Suscriptor digital

Keith Richards antes de la nueva gira de estadios de los Rolling Stones: "Dame 50.000 personas y me siento en casa"

El guitarrista regresa a Estados Unidos en abril de 2019 y habla de qué canciones quiere tocar en el tour
El guitarrista regresa a Estados Unidos en abril de 2019 y habla de qué canciones quiere tocar en el tour Fuente: RollingStone - Crédito: Ignacio Arnedo
Patrick Doyle
(0)
29 de noviembre de 2018  • 17:06

Keith Richards parece genuinamente conmovido: después de 57 años, los Rolling Stones harán una gira de estadios durante la próxima primavera boreal por Estados Unidos, el país al que él llama "el coto de caza original" de la banda. "De verdad no lo puedo poner en palabras", le dice a Rolling Stone frente a la pregunta de qué hubiera pensado un Keith de 20 años sobre una gira de estadios cuando la banda tocó por primera vez en Estados Unidos, en 1964. "Es increíble, man. Nunca esperé acercarme al estatus Louis Armstrong, ¿entendés?".

La última pata de la gira No Filter, que arranca el 20 de abril en el Hard Rock Stadium de Miami, representará los primeros shows de la banda en Estados Unidos desde el Zip Code tour de 2015, e incluye ciudades como Jacksonville, Florida, en donde no se presentan desde hace décadas. Aquí, Richards habla sobre qué canciones quiere tocar, la magia de Charlie Watts y el primer álbum original de los Stones desde A Bigger Bang, de 2005.

¿En qué anduviste?

Últimamente, uh, no mucho. Mick y yo nos juntamos unos días en el estudio hace cosa de un mes, para probar cosas. Aparte de eso, puede que haya una sesión en algún momento de diciembre, pero no es que estoy cruzando los dedos para que suceda.

¿Cómo fue esa sesión con Mick?

Fue buenísima, man. Pelamos un par de canciones juntos con [el productor] Don Was. Estamos dándole forma. La pasamos muy bien: salieron cosas lindas.

¿Tenés idea de cuándo pueden llegar a sacar ese disco?

Uf, no, man. Como dije, primeros pasos. Yo diría que, a ver, ahora vamos a hacer esta gira, así que para esta época del año que viene, ponele. Tal vez. Eso suena a una proyección razonable.

¿Algo que puedas decir de los sonidos de lo que está saliendo en el estudio?

¡No, no puedo describirlo, lo sabés! Es guitarras, batería y bajo.

Tienen mucho por delante. Vi la inauguración de la segunda parte de la gira, el show en Dublín. ¿Cómo te sentiste en esa parte del tour?

Me acuerdo de ese show, era una noche fría y un público muy cálido [risas]. De hecho es una de las razones por las que estamos haciendo esto. La última gira se sintió tan bien... Y más que nada fue Gran Bretaña. Pero terminó y nos miramos entre nosotros diciendo: "¡No, sigamos!" De alguna manera, ese sentimiento es la razón de por qué decidimos tocar en Estados Unidos -donde no tocamos por un tiempo- y es nuestro primer coto de caza, la verdad.

¿Cómo deciden hacer una gira? ¿Hay una reunión donde se juntan todos en una sala o es solo mails y llamadas telefónicas?

Bueno, creo que la idea surgió al final de la gira pasada. Y en su forma más básica: "Hagamos otra; ¿dónde?" A veces parece así, medio al azar. Pero en cierto sentido hay un reloj interno en los Stones cuando sienten que es tiempo de algo, como banda y para cada uno de ellos. Todos habremos estado nueve meses sin salir a tocar para el momento en que empiece esta gira. Así que tendremos un tiempo de ensayos bastante largo, porque lo necesitamos. No podés salir después de nueve meses y pretender que todo caiga en su lugar. Hay un montón de trabajo previo, sabés.

Después de tocar durante décadas, ¿qué necesidad hay de ensayar?

Superficialmente, entiendo la pregunta. Pero si no lo estás haciendo todo el tiempo, es cuestión de volver a juntarnos y mover los engranajes. Es como volver a mover un gran auto que estuvo parado nueve meses. Tenés que volver a ponerlo en forma. Además, los ensayos son muy divertidos. Son grandes momentos, en los que podés decir: "Pará, probemos eso de nuevo o probemos esto otro". Es donde el show real cobra forma: la lista de temas, cómo vamos a empezar. Crece durante los ensayos.

¿Cuáles son las mayores diferencias de tocar en Estados Unidos desde la primera vez que viniste?

La diferencia es que solíamos girar en una camioneta. Estados Unidos era un lugar muy distinto en los 60. La verdad, no puedo creer que haya estado todo este tiempo, man. Yo vi crecer a este país. Lo conozco más que la mayoría de los estadounidenses, ¡porque soy más viejo!

¿Cómo ves el país ahora?

¿Ahora? No me voy a meter ahí porque no vale la pena hablar de eso. Todos sabemos cómo está. Que Dios los ayude [risas].

¿Qué te gusta de tocar en estadios? ¿Es mejor que tocar en arenas?

Como que me gusta la mezcla. Me encantan los estadios cuando el clima está perfecto, cuando no hay demasiado viento, porque medio que estás en manos de Dios. Sí me gusta tocar en lugares cubiertos; es un ambiente controlado. Al aire libro corrés riesgos. Puede llover.

Personalmente, ¿qué obtenés al tocar? ¿Qué te lleva a seguir haciéndolo?

Me gano la vida [risas]. Mmm, es lo que hago, man. Dame 50.000 personas y me siento en casa. A toda la banda le pasa. Como solemos decir Ronnie y yo antes de salir: "Salgamos al escenario, tengamos un poco de paz y silencio".

Es increíble. ¿Todavía ves el blues como una forma de arte que continuará en la próxima generación?

Sí. Escucho un montón de intérpretes de blues nuevos. Realmente parece estar vivito y coleando. Algunos grandes músicos. No sé los nombres, pero banditas muy buenas que escuché. Es una parte esencial. Siempre va a estar ahí.

El nuevo disco de Gary Clark Jr. es increíble.

¿Sí? Y sí, man. Me encanta.

Es el mismo No Filter tour que venían haciendo, pero ustedes se van a juntar a ensayar. Parece como que va a ser un show muy diferente al que venían haciendo.

Sí. Diferentes órdenes. Probaremos cosas distintas. Mick a veces tiene ideas diferentes de puesta para determinado tema y hay que ir buscándole la vuelta. Pero básicamente vamos a poner a la banda a punto para llegar a pleno a abril.

Estuvieron tocando "Like a Rolling Stone" casi todas las noches en la última gira. ¿Qué disparó eso?

Se sentía muy bien. Mick se divertía mucho haciéndolo, especialmente con el harpa del final, que alarga la canción un poco. Es una canción encantadora. Me saco el sombrero frente a Bob Dylan, uno de los mejores.

En Europa la banda tocó "She's a Rainbow", que no la hacen mucho.

Sí, es raro tocar esa. Porque esa canción es como una caja de música. Pero es muy de esa era, viste, probábamos diferentes cosas. Y también [el organista] Nicky Hopkins llevó la canción a algo muy hermoso.

También están haciendo "Sweet Virginia" y "Dead Flowers". ¿Qué planean tocar esta vez?

Yo venía tirando una que no llegó a los shows: "Cry to Me", ese tema viejo de Solomon Burke que hacíamos. Así que quiero probar a ver si sale. Veremos.

El video de vos y Solomon haciendo "Everybody Needs Somebody to Love" en el Licks tour es increíble. ¿Ves a los Stones volviendo a hacer una gira de teatros alguna vez?

No sé. La verdad es que tomo una gira por vez. No pleneo. Me encantaría. Me encanta tocar en teatros: es el paraíso, sabés.

Tocar la batería es algo muy físico y Charlie Watts tiene 77. ¿Cómo lo hace?

Es un tipo lleno de secretos [risas]. Creo que es él y ya. No creo que haga nada en particular. Es solo Charlie. Eso es lo asombroso de ese hombre. Es un privilegio para mí tocar con Charlie Watts.

¿Se quedan charlando en el hotel con Charlie a veces?

No. Charlie se suele guardar mucho en las giras. Y en general cuando volvés de un show estás destrozado. Pero si vamos al bar o algo así, se aparece. Y cada tanto cenamos juntos. Pero sí, si no en general estás en modo trabajo en las giras.

¿Y qué hay de vos y Mick? ¿Tuvieron buenos momentos en el último tour?

Sí. Una vez que estás en la ruta, cada uno hace la suya. Hay un par de noches que estás con los demás y un par que no. No es que todos nos metemos en una habitación y jugamos a ser los Rolling Stones o algo. Es una cosa muy profesional.

El último año hubo muchas giras de despedida. ¿Cómo ves eso? Rod Stewart dijo hace poco que la gira despedida de Elton John de tres años era "deshonesta" y que "apesta a vender tickets".

Bueno, podés verlo de diferentes formas. Si es lo que sentís, es así. Yo no me vi en la situación de pensar en eso todavía. Nunca se sabe. Quizás esta sea la última, no lo sé.

¿Físicamente hacés algo para prepararte para una gira?

Me levanto [risas].

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?