Suscriptor digital

Trump cree posible un acuerdo con Xi en el G-20 por la guerra comercial

El asesor económico de la Casa Blanca confirmó que los presidentes cenarán el próximo sábado tras la cumbre y se mostró optimista sobre el encuentro en la Argentina
El asesor económico de la Casa Blanca confirmó que los presidentes cenarán el próximo sábado tras la cumbre y se mostró optimista sobre el encuentro en la Argentina Fuente: Reuters - Crédito: Archivo
(0)
28 de noviembre de 2018  

WASHINGTON.- El fin de semana pasado fueron las autoridades chinas las que transmitieron su optimismo, y ayer el gobierno norteamericano indicó que hay "buenas posibilidades" de que los presidentes de las dos máximas potencias globales, Donald Trump y Xi Jinping , alcancen un acuerdo el sábado próximo durante un encuentro bilateral posterior al cierre de la Cumbre del G-20 , en Buenos Aires.

El asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, explicó ayer a la prensa en Washington que ambos países habían reanudado las conversaciones "en todos los niveles", y consideró que la cumbre ofrece "una oportunidad para romper lo que ha sido una discusión decepcionante" en los últimos meses. "[Pero] ahora existen buenas posibilidades de que se logre un acuerdo y Trump está abierto a ello". El entendimiento, agregó, debería ser resuelto con "imparcialidad y reciprocidad".

Por su parte, el embajador chino en Washington, Cui Tiankai -que se sumará a la delegación de Xi en Buenos Aires-, expresó ayer que su país irá a la cumbre con la esperanza de lograr un acuerdo que alivie la guerra comercial, al tiempo que advirtió de graves consecuencias si algunos funcionarios de línea dura en Washington buscan enfrentar a los dos gigantes.

Desde que asumió, Trump señaló a China como el principal enemigo económico por sus "prácticas desleales" que han llevado a un enorme déficit en la balanza comercial de 375.000 millones de dólares. La diferencia se agrandó notablemente a partir de 2001, cuando Pekín se incorporó a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y comenzó a mejorar de forma significativa su posición y sus relaciones con buena parte del mundo. Trump lanzó este año una batalla arancelaria por valor de 250.000 millones de dólares. Unos 800 productos chinos, desde calentadores hasta robots industriales y autos, tendrán ahora un arancel del 25% cuando sean importados por Estados Unidos. Esos aranceles generaron represalias desde China sobre los productos estadounidenses que afectaron especialmente a la industria agrícola.

El presidente sostiene que las sanciones de China contra los productos agrícolas tienen la finalidad política de lastimar especialmente a su base electoral del sector rural. Pero agregó que los agricultores estadounidenses son "patriotas" que terminarán "más fuertes" después de su intento por un nuevo acuerdo comercial con Pekín.

La guerra comercial entre las dos superpotencias que concentran el 40% del PBI mundial contribuye además a las preocupaciones por la desaceleración del crecimiento económico global.

Xi, junto a su esposa, al llegar ayer a Madrid
Xi, junto a su esposa, al llegar ayer a Madrid Fuente: Reuters

Durante sus conversaciones en Buenos Aires, Trump y Xi se concentrarán en temas que incluyen el presunto robo chino de propiedad intelectual, la propiedad de compañías estadounidenses en China y las barreras arancelarias y no arancelarias, dijo Kudlow.

En una entrevista con The Wall Street Journal publicada anteayer, Trump advirtió que planea seguir aumentando los aranceles en productos chinos. Y una vez más amenazó con aranceles adicionales por 267.000 millones de dólares si no se alcanza un acuerdo en las conversaciones en la Argentina.

Kudlow precisó que esta facultad de imponer aranceles adicionales es una "decisión presidencial" que Trump "tomará después de las conversaciones". Pekín "debería" tomar a Trump en serio, agregó Kudlow. "Xi tiene la oportunidad de cambiar el tono y el contenido de estas conversaciones. Trump indicó que está abierto", afirmó.

El viernes pasado, el viceministro chino de Comercio, Wang Shouwen, se había mostrado esperanzado en resolver la disputa comercial en Buenos Aires. "Esperamos que, sobre la base de consultas en igualdad de condiciones, beneficios mutuos y confianza, podamos hacer esfuerzos comunes para lidiar con las diferencias", dijo.

Amenaza

Mientras el encuentro de Trump con Xi quedó confirmado, el propio presidente norteamericano amenazó ayer con cancelar otra reunión de peso que ya está pactada: con el mandatario ruso Vladimir Putin. El republicano le dijo al The Washington Post que el motivo es el incidente naval entre Ucrania y Rusia.

Trump dijo que espera un "informe completo" de su equipo de seguridad nacional sobre la captura de Rusia de tres buques ucranianos en el Mar de Azov.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?