Suscriptor digital

La Conmebol fijó que la final de la Copa Libertadores se juegue en el Santiago Bernabéu, de Madrid, el 9 de diciembre

Destino impensado: el estadio de Real Madrid, el escenario de la superfinal entre River y Boca
Destino impensado: el estadio de Real Madrid, el escenario de la superfinal entre River y Boca
Alejandro Casar González
(0)
29 de noviembre de 2018  • 13:35

Contra todos los pronósticos, la Confederación Sudamericana de Fútbol definió que la malograda final de la Copa Libertadores entre River y Boca se juegue en el estadio Santiago Bernabéu, de Madrid, según pudo saber LA NACION de fuentes de la entidad. El partido se jugaría a las 20.30 hora española (16.30 en Argentina) el domingo 9 de diciembre.

La negociación avanzó el miércoles y se terminó de concretar hoy. Ayer, Conmebol ya tenía el visto bueno de la UEFA, la Real Federación Española de Fútbol y hasta del club español que preside Florentino Pérez. Incluso a última hora de ayer se avanzó en la firma del memorándum de entendimiento entre todas las partes.

La final de la Copa Libertadores se jugará en Madrid

02:34
Video

La decisión final se postergó porque faltaba una luz verde: la de Gianni Infantino, el presidente de la FIFA, que en la tarde de ayer estaba en vuelo hacia Buenos Aires para participar del G20. La elección de la sede y la fecha de la final está supeditada al fallo del tribunal de disciplina de Conmebol, que se espera para hoy.

Una escena de la final de ida, en la Bombonera, la tarde en la que empataron 2-2.
Una escena de la final de ida, en la Bombonera, la tarde en la que empataron 2-2. Fuente: FotoBAIRES

Según el diario Marca, representantes de la Delegación del Gobierno en la capital de España, de la Policía Nacional y del Real Madrid se reunieron durante la tarde para hablar del dispositivo de seguridad.

Doha, Medellín y Miami quedaron descartadas por diferentes cuestiones. La capital del emirato organizador del Mundial 2022 fue desde siempre la opción más firme por cuestiones económicas. Ofrecía un paquete de incentivos irresistibles para los clubes y la Conmebol. La distancia con América del Sur y las dificultades logísticas hicieron caer la proposición. Miami, que en un momento era la favorita, no fue aprobada por la US Soccer, la federación de fútbol de ese país. "Carlos Cordeiro (el presidente de la US Soccer) no quiso", fue la respuesta que esgrimió Conmebol para explicar el rechazo de Miami.

Según estimaciones de la embajada argentina en España, 350.000 argentinos viven en ese país. Y en Madrid, residen entre 90 mil y 100 mil.

Medellín, por su parte, era la oferta más cercana. Además, el presidente de la Federación Colombiana, Ramón Jesurún, es un aliado estratégico de Alejandro Domínguez, el paraguayo que dirige la Conmebol. Y el alcalde de esa ciudad colombiana, incluso, se había puesto a disposición para la organización del partido.

Además de su estadio y de la estrecha relación entre Alejandro Domínguez y Florentino Pérez, Madrid tiene una gran colonia de argentinos y el aeropuerto con la mayor cantidad de conexiones con los países latinoamericanos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?