Suscriptor digital

La soja subió menos de lo esperado en Chicago

Se cotizó a US$332,81, con un alza del 1,2%; siguen las dudas tras el encuentro entre Trump y Xi
Dante Rofi
(0)
4 de diciembre de 2018  

Los precios de la soja subieron ayer un 1,2% en la Bolsa de Chicago, el día después de la tregua firmada el sábado en Buenos Aires por los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de China, Xi Jinping. Por su proporción, la mejora dejó en evidencia el escepticismo de los operadores ante la falta de precisiones que quedaron tras el cónclave.

"A lo largo del día el mercado esperó certezas, pero no las hubo. Por eso las subas que se vieron inicialmente se fueron diluyendo con el paso de las horas. Por ejemplo, la posición enero de la soja en Chicago tuvo su máximo de la rueda en 339,42 dólares por tonelada; el mínimo, en US$332,35, y el cierre, en 332,81 dólares. Creo que hasta tanto no haya conocimiento público de la letra chica del acuerdo nadie en el mercado tomará demasiado riesgo ni modificará sensiblemente su posición", dijo a LA NACION Adrián Seltzer, de la corredora Granar SA.

Luego del encuentro entre los presidentes, la Casa Blanca informó el sábado que China acordó "comprar una cantidad no especificada, pero muy importante, de productos agrícolas". Sin embargo, no se hicieron referencias explícitas a la soja o al arancel chino del 25% contra la oleaginosa estadounidense.

Ayer, a través de su cuenta en Twitter, Trump escribió: "Los agricultores tendrán un beneficio muy grande y rápido por nuestro acuerdo con China. Tienen la intención de empezar a comprar productos agrícolas de inmediato".

Pero más allá del positivismo del mensaje tampoco hubo allí menciones específicas en cuanto a productos o a los aranceles impuestos por China. Sin embargo, en un tuit anterior, Trump fue específico sobre los aranceles que el gobierno chino impuso a la industria automotriz: "China ha acordado reducir y eliminar los aranceles a los automóviles que llegan desde Estados Unidos, actualmente la tarifa es del 40%".

Las dudas de los operadores fueron potenciadas en el transcurso de la tarde cuando el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, afirmó que "aún no se ha determinado si China eliminará los aranceles a las importaciones de soja estadounidense".

Para Delfín Morgan, de la corredora Morgan, García Mansilla y Cía. SA, el cierre del mercado acentuó las dudas en torno de la capacidad que el encuentro entre Trump y Xi tendrá para provocar un cambio de tendencia "frente a una megaproducción estadounidense; a Brasil, que va camino a repetir otro éxito productivo, y a China, que tiene un programa de recorte de las importaciones de soja".

Entre los operadores, ayer cobró fuerza la chance de que China compre soja estadounidense para reforzar sus reservas estratégicas a través de la estatal Sinograin, sin modificar el arancel del 25%. Así, las empresas privadas seguirían concentrando su demanda sobre el remanente sudamericano.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?