Suscriptor digital

Cambio de rumbo: los jugadores de Boca, decididos a jugar la final si el fallo de Conmebol es adverso

Olaza y Zárate, en el entrenamiento antes del fallo de la Conmebol
Olaza y Zárate, en el entrenamiento antes del fallo de la Conmebol Crédito: @BocaJrsOficial
(0)
29 de noviembre de 2018  • 12:38

El plantel de Boca le comunicó hoy al presidente del club, Daniel Angelici, que jugarán la final de la Copa Libertadores de América ante River si el fallo de la Conmebol que saldrá en horas es adverso al pedido que formuló la institución para que le den por ganado el partido debido a las agresiones que sufrieron el último fin de semana en el estadio Monumental.

En ese contexto, Angelici llegó temprano al predio Pedro Pompilio ubicado en Casa Amarilla y aledaño a la Bombonera, conversó con los jugadores y el cuerpo técnico encabezado por el entrenador Guillermo Barros Schelotto antes de comenzar la práctico y según reveló a Télam una fuente de la directiva del club, le dieron su "conformidad para jugar" si es que como se espera la Unidad Disciplinaria de la Conmebol desestima el pedido del club.

Asimismo, los jugadores hicieron hincapié en que el fin de semana no jugaron ante River ni el sábado ni el domingo debido a que "no estaban en condiciones físicas ni anímicas de hacerlo" luego de que el ómnibus en el que se trasladaron al Monumental fuera agredido con proyectiles y gas pimienta en las inmediaciones y hasta en el ingreso mismo al estadio, algo que se repitió más tarde con la ambulancia que trasladó el capitán Pablo Pérez al hospital Otamendi para que le revisen el ojo izquierdo afectado.

Más allá del deseo del plantel de enfrentar a River en la final de la Libertadores dos veces postergada, el club continuará adelante con las acciones legales independientemente del fallo de la Conmebol.

Es decir que si la decisión de la Unidad Disciplinaria es adverso, Boca apelará esa decisión y de repetirse el resultado negativo, acudirá al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte), aunque este último paso requerirá mucho tiempo y por eso se presentará a jugar la final mientras sigue adelante la acción judicial.

Boca entrena en Casa Amarilla con miras al clásico del domingo en Avellaneda, ante Independiente, válido por la fecha 14 de la Superliga que se jugará desde las 19.20 con el arbitraje del neuquino Darío Herrera.

Fuente: Télam

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?