Suscriptor digital

Green Book y Roma, los primeros ganadores de la temporada de premios

Viggo Mortensen, ganador hace unos días del premio al mejor actor para la NBR
Viggo Mortensen, ganador hace unos días del premio al mejor actor para la NBR
Seis días antes del anuncio de las nominaciones a los Globo de Oro, hay una reñida contienda en casi todos los rubros principales
Marcelo Stiletano
(0)
30 de noviembre de 2018  

Con los primeros galardones ya adjudicados y las nominaciones a los Globo de Oro a la vuelta de la esquina, la temporada alta de premios de la industria del entretenimiento ya se puso en marcha. Hollywood empieza a moverse cada vez con más fuerza alrededor de los pálpitos y los pronósticos que ya están mirando al Oscar, el final de ese recorrido, el 24 de febrero de 2019.

Ayer, los analistas y expertos en predicciones tomaron rigurosa nota de uno de los datos claves que suelen aparecer para esta fecha en los primeros tramos de cada temporada alta de premios, el veredicto de la estratégica asociación de críticos de cine de Nueva York. La decisión se conoció en las primeras horas de la tarde y significó un gran triunfo para Roma, ganadora del premio a la mejor película, al mejor director (Alfonso Cuarón) y a la mejor fotografía, que estuvo a cargo del propio realizador.

Desde que los grandes festivales de septiembre (Venecia, Toronto, San Sebastián, Telluride) inauguraron esta carrera, Roma se instaló en un lugar de privilegio entre los tempranos candidatos a los máximos premios de la industria y, por extensión, al Oscar. Viene compartiendo ese lugar con títulos ya estrenados en la Argentina como Nace una estrella y Pantera negra, y otros que llegarán a los cines locales en el primer tramo de 2019, antes de la entrega del Oscar: Green Book, La favorita y, desde hace unos días, El regreso de Mary Poppins. La lista se completa con películas más pequeñas o independientes, cuyos lanzamientos en la Argentina dependerán de las futuras nominaciones acumuladas: Can You Ever Forgive Me?, Eighth Grade, If Beale Street Could Talk y First Reformed.

De esta lista se desprende una primera conclusión importante. La carrera por el Oscar 2019 no tendrá una equivalencia casi total con los premios del cine independiente, como venía ocurriendo en los últimos años. Ya no tendremos una lista de nominados para los premios de la Academia y los Independent Spirit (que se entregan el día previo a la fiesta del Oscar) casi con los mismos nombres. Este año, los grandes estudios recuperaron aliento y aparecen como serios aspirantes a competir en las categorías mayores. Pantera negra y El regreso de Mary Poppins (Disney), de un lado, y Nace una estrella (Warner), del otro, lo certifican.

Un nuevo protagonista

Este giro se completa con la aparición de un nuevo actor relevante: el streaming. Gracias a la mexicana Roma, por primera vez vemos una película de Netflix con serias aspiraciones de competir por el Oscar. La película, como sabemos, no tendrá estreno en los cines argentinos antes de su lanzamiento para los abonados de Netflix, anunciado para el 14 de diciembre. Roma es una película hecha para ser vista en la pantalla más grande y con el mejor sistema de sonido posible, y el propio Cuarón alentó desde las redes sociales al público a reclamar que pueda verse de esa manera. Así ocurre en Estados Unidos (donde la proyección en los cines es requisito insoslayable para su postulación al Oscar), en México y otros países. La posibilidad de una primera consagración en la fiesta de la Academia para una producción de Netflix sería un hecho histórico para la industria.

Sin embargo, hasta ahora no aparece un candidato excluyente y sí, en cambio, varios nombres con aspiraciones muy parejas. Antes del triunfo de Roma entre los críticos neoyorquinos llegó la consagración de Green Book como mejor película para la National Board of Review (NBR), una entidad que agrupa a críticos, especialistas, historiadores y "entusiastas del cine" que otorga premios desde 1909.

Ganadora del premio del público en Toronto y llamada a ser una de las películas con aspiraciones de premios con mejor llegada a la audiencia de esta temporada, Green Book se expone a las inesperadas repercusiones de una gaffe cometida por uno de sus protagonistas, Viggo Mortensen, que tuvo que disculparse después de afirmar: "Ya nadie dice la palabra nigger". Esta manera despectiva de calificar a una persona afroamericana podría para algunos afectar las chances futuras de Green Book, una road movie que narra la relación entre un chofer blanco de escasa cultura y un distinguido artista negro durante la agitada década del 60, y del propio Mortensen como mejor actor, sobre todo desde que ganó ese premio para la NBR.

Habrá que esperar hasta el jueves que viene (6 de diciembre), cuando se anuncien las nominaciones para el Globo de Oro, para definir el panorama de potenciales candidatos en las principales categorías. Ya mencionados los aspirantes tempranos a mejor película, se perfilan por ahora con más fuerza entre los directores Cuarón, Bradley Cooper ( Nace una estrella), Yorgos Lanthimos ( La favorita), Spike Lee ( Infiltrado del kkklan) y el polaco Pawel Pawlikowski, cuya extraordinaria Cold War no solo es una de las grandes favoritas para el Oscar extranjero (la otra es, justamente, la mexicana Roma), sino que tiene fundadas aspiraciones de ganar futuras nominaciones a mejor película.

La carrera por los premios actorales aparece hoy igual de reñida. Christian Bale ( Vice) y Cooper ( Nace una estrella) aparecen como candidatos a vencer entre los actores, juntoa Ethan Hawke, ganador para los críticos de Nueva York por First Reformed. Y por el lado de las mujeres hay chances parejas para la ganadora del premio del NBR Lady Gaga ( Nace una estrella), Glenn Close ( La esposa), Olivia Colman ( La favorita), Melissa McCarthy ( Can You Ever Forgive Me?) y, ahora, Emily Blunt ( El regreso de Mary Poppins). Nadie esperaba que los críticos de Nueva York le dieran ese premio a Regina Hall ( Support the Girls). Pocos creen por ahora que se sumará a esta carrera.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?