Suscriptor digital

Negocios que no son islas: cómo interactúan las compañías con las comunidades de las que son parte

Mariale Álvarez (Coca-Cola), Agustina Zenarruza (PAE), Carla Quiroga, Silvia Stang (LA NACION), Martín Goerling (Yacyretá)
Mariale Álvarez (Coca-Cola), Agustina Zenarruza (PAE), Carla Quiroga, Silvia Stang (LA NACION), Martín Goerling (Yacyretá) Crédito: Fabián Malavolta
Tres referentes del mundo corporativo y una periodista compartieron su visión de una economía con conciencia social; acciones para mejorar la calidad de vida
Lucila Lopardo
(0)
28 de noviembre de 2018  

Hace un tiempo llegó a la redacción de LA NACION un palo borracho bonsái. Silvia Stang, periodista del diario, decidió llevárselo a su casa para cuidarlo, porque el destinatario estaba de vacaciones. "Después, mi compañero me lo regaló. Pero no me convencía tener un bonsái, así que lo saqué de la pequeña maceta y lo planté en una más grande. El arbolito empezó a crecer y llegó a tener como un metro de altura. Un entendido en el tema me dijo que no me preocupara, que no llegaría muy lejos: igual que como le había pasado cuando era bonsái, iba a crecer según la cantidad de tierra que tuviera, según su entorno", contó la periodista. Poco tiempo después, agregó, leyó el concepto de "persona bonsái" expresado por Muhammad Yunus, emprendedor social reconocido en 2006 con el Premio Nobel de la Paz, quien considera que hay personas que no pueden crecer y desarrollarse pero no por algún problema en ellas mismas, sino porque no tienen "la tierra suficiente", es decir, un entorno que les aporte oportunidades.

"Ser parte de una economía con conciencia social es conocer y reconocer esto y tratar de generar un movimiento para que mejore el entorno. Y tiene que ver con grandes empresas, con emprendedores, con consumidores", dijo Stang.

Las políticas de proyectos deben ser un factor de desarrollo para cada una de las personas
Martín Goerling

Junto a ella, en el panel estuvieron Martín Goerling, director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá; Agustina Zenarruza, gerenta de Sustentabilidad de Pan American Energy (PAE), y Mariale Álvarez, directora de Asuntos Públicos, Comunicación y Sustentabilidad de Coca-Cola de Argentina, quienes explicaron cómo trabajan con las comunidades para generar impacto y para que esas acciones no sean algo aislado, sino sinérgico.

Goerling viajó especialmente desde Misiones para participar del encuentro y estuvo acompañado por el expresidente de Paraguay, Óscar Nicanor Duarte Frutos, con quien comparte la dirección de la represa. El ejecutivo explicó que la inundación de la zona para la construcción de la represa significó el traslado de 80.000 familias a cinco barrios nuevos construidos por Yacyretá. Este movimiento no estuvo exento de conflictividad. "Trajo problemáticas, al principio nadie quería salir de su lugar, de su vivienda, pero actualmente la relación es buena", sostuvo.

Habló también de la importancia de mantener el vínculo con la población, más allá de la construcción y el mantenimiento de la infraestructura, que también incluye hospitales y carreteras. "Implementamos nuevas políticas de proyectos. Tomamos la concepción de que tienen que ser un factor de desarrollo para las personas. La intención es cambiar la matriz de asistencialismo y, para eso, interactuamos con los que saben", explicó, y dio como ejemplo los acuerdos de capacitación que Yacyretá tiene con la Uocra y también festejó el diálogo que la entidad inició con universidades.

Acompañamos a emprendedores para convertir su potencial en pymes
Agustina Zenarruza

En este camino, Yacyretá se adhirió a los Objetivos de Desarrollo Sustentable de las Naciones Unidas. "Trabajamos por el hambre cero, en energía limpia renovable y asequible y por el cuidado del medio ambiente y la vida submarina", enumeró Goerling, y anunció que la entidad generó una app a la que tiene acceso toda la comunidad para controlar desde el celular si la entidad cumple con las metas.

Desde Coca-Cola, Álvarez explicó que el compromiso social llevó a la compañía de bebidas hasta a "cuestionar el producto que saca al mercado". En total, la firma reformuló más de 500 productos en un año. "Es un camino de ensayo y error. El arreglo más notorio se logra integrando la sustentabilidad al corazón del negocio. No es tan fácil de hacer, pero está ocurriendo", festejó la ejecutiva. Y aclaró que esto sucede porque desde Coca-Cola entendieron que "el negocio solo puede prosperar si las comunidades prosperan".

El arreglo más notorio se logra integrando la sustentabilidad al corazón del negocio
Mariale Álvarez

Por eso la compañía hace hincapié en la cadena de valor, en la que el género femenino tiene un fuerte protagonismo. "Hay muchas mujeres que trabajan en los campos y también en los comercios. El 80% de nuestros clientes son pequeños comercios manejados por mujeres. Por eso invertimos en ellas, en nuestro entorno", contó Álvarez.

Otra de las iniciativas de Coca-Cola está relacionada con la conservación del agua, una de sus principales materias primas. "Trabajamos en conservación y en facilitación de acceso, en coordinación con distintas autoridades, para hacer que la llegada a los territorios sea mucho más ordenada. Hay que tener humildad en esto y entender que hay sectores que pueden aportar sus conocimientos", sostuvo Álvarez.

La petrolera Pan American Energy trabaja directamente con las comunidades en las que opera. "La sustentabilidad es transversal a la empresa. Nosotros promovemos acciones que se estructuran en cuatro pilares: la mirada de largo plazo, el fortalecimiento de la comunidad local, la medición del impacto para generar líneas de diagnóstico que, por último, nos permitan un proceso de articulación público-privada", expresó Zenarruza.

En el camino hacia la sustentabilidad hay contradicciones; es bueno reconocerlas y reflexionar
Silvia Stang

Una de las acciones es el "Programa Pymes", que surge como una apuesta al desarrollo de empresarios locales con programas de capacitación abierta. "Identificamos y acompañamos a emprendedores para convertir su potencial en futuras pymes", explicó la ejecutiva de PAE, y agregó que se realizan capacitaciones abiertas y se trabaja en acciones para ayudar a potenciar estas empresas y, por ejemplo, facilitarles el acceso al crédito, entre otras necesidades. En esta línea, reconoció que "son más los puntos de encuentro que los de desencuentro" y que la firma trabaja "con socios estratégicos, con referentes de gobierno locales y municipales y con socios técnicos expertos".

A modo de cierre, Stang se refirió a la comunicación de las acciones que las empresas llevan adelante, y aconsejó no esconder las contradicciones que surgen en el camino hacia una empresa más sustentable, sobre todo en los primeros pasos. "Entiendo a la sustentabilidad como un camino y podemos ser protagonistas de este momento de cambios. A veces hay dificultades desde la comunicación, porque se presentan contradicciones, que las tenemos todos, personas y empresas. Es bueno reconocerlas y reflexionar sobre ellas", concluyó la periodista.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?