Suscriptor digital

Manuel Moretti muestra su lado poético

En 'Demasiadas pocas cosas', el líder de Estelares compila letras, textos y dibujos
En 'Demasiadas pocas cosas', el líder de Estelares compila letras, textos y dibujos Crédito: Gentileza Editorial Planeta
Damián Tullio
(0)
28 de noviembre de 2018  • 15:29

En "El corazón sobre todo", canción del disco de Estelares de 1998 Amantes suicidas, Manuel Moretti canta: "Me quedan pocas cosas, si las enumero sabrás que son demasiado pocas". Es el testimonio de una etapa inestable de la vida del músico y ahora le da título a Demasiadas pocas cosas (Emecé), el libro que recopila todas las letras de sus canciones y algo más. "Creo que muestra cómo me hice amigo de mi pasado, de ese que se picaba, que estaba solo, que no sabía dónde iba a ir. Y cómo me hice amigo del hombre dichoso, de todas las dimensiones que hay en mí", dice Moretti, que hoy combina su trabajo de rockero con su vida de padre de familia de 52 años.

El cantante revisó su repertorio por la insistencia del escritor -también juninense- Juan José Becerra, editor del libro. "No era una idea que me movilizara. Pero después me pareció que las canciones soportan el papel y se me revelaron como ejercicio poético", explica.

El libro incluye textos encontrados, ideas desperdigadas, poemas de iniciación y algunos dibujos de cuando estudió Bellas Artes en La Plata. "Son registros de un viaje en el tiempo para entender qué cosas gratas hubo y ponerles un poco de belleza a las miserias que, al final, te llevan a un camino de reconstrucción."

La portada del libro del cantante de Estelares
La portada del libro del cantante de Estelares

¿Cómo es tu relación con el mundo de los libros y la literatura?

Con la prosa siempre me pasó que se me aparecía como un tótem, algo que amaba pero que a la vez le tenía terror. Recuerdo ponerme a leer a Fitzgerald en Suave es la noche, a Mujica Lainez, a Norman Mailer, a Tolstoi y decir: "qué maravilla estos tipos", pero con la certeza de que jamás iba a poder escribir así. Porque también mi relación con la literatura, que siempre está viva, en algunas épocas es más fluida que en otras (ahora estoy un poquito más haragán), está en ver el estilo de cada escritor, en cómo escribe, y ahí aparece la dificultad, la conexión de los personajes, los diálogos. Y que resolvieran eso con tanta excelencia era lo que me dejaba completamente afuera de que yo pudiera editar un libro. Pero entonces apareció esto, con registros breves y algo poéticos, que me gusta y fue la posibilidad que encontré de entrar a ese mundo.

Hay mucha reflexión respecto del paso del tiempo en el libro, no sólo nostalgia del pasado sino también mucha expectativa de futuro ¿Dirías que el tiempo es un tema que te interesa especialmente?

No, para nada. Para mí el tiempo pasó, ya está. Pero sí creo que aquel, el adicto, el que tenía problemas serios, es amigo mío. No lo dejé allá y dije: "Uh, qué horror este tipo". Ahora estoy en un momento de la vida muy dichoso que tiene que ver con mi mujer y mis hijas y estoy haciendo un ejercicio amoroso que jamás pensé que iba a hacer y también me disfruto, tampoco me reprocho mi presente. Me gusta que en el libro esté el registro del paso del tiempo y qué me fue pasando en diferentes épocas.

En el epílogo afirmás: "Otra vez estoy hambriento de futuro". ¿Qué te depara el futuro? ¿Pensás que habrá otro libro?

La actualidad dispara hacia al futuro siempre. Me siento consolidado como compositor de canciones y como intérprete. Yo canté siempre, pero recién ahora me estoy disfrutando porque empecé a tomar clases de canto. Antes había un montón de cosas que hacía mal, que yo lo sabía y no les hacía caso y ahora estoy disfrutando cantar mucho más. Quizás con este libro me pase lo mismo, me dé la confianza y me permita el colchón como para seguir escribiendo que es algo que yo quiero mucho. No te voy a mentir: hace cuatro días empecé a escribir unos ejercicios de prosa, cosa que hace 18 años no hacía, así que estoy jugando con eso. Como hay algo mío tan naturalizado con la palabra quiero ver cómo me va y si me va bien ¿quién dice que no tengamos un segundo libro?

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?