Suscriptor digital

G20: Trump incomoda a Macri con una declaración provocadora sobre China

Reunión entre Mauricio Macri y Donald Trump
Reunión entre Mauricio Macri y Donald Trump Crédito: Presidencia
(0)
30 de noviembre de 2018  • 09:59

El paso de Donald Trump por la Casa Rosada expuso al presidente Mauricio Macri a la dificultad diplomática de ser el anfitrión de la cumbre del G-20 en medio de la guerra comercial que enfrenta a Estados Unidos y China.

La vocera de Trump, Sarah Huckabee Sanders, registró en el comunicado oficial posterior a la reunión bilateral que los dos presidentes habían expresado "su compromiso compartido de enfrentar los desafíos regionales como Venezuela y la actividad económica depredadora china".

El pedido de diálogo y consenso en el discurso de Macri en la Cumbre del G-20

01:48
Video

La declaración -sobre todo la expresión "depredadora"- causó una inmediata incomodidad en el gobierno argentino, que intenta mantener un equilibrio entre las dos superpotencias comerciales del mundo. De hecho, Macri dedicará buena parte del domingo a agasajar y firmar acuerdos comerciales y de inversión con el líder chino, Xi Jinping .

La reacción oficial fue bajarle el tono a la declaración de Sanders. El canciller Jorge Faurie dijo a los periodistas a media mañana: "No creo que haya habido una referencia en esos términos", en relación a los dichos de Sanders sobre la política "depredadora" de China. El ministro insistió en calificar de "extremadamente cordial" el clima de la reunión.

Macri y Trump compartieron un desayuno de trabajo para impulsar la relación bilateral y establecer temas de agenda claves para ambos países.

Cumbre del G20: el ingreso de Trump a la Casa Rosada y los discursos de bienvenida

07:45
Video

Ambos mandatarios brindaron un discurso de apenas minutos antes de pasar a la reunión oficial. Macri reiteró su agradecimiento a la Casa Blanca por su apoyo ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), mientras que Trump recordó el pasado en común como hombres de negocios y aseguró que la idea del encuentro es sacar beneficios para ambos países.

Tras los 45 minutos que duró la reunión, Trump abandonó la Casa Rosada sin emitir palabra. Dejó la comunicación en manos de Sanders, que insistió con "reafirmar la sólida asociación entre Estados Unidos y Argentina" e incluyó las aludidas referencias a Venezuela y China.

En medio de la guerra comercial entre EE.UU. y el gigante asiático, tras los aranceles impuestos por Trump a las importaciones de ese origen, las expresiones de la Casa Blanca complican el equilibrio que busca Macri entre el apoyo financiero estadounidense y las inversiones chinas.

El comunicado de Sanders añadió que en la charla también se discutió sobre "la intención de la Argentina de seguir adelante con la agenda económica en favor del crecimiento del presidente Macri y de expandir el comercio justo y recíproco entre los dos países".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?