Suscriptor digital

G20: Gobierno intentó una defensa más enfática de China tras el comunicado de Trump

El embajador argentino en China, Diego Guelar, dijo que de ninguna manera Macri pudo caracterizar "predatoria" la economía del gigante asiático, al que definió como "un socio estratégico integral"
El embajador argentino en China, Diego Guelar, dijo que de ninguna manera Macri pudo caracterizar "predatoria" la economía del gigante asiático, al que definió como "un socio estratégico integral" Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
(0)
30 de noviembre de 2018  • 18:06

Luego de un primer momento de incertidumbre y un intento medido del Canciller Jorge Faurie para evitar quedar atrapado en medio de la guerra comercial que mantienen los Estados Unidos y China, el Gobierno salió a rechazar con mayor énfasis el comunicado de la Casa Blanca que señalaba que los presidentes Donald Trump y Mauricio Macri habían calificado como "depredadora" la actividad económica del gigante asiático.

El encargado de esa tarea fue el embajador argentino en China, Diego Guelar, presente en la Cumbre del G20. En diálogo con LA NACION, el diplomático afirmó que de ninguna manera pudo haber coincidencia entre Trump y Macri sobre la calificación de "predatoria" dada a la economía china.

"China es un socio estratégico integral de la Argentina y estamos firmando 37 acuerdos bilaterales en todas las áreas durante esta visita de Estado de Xi Jinping ", sostuvo Guelar. Agregó que la expresión comunicada por la Casa Blanca "debe haber sido una confusión, ya que la Argentina coincide plenamente con los EE.UU. en la caracterización de Venezuela, pero no sobre la hecha respecto de China".

Sergio Suppo: Las intimidades de la cumbre del G-20

06:25
Video

Tras la reunión bilateral entre Trump y Macri, la vocera del estadounidense, Sarah Huckabee Sanders, registró en un comunicado oficial que los dos presidentes habían expresado "su compromiso compartido de enfrentar los desafíos regionales como Venezuela y la actividad económica depredadora china".

Así, el Gobierno se encontró más pronto de lo esperado ante su primer gran foco de tensión de la Cumbre. Y no es un conflicto menor: Macri le debe a Trump buena parte del apoyo que permitió destrabar la asistencia ordinaria y extraordinaria del Fondo Monetario Internacional; al mismo tiempo que tiene en China no sólo a uno de los principales de las exportaciones argentinas, sino también al garante de inversiones millonarias en áreas estratégicas.

De hecho, Macri dedicará buena parte del domingo a agasajar y firmar acuerdos comerciales y de inversión con el líder chino, Xi Jinping, que llegó al país con todas las formalidades de una visita de Estado.

En su defensa del gigante asiático, Guelar pareció reeditar viejas diferencias de estilo con el canciller Jorge Faurie, que más temprano había buscado relativizar el comunicado de la Casa Blanca, pero sin mayores estridencias.

"No creo que haya habido una referencia en esos términos", dijo Faurie en un primer encuentro con la prensa. "Hablamos de la presencia del presidente Xi aquí en la Argentina, de lo que él pensaba dialogar con el Presidente. No hemos utilizado o escuchado una palabra en particular", insistió más tarde.

Fuentes diplomáticas argentinas dijeron que seguramente China esperaba una aclaración más enfática que la hecha por el Canciller y que ese posicionamiento podría producirse en las próximas horas. Guelar inició ese camino.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?