Suscriptor digital

Atendía llamados de emergencia, doblaba papelitos en el trabajo y llegó a su primer millón con el origami

(0)
30 de noviembre de 2018  • 16:42

En los momentos en los que no estaba derivando un pedido de ambulancia ni tranquilizando a personas accidentadas, Danisa Jauvel doblaba papelitos de colores. Así se tranquilizaba y así, sin darse cuenta, hizo crecer su hobby hasta que lo convirtió en vocación y, más adelante, en negocio. Este año espera ganar su primer millón como emprendedora.

Jauvel había hecho un curso de origami de tres clases. En el trabajo, regalaba grullas, sapos y mariposas hechas de papel plegado, y sus compañeros le empezaron a pedir clases informales. Así se animó a hacer su primer taller cerrado, rodeada de amigas.

Los talleres seguían creciendo y el desgaste laboral en la mesa coordinadora de emergencias en la que trabajaba también aumentaba. Mientras tanto, se capacitaba como emprendedora y analizaba si podía llevar su hobby a algo rentable. A fines de 2015, después de casi dos décadas de atender llamados de personas accidentadas, volvió al trabajo después de las vacaciones y decidió no regresar más.

"Doblar papelitos era mi forma de conectar con algo más sereno mientras atendía a esas personas, que podían presentarme situaciones de emergencias menos graves hasta en riesgo de vida", recuerda.

Un tiempo después de la renuncia nació formalmente Origamizate en un estudio de Colegiales y con una inversión inicial de $10.000.

Enseguida comenzaron los pedidos: ambientaciones para eventos privados y corporativos, cursos y talleres y animaciones para grandes y chicos. "El objetivo fue conectar este arte milenario con la actualidad, mostrar cómo se podía transformar y servir para decorar espacios, mesas y como material para cuadros", narra.

"La respuesta del público es genial, porque sienten un espacio donde pueden canalizar un bienestar. Generar algo con las propias manos y llevárselo hecho reconforta muchísimo", explica. Para los chicos, además, el origami se convierte en un canal para aprender sobre colores, geometría y matemática, agrega. En el caso de las empresas, la llaman especialmente para eventos como el Día de la Mujer, el Día de la Madre, o las celebraciones por la primavera.

El año que viene, la intención es duplicar el millón facturado. Para eso, su plan es hacer especial foco en la tienda online, en la que vende obras terminadas como dijes navideños y guirnaldas decorativas, y armar su propia línea de papelería.

"Cuando empecé a concebir la idea de cambiar la idea del hobby a la vocación, y luego al negocio, muchos me preguntaban si se podía vivir de 'los papelitos'. Mi idea es que se puede vivir de lo que uno desea, si cada uno entiende qué tiene para ofrecerle al mercado y comprometerse con eso", concluye.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?