Suscriptor digital

Girona-Barcelona, en Miami: España también tiene su polémica por jugar un partido en el exterior

Messi, una figura que podría brillar en Miami
Messi, una figura que podría brillar en Miami Fuente: Archivo
(0)
30 de noviembre de 2018  • 18:00

En tiempos en que la Conmebol está bajo la lupa porque decidió que la final de la Copa Libertadores se juegue en Madrid, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que vio con beneplácito que la final de la Copa Libertadores entre River y Boca se dispute en el estadio Santiago Bernabéu, no está de acuerdo con que un partido de la Liga de España se celebre en el exterior. La Liga -equivalente a la Superliga de la Argentina -busca expandirse en el mercado de Estados Unidos y por eso firmó un convenio para jugar al menos un partido del campeonato en ese país. Sin embargo, enseguida encontró la oposición de la RFEF y de Real Madrid.

El encuentro elegido había sido Girona - Barcelona y se jugaría el 26 de enero en Miami. Javier Tebas, titular de La Liga, fue acusado por la RFEF de haber llevado la negociación de manera unilateral. La entidad que reúne a los clubes que juegan en la primera y segunda división del fútbol español firmó un contrato por 15 años con Relevent, una empresa que promociona y organiza partidos en los Estados Unidos. La federación española debe autorizar la realización del partido en el exterior y todavía no lo hizo. Por eso, La Liga llevó el caso a la Justicia.

Por su parte, Real Madrid se manifestó en contra de las intenciones de La Liga: "El Real Madrid manifiesta su oposición a la solicitud formulada por la Liga a que se autorice a disputar en el Hard Rock Stadium de Miami, el día 26 de enero de 2019, el partido correspondiente al Campeonato Nacional de Liga, a disputar entre Girona y Barcelona, por afectar a la integridad e igualdad de la competición", expresó la entidad merengue en un comunicado.

Además, el consejo de la FIFA se pronunció en contra de que se dispute un partido en el exterior. De todas maneras, el permiso del organismo internacional no es obligatorio. La UEFA tampoco aprobaría el partido Girona-Barcelona en Miami. Es curioso porque ambas entidades sí dieron el visto bueno para que el superclásico se dispute en el exterior.

A su vez, el club Barcelona sostuvo que está de acuerdo con que el partido se dispute fuera de España: "El club tiene muy claro que es partidario de jugar partidos en un mercado como el norteamericano, porque es una acción en beneficio de los clubes de la Liga y con repercusión mediática e internacional".

Fuentes: ABC.es y elnuevoherald.com

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?