Suscriptor digital
srcset

Salí a ver teatro: Cae la noche tropical, de Manuel Puig

(0)
29 de noviembre de 2018  • 01:20

A fines de los años 80, Manuel Puig publicó su última novela, titulada Cae la noche tropical. Y fue una muestra cabal de su madurez como escritor y de su encomiable inventiva para crear diálogos profundos, angustiosos o hilarantes. Las protagonistas eran dos hermanas argentinas que, en esa década, encerradas en un departamento de Río de Janeiro, evocan el pasado con gracia y evidente nostalgia. Un melodrama animado por dos ancianas que evitan rendirse ante la inquietante amenaza de la muerte.

Las actuaciones de Manso y Pelicori son fabulosas.
Las actuaciones de Manso y Pelicori son fabulosas. Crédito: Gentileza Pablo Messiez

Treinta años más tarde, Pablo Messiez, dramaturgo y director argentino que vive en Madrid desde 2008 y que ha cautivado al público español con obras como He nacido para verte sonreír y Todo el tiempo del mundo, estrena en Buenos Aires una emotiva versión protagonizada por dos actrices argentinas de largo recorrido y reconocido talento, Leonor Manso e Ingrid Pelicori. "Yo empecé a imaginarme esta obra cuando leí la novela, aunque tenía entonces apenas 14 años", asegura Messiez. "Cuando me vine a Madrid, retomé la idea de montarla, tal vez impulsado por el hecho de encontrarme yo mismo lejos de Buenos Aires, como las protagonistas y como Puig al escribirla".

Messiez se ocupó de la adaptación en sociedad con Santiago Loza. El objetivo, cuenta ahora, fue "buscar un tiempo distinto, más lento, que contrastara con la velocidad del relato". Diseñado por Mariana Tirantte, se trabajó la idea de la convivencia de espacios, con la intención de oscilar entre ocultar y mostrar, "como hace el relato al dosificar la intriga", explica el director. "En el primer acto, tenemos a dos hermanas hablando de una mujer, cuyo espacio está cerrado a la mirada del público. Luego, en el segundo, hacemos que esa mujer (representada por Fernanda Orazi) aparezca y conviva con ellas, superponiendo la escena muda a la dialogada. Y, finalmente, escuchamos en primera persona su voz, ya encarnada en su cuerpo. A partir de ahí, novela y obra cambian radicalmente. El libro se convierte prácticamente en una novela epistolar. En la obra tomamos algunas cartas; otras las convertimos en grabaciones, llamados telefónicos o escenas construidas a partir de las palabras de Puig".

Fernanda Orazi completa el elenco.
Fernanda Orazi completa el elenco. Crédito: Gentileza Pablo Messiez

Para Messiez, los textos de Puig no tienen necesariamente una impronta teatral. "Son maravilla literaria", define. "Ninguna buena novela es teatral. Puede tener matrices de teatralidad, como Cae la noche tropical, que consigue algo muy potente: poner a todo el público en la misma situación que uno de los personajes, escuchando, intentando entender algo. Pero creo que trasponer una novela es siempre traicionarla. Como traducir un texto. Y, por eso, es un trabajo fascinante".

Una de las fortalezas más evidentes de la obra de Messiez son las actuaciones, fabulosas en el caso de Manso y Pelicori, que tienen los papeles más exigentes. "Son dos bestias teatrales", sintetiza el director. "Pero el trabajo de Fernanda Orazi, aunque parezca estar en un segundo plano, también es superestimulante. Con Leonor e Ingrid buscamos un trabajo de composición que reflejara la ficción en los cuerpos. Así como está en el relato de Puig la idea de las palabras creando realidades, nosotros buscamos el gesto que sostuviera el verosímil. Yo les decía que eran como Dionisos y Apolo. Nidia, el personaje de Leonor, entregada al impulso, a los placeres de la carne y a lo irracional; y Luci, el papel de Ingrid, cuidando las formas, buscando la belleza y la mesura".

Cae la noche tropical, dirigida por Pablo Messiez, con Leonor Manso, Ingrid Pelicori y Fernanda Orazi. De miércoles a domingo, en el Teatro San Martín, Av. Corrientes 1530. A las 20.30.

Foto apertura Carlos Furman

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?