Suscriptor digital

Inversiones: el rally de San Claus intentará salvar el año

Nicolás Litvinoff
Nicolás Litvinoff MEDIO: Estudinero
Fuente: Archivo
(0)
27 de noviembre de 2018  • 00:49

El 2018 será un año que la mayoría de los inversores del mundo querrán borrar rápidamente de sus cabezas. En la Argentina, la devaluación del peso licuó las ganancias obtenidas en nuestra moneda y el rendimiento de las acciones resultó peor que pobre.

A nivel global, no parece haber refugio seguro frente a la crisis local: los mercados emergentes exhiben rendimientos negativos de dos dígitos, las Bolsas europeas sufren por el Brexit, la rebelde Italia pone en jaque el débil crecimiento económico del Viejo Continente y el precio del petróleo se encuentra en caída libre. Por otra parte, quienes hasta hace poco destacaban la fortaleza de las empresas estadounidenses hoy reconocen una fragilidad preocupante y aquellos más osados con bitcoins en sus carteras no vislumbran un piso para las criptomonedas, en caída libre desde fines de 2017. Para colmo, ni siquiera el oro se salva del balance negativo.

Frente a este panorama oscuro, el denominado Rally de Santa Claus se presenta como la última oportunidad de los inversores para salvar el año. ¿Pero existe este fenómeno? ¿Qué efectos podría tener?

Explicando a Santa

Se conoce como Rally de Santa Claus a un período de suba en el mercado bursátil estadounidense que comienza dos días antes de las fiestas navideñas y se prolonga hasta el segundo día de operaciones del nuevo año. Esta window of opportunity (ventana de oportunidad) no ocurre producto de la magia o gracias a la presencia de un ser divino en los días festivos. Hay motivos de peso para explicarla:

  • 1. Fiscales: En EE.UU., las pérdidas pueden amortizar otras operaciones con ganancias.
  • 2. Empleados que cobran su bonus de Navidad y lo invierten en acciones (en Estados Unidos más de la mitad de la población posee activos bursátiles).
  • 3. Instituciones financieras y fondos mutuos que buscan pasar fin de año totalmente invertidos.
  • 4. Los hedge funds, grandes vendedores del mercado en estos tiempos críticos, suelen mostrarse menos activos. Disminuye entonces la oferta de acciones y aumenta su precio.

Qué dice la estadística

Jay Kaeppel (trader activo y autor de diversos libros sobre estrategias de inversión) realizó una investigación publicada en su libro Seasonal Stock Market Trends: The Definitive Guide to Seasonal Stock Market Trading (2009) que abarcó los períodos que van del 24 de noviembre hasta el 5 de enero entre 1933 y 2007. Los resultados son concluyentes: Santa Claus tiende a visitar Wall Street durante las fiestas navideñas.

Los datos revelan que el rally generó ganancias superiores al promedio de cualquier otro día del año. Hubo subas en 56 de los 75 años analizados. Se trata del 74,6% de las veces. La media indica que quienes apostaron por las acciones líderes de Estados Unidos entre esas fechas lograron ganancias promedio del 2,92% en dólares en poco más de un mes.

Estadísticas más recientes

Una investigación propia que he realizado para los últimos 15 años demuestra que la tendencia sigue vigente. Aquellos que compraron el ETF de SPY (un fondo abierto al público que replica los rendimientos del índice Standard and Poor's 500) dos ruedas antes de Navidad y vendieron dos ruedas después de Año Nuevo, obtuvieron en promedio un resultado positivo del 1,19% por inversión en ese brevísimo período de tiempo.

Desglosemos los datos: recabados: +2,68% (2003/2004), -1,44% (2004/2005), +0,85% (2005/2006), -0,36% (2006/2007), -0,40% (2007/2008), +4,46% (2008/2009), +2,02% (2009/2010), +1,24% (2010/2011), +5,95% (2011/2012), +1,64% (2012/2013), +1,20% (2013/2014), -2,42% (2014/2015), -0,22% (2015/2016), +0,25% (2016/2017) y +1,27% (2017/2018). De los 15 períodos estudiados, en 10 el resultado fue positivo y solo en 5 terminó en rojo.

Estrategias y conclusiones finales

La disciplina y la constancia son dos herramientas clave para aprovechar el regalo de nuestro amigo de barba blanca. La operación de compra debería concretarse al cierre del antepenúltimo día previo a la Navidad y la venta debería realizarse al cierre de la segunda rueda del nuevo año. Para 2018/2019, esto equivale a comprar a última hora del jueves 20 de diciembre y vender al cierre del jueves 3 de enero de 2019.

Si la buena performance se mantiene en el futuro, operar en estos días elevará la probabilidad de ganancia. No obstante, los inversores nunca deben olvidar que los rendimientos pasados no garantizan rendimientos futuros.

¿Traerá Santa Claus un aire fresco en medio de este difícil 2018? La estadística dice que es muy probable. Yo, por las dudas, voy a preparar el arbolito de Navidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?