Suscriptor digital

G20: señales ambiguas en el prólogo de la cita más esperada por el Gobierno

Claudio Jacquelin
Claudio Jacquelin LA NACION

El balance para Macri, en la previa del G-20

01:41
Video
(0)
30 de noviembre de 2018  

La cumbre de las cumbres empezó de hecho ayer y mostró que tendrá tramos más empinados de lo que las primeras fotos, sonrisas y declaraciones de rigor pueden hacer presumir, aunque el día dejó algunas señales para alimentar un moderado optimismo.

El freezer en el que el presidente de Francia, Emmanuel Macron , ubicó el acuerdo Unión Europea-Mercosur y la suspensión por parte del, una vez más, impredecible Donald Trump de la reunión que tenía previsto mantener con Vladimir Putin fueron las sombras de la jornada previa al gran encuentro de hoy y mañana.

Al mismo tiempo, en el Gobierno subrayan que en el plano de las relaciones bilaterales ya se pueden empezar a contabilizar algunos gestos y hechos que sumarán a la hora del balance final.

La reafirmación del apoyo a Macri y a la Argentina que expuso el presidente francés es resaltada en esa columna. También se anota la justificación que expuso el francés para la nueva ralentización de las negociaciones entre los bloques regionales.

Macron ratificó su apoyo a las reformas impulsadas por Macri

01:51
Video

Macron desplazó del primer plano de las rispideces las diferencias entre la Argentina y Francia por algunos productos de origen agropecuario para cargar la responsabilidad sobre el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro , a raíz de su posición contra el Acuerdo de París por el cambio climático.

El cambio bien podría verse como una nueva excusa del mandatario francés para dilatar un acuerdo que pueda afectar a los productores franceses sin dañar a su anfitrión ni su discurso en favor del multilateralismo y el intercambio comercial. Es una posibilidad.

En el gobierno argentino prefiere encontrar en el argumento del francés la búsqueda de una alianza fáctica de doble propósito. Un objetivo sería forzar a Brasil a no abandonar el pacto sobre el calentamiento global. El segundo, relanzar las negociaciones entre los bloques con un negociador al frente del Mercosur más entusiasta (o más necesitado). Macri asumirá la presidencia temporal del bloque a mediados del mes próximo. Los antecedentes no ayudan a los más optimistas.

Entre las esperadas reuniones bilaterales, se espera que la reunión prevista para hoy entre Macri y Trump y la que el Presidente mantendrá el domingo con el líder chino, Xi Jinping , sean las que dejen los mayores resultados medibles y no solo simbólicos. El tono del recibimiento que este último tuvo anoche en Ezeiza fue una clara señal del lugar que ocupa para la Casa Rosada. La recepción a Trump no tendrá menos pompa.

Cómo es la relación de Macri con los principales mandatarios

13:43
Video

Las obras públicas de infraestructura que pusieron en suspenso los cuadernos de la corrupción y el ajuste presupuestario, tras el acuerdo con el FMI, podrían recuperar vitalidad con la incursión de compañías estadounidenses y chinas. Una cuota inestimable de oxígeno para la administración macrista en el año electoral por comenzar. Un souvenir para los amantes de las teorías conspirativas arropados de nacionalismo.

En el Gobierno, confían en ser buenos equilibristas sobre la cuerda floja que vincula a las dos principales potencias económicas mundiales y en no ser el fiambre de ningún sándwich de la mesa de las disputas globales.

Sostienen que los intereses de ambos países en la región y en la Argentina tienen énfasis diferentes. La seguridad y la defensa, incluso en el espacio exterior, encabezarían los desvelos de Washington, según la mirada del oficialismo. En cambio, el comercio y las obras para empresas chinas, entre las que se incluye una nueva central atómica, serían prioritarias para Xi. Casi complementarias. En la Casa Rosada están convencidos de que no hay ingenuidad ni voluntarismo en ese análisis.

Otra reunión relevante, pero en términos más políticos y de carácter simbólico, será la que Macri tendrá hoy con Theresa May , visita inaugural de un premier británico tras la Guerra de Malvinas. Llega precedido del esperado anuncio de un nuevo vuelo a las islas, desde Córdoba. Inmejorable carta de presentación.

El desafío de presidir el debate

Más desafiante será para Macri y su gobierno ejercer el rol de mediador amigable ( honest broker, como prefieren decirlo, en inglés), sobre todo en la reunión que mantendrán a solas los jefes de Estado y de gobierno y los representantes de la Unión Europea.

Mauricio Macri se refiere al inicio del G20 - Fuente: Twitter

00:49
Video

El Presidente deberá someterse a la tarea de artífice de consensos y de árbitro de las discusiones de los líderes de mayor poder mundial, entre los que abundan diferencias de toda índole, y no faltan los imponderables, especialmente desde que Trump se sumó al club. No son papeles en los que se haya ejercitado demasiado anteriormente ni para los que haya mostrado particular afición. Digno de ver. Hasta el mínimo acuerdo será un éxito.

Por fuera de la cumbre, hoy ocurrirá lo que de estas reuniones suele tener más impacto en el mundo: las protestas en las calles. El acuerdo alcanzado por el Gobierno con las organizaciones políticas y sociales que se manifestarán abre una expectativa favorable.

La mayor duda no radica en si esas agrupaciones cumplirán lo pactado, en especial desde que algunas anticiparon que no desplegarán toda su capacidad de movilización. Las incógnitas son qué pasará con los grupos cuyo único propósito es generar desmanes y si tendrán el refuerzo de activistas extranjeros.

No es poco para empezar la mayor reunión mundial que jamás haya hospedado la Argentina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?