así y todo, el economista italiano dejó una advertencia: esas compras, dijo, debían hacerse con una "calibración adecuada" para garantizar la continuidad de la lucha contra la inflación, dado que el Central no podrá absorber los pesos que inyecte en el mercado para comprar dólares.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?