Suscriptor digital

Detrás del G-20: cómo se organizó uno de los mayores eventos de la historia del país

Se espera la llegada de 10.000 personas para la cumbre del G-20 en la Argentina
Se espera la llegada de 10.000 personas para la cumbre del G-20 en la Argentina Fuente: Archivo - Crédito: Silvana Colombo
Andrés Krom
(0)
28 de noviembre de 2018  • 15:47

La escena se repite en las distintas sedes. Afuera, las vallas y la expresión severa en los rostros de las fuerzas de seguridad que custodian el perímetro. Adentro, el trabajo raudo de empleados de limpieza, electricistas y técnicos de sonido que buscan dejar todo a punto. Unos y otros alistan los detalles finales para la cumbre del G-20 que la ciudad hospedará el pasado mañana y el sábado.

Donald Trump , Vladimir Putin , Xi Jinping y Angela Merkel serán las caras más reconocibles de una lista de 20 líderes mundiales y otros 15 jefes de Estado invitados. A ellos, se sumarán 7500 funcionarios y empresarios, 3500 custodios y 2500 periodistas. El Gobierno destinó un presupuesto superior a los $1000 millones para este encuentro, el más importante organizado por el país en poco más de dos siglos de historia.

Los detalles del operativo de seguridad del G-20

08:46
Video

Un consorcio de cuatro empresas integrado por las argentinas Oymyakon (vinculada a la productora PopArt, a cargo de shows musicales y los espectáculos del Cirque du Soleil, entre otros) y FyN SA, la mexicana Creatividad y Espectáculos y la alemana Brähler ICS Konferenztechnik Congress Service AG está a cargo de la organización del encuentro que tendrá como sede principal el complejo Costa Salguero.

Alrededor de 3500 personas trabajan en la realización del encuentro. La Unidad Técnica del G-20, que está coordinada por Presidencia, cuenta con 70 empleados. También habrá 79 intérpretes, 100 productores de eventos, 116 operarios de limpieza, 550 miembros del staff general dedicados a la atención, 650 choferes y 1220 técnicos.

En el área de catering, habrá 257 mozos, 180 cocineros y asistentes de cocina, 30 responsables de stands gastronómicos y 90 metres y coordinadores, entre otros. El menú para los dos almuerzos del encuentro será un muestrario de la gastronomía nacional: choripán, ojo de bife y flan en la primera jornada; empanadas, cordero patagónico y tartín de chocolate en la segunda. La ONG Plato Lleno, que rescata y redistribuye alimentos, se quedará con la comida que no se consuma en el evento.

La musicalización del encuentro también será local: en Costa Salguero tocará Otros Aires, un proyecto de electrotango a cargo del músico Miguel di Genova.

Fuentes del Gobierno dijeron a LA NACION que más de 200 proveedores participan de la organización. La mayoría de los más de 1200 ítems establecidos en el pliego de licitación (como infraestructura, catering, servicio de acreditaciones, artículos de librería y todos los recursos humanos) fueron adquiridos en el país, excepto en dos casos: la contratación de unos pocos vehículos blindados e implementos tecnológicos para conferencias que aportó la firma de organización alemana.

Los souvenirs

Quienes asistan a la cumbre recibirán una serie de regalos elaborados por emprendimientos de impacto social de distintos lugares del país. Para los líderes, habrá chalinas de dos metros por 60 centímetros tejidas en telar criollo por las integrantes de la Asociación de Hilanderas y Tejedoras "Belén, Cuna del Poncho", que emplea a 22 personas que se dedican a realizar productos con fibras de vicuña, alpaca, llama y oveja, obtenidas mediante el proceso de esquila. La exprimera dama estadounidense, Michelle Obama, ya había recibido una durante su visita de 2016.

Los deputies de Finanzas y Bancos Centrales recibieron chocolates de Albricias

01:39
Video

Por su parte, Albricias, la marca de chocolate creada por una fundación que contiene a 250 chicos de escasos recursos en José C. Paz, aportará para cada invitado cinco tabletas de chocolate de 25 gramos (dos de semiamargo, dos con leche y una de chocolate blanco). Todo esto irá en las 3800 bolsas de arpillera creadas por La Rañatela, un taller de Maipú (Mendoza), en el que trabajan 50 personas con discapacidad.

Además, la decoración de Costa Salguero incluirá cestos hechos en base a plantas de jengibre elaborados artesanalmente por mujeres formoseñas que trabajan en Adularia; toallas de lino de Las Randeras, un grupo de mujeres tucumanas que emplean técnicas ancestrales en su diseño y jaboneras de Fundación Taller Los Naranjos, una firma de San Isidro que busca mejorar la vida de jóvenes de hogares vulnerables mediante la alfarería.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?