Suscriptor digital

El deporte que "cambia vidas": Argentina se consagró en el Sudamericano de Powerchair

.
. Crédito: Powerchair
Matías Baldo
(0)
1 de diciembre de 2018  • 22:23

Quienes integran la Fundación Powerchair Football Argentina,la entidad que agrupa a los jugadores de fútbol adaptado para deportistas en silla de ruedas motorizadas, aseguran que la iniciativa que comenzó en 2012 cambia vidas. Pero los jugadores, que asienten sin dudar con los ojos brillosos y la sonrisa radiante, también cosechan títulos: la Selección Argentina de Powerchair volvió a consagrarse campeona de la Copa Sudamericana y consolidó una hegemonía prácticamente incontestable al levantar su tercer título en la cuarta edición del certamen continental.

El combinado nacional empató 1-1 frente a Brasil en el primer encuentro y venció a Uruguay, campeón en 2017, por 2-0 en el segundo partido. La combinación de resultados y la diferencia de gol con respecto al elenco Verdeamarelo, que derrotó a la Celeste por 3-2, consagró a la selección liderada por el debutante Baptiste Barriere, un entrenador francés que se hizo cargo de la selección este año.

.
. Crédito: Powerchair

El trofeo es un respaldo y a la vez un impulso para el proceso de Barriere, quien intentará ubicar a la Argentina dentro de los primeros equipos del mundo. "Conozco el deporte desde que nací porque empezó en Francia y en muy poco tiempo la fundación hizo un trabajo increíble. Es el único país que tiene un sistema tan profesional como éste. Hoy por hoy todavía no estamos entre los tres mejores del mundo por experiencia, pero eso ya va a llegar. Este es un año de transición post mundial y el objetivo de esta copa es medirnos, saber cómo estamos", había anticipado Barriere en un evento que organizado por la Fundación en el Cenard antes de viajar al Sudamericano que se celebró en el Polideportivo Las Piedras de Montevideo, Uruguay.

Agustin Zanoli, Agustin Orge, Franco Greco, Lisandro Uretti, Matias Vignola, Santino Ombrella, Valentin Olmedo y Valentino Zegarelli fueron los integrantes del plantel campeón que, además del título, se llevó los premios al Fair Play y el trofeo a la valla menos vencida que recibió el arquero Valentín Olmedo.

Argentina fue séptima en el Mundial de Estados Unidos 2017, certamen que consagró a Francia campeón del mundo. El Powerchair Football llegó al país en 2012 y hoy reúne a 120 jugadores que participan en diferentes clubes de Capital Federal, Pacheco, La Plata, Chivilcoy, San Miguel, Mar del Plata, Bahía Blanca, Rosario, Córdoba, La Pampa, Salta y Neuquén.

La Fundación Argentina forma parte de la Fédération Internationale de Powerchair Football Association (FIPFA), órgano que agrupa a 32 países, y del Comité Paralímpico Argentino (COPAR). "Estamos por firmar un convenio con la Asociación del Fútbol Argentino para que nos acompañe a nivel deportivo", explicó Joaquín Bettinelli, director ejecutivo de la FPCFA.

En el país existe una primera división integrada por cuatro equipos: Titanes de Córdoba, Máquinas Guerreras de Rosario, Rengos a Motor de Mar del Plata y Tigres de Pacheco, los últimos campeones de la Liga local en una jornada que se disputó a fines de octubre en el Colegio Lincoln de La Lucila con un aforo de 400 personas que se acercaron a disfrutar de un deporte dinámico y entretenido.

.
. Crédito: Powerchair

En este 2018 se conformó también la segunda división, que entregará tres cupos para una máxima categoría que el año próximo estará constituida por siete equipos. Además se disputa la Copa Argentina que reúne a todos los equipos de Powerchair del territorio nacional.

"Cuando decidimos arrancar con esto pensábamos en que las personas con discapacidad se sientan lo más cerca posible de ser personas, teníamos el objetivo bien claro darles autonomía", explicó Mariano Zegarelli, Presidente de la Fundación y padre de Valentino, autor de los dos goles en el clásico frente a Uruguay.

Los desafíos para la Selección continuarán en el futuro: en agosto del año próximo afrontarán una trascendental Copa América en donde participarán seis selecciones. Tres de ellas se clasificarán al Mundial de Australia de 2021 de un deporte de constante crecimiento a nivel vernáculo y global que nació con una premisa que cumple a cada paso: cambiar vidas.

.
. Crédito: Powerchair

Las reglas del Powerchair Football

  • En el fútbol en silla de ruedas a motor participan dos equipos de cuatro jugadores cada uno, uno de los cuales debe ser designado como arquero. Cada plantel puede tener hasta cuatro suplentes.
  • Es un deporte mixto y sin límite de edad: hombres y mujeres, jóvenes y adultos, pueden integrar un mismo combinado.
  • Las dimensiones de la cancha son de 28 metros de largo y 15 metros de ancho. La superficie debe ser firme, suave y nivelada para un fácil desplazamiento de las sillas de ruedas. El área de gol está marcada en el centro de cada final de cancha y mide 8 metros de ancho por 5 metros de profundo. El punto de penal está ubicado a 3.5 metros y los arcos, formados por dos postes verticales o conos de 1.5 metros, tienen 6 metros de distancia entre los postes.
  • La pelota es esférica y está hecha de cuero, mismo material de una pelota convencional pero con menos rebote. Debe medir 33 centímetros de diámetro y tener una presión adecuada para minimizar los rebotes para evitar que las sillas de ruedas pasen sobre ellas.
  • Cada encuentro dura dos tiempos de 20 minutos con un descanso de 10 minutos.
  • La silla de ruedas motorizada debe tener cuatro o más ruedas. Cada una de ellas tiene un límite de velocidad de 10 kilómetros por hora. Cada una de ellas debe tener protectores especiales de defensa, construidos de material irrompible.
  • En cada partido imparte justicia un árbitro principal, acompañado por dos líneas y un cuarto árbitro.
  • Existen dos reglas especiales. La primera es la del "2 contra 1": dos compañeros del mismo equipo y un oponente están dentro de los 3 metros del radio de la pelota. La falta no se sancionará si uno de los dos es un arquero en el área o si uno de los dos compañeros no está activamente en el juego. La otra infracción es "3 en área" y se da cuando tres o más compañeros de un mismo equipo están en su propia área mientras la pelota está en juego.
  • Es un deporte gratuito y autónomo: el jugador no tiene que pagar nada para poder practicarlo, solo tener interés y acercarse a un club.
  • Cualquiera puede fundar un club de Powerchair Football pero necesita cumplir con cuatro requisitos: tiene que tener un entrenador, un referente que se encargue de la gestión, un lugar físico adaptado para practicar el deporte y al menos cuatro jugadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?