Suscriptor digital

Carolina Stanley: "El impacto económico generó angustia e incertidumbre"

Carolina Stanley, ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación
Carolina Stanley, ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación Crédito: Fabián Malavolta
La ministra de Salud y Desarrollo Social dijo que la inflación fue más alta de lo esperado y explicó las medidas concretas que tomaron para contener a las familias
Lucila Lopardo
(0)
5 de diciembre de 2018  

La ministra de Salud y Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, participó de la cuarta edición de Mujeres Líderes, encuentro organizado por LA NACION que se llevó a cabo en el Hotel Four Seasons. En un mano a mano con José Del Rio, secretario general de Redacción del diario y moderador del encuentro, justificó la partida de más del 70% del presupuesto nacional de 2019 para su cartera: "Tenemos el desafío de transitar esta situación en la cual hay familias que la están pasando mal; pero también hay que empezar a pensar en medidas de mediano y largo plazo. Es ahí entonces donde la inversión social se transforma en el 70% o 75% del presupuesto", dijo. Respecto de la igualdad de género, dijo: "Las mujeres invertimos en tareas de cuidado cuatro horas y veinte minutos por día que los varones no".

-Cuando uno analiza la gestión del Ministerio de Salud y Desarrollo Social surgen las dos visiones: de un lado dicen "gastan poco", pero desde el otro dicen "tiran manteca al techo". ¿Cómo lo ve usted?

-Lo primero que tenemos que pensar cuando pensamos en la inversión social es que vivimos en un país con un 30% de pobreza. Eso habla de una Argentina que necesita acompañar y generar una transformación. Fue todo un camino, toda una decisión. En ese sentido fue una disposición del Presidente de no solo plantear la pobreza como una prioridad en la agenda, sino también volver a medirla y poner el Indec en su lugar. A veces, cuando uno piensa en correr por izquierda o derecha, se pierde todo lo que significa transformar socialmente. Es cierto que, como presupuesto, el de 2019 es uno de los que mayor inversión social tiene en la historia de la Argentina. Además, tenemos un desafío aparte, que tiene que ver con transitar esta situación que estamos atravesando hoy, en la cual hay familias que la están pasando mal, están sufriendo; pero también hay que empezar a pensar en medidas de mediano y largo plazo. Es ahí entonces donde la inversión social se transforma en el 70% o 75% del presupuesto.

-Al leer las conclusiones del W-20 uno ve que se habló de inclusión financiera e inclusión digital. Pero ¿cuáles son las principales barreras que se deben superar?

-Una de las más relevantes tiene que ver con los últimos datos que salieron en estadísticas de todas las encuestas que se hacen respecto de género y tiene que ver con que las mujeres invertimos en tareas de cuidado cuatro horas y veinte minutos por día que los varones no. En cuidado general, de la casa, de chicos y de adultos. También pensamos en que hoy el logro académico no necesariamente está correlacionado con el laboral. El 63% de las egresadas de las universidades son mujeres. Sin embargo, nos cuesta un montón ver mujeres en puestos de decisión. Si pensamos en la brecha de salarios y si a eso le sumamos los techos de cristal y lo que tiene que ver con prejuicios que no se miden, vamos a entender que tenemos un largo camino por delante.

-La maternidad a veces en términos laborales, de proyección, puede convertirse en una cuestión que perjudica a la mujer. ¿Cuál es su análisis?

-Tenemos que trabajar para todo lo que es la crianza compartida. Hoy más que nunca necesitamos entender que una de las cuestiones de conciencia de género está en que mujeres y varones podemos compartir todas esas tareas. De hecho, hay un proyecto específico que tiene que ver con la licencia de paternidad presentado en el Congreso. También hay proyectos en lo que hace a la primera infancia y todo lo que tiene que ver con espacios de cuidado gratuitos para que las mujeres puedan salir a trabajar o incluso terminar de estudiar.

-¿Qué otros proyectos hay en este sentido?

-Otro de los enormes ejes que tenemos por delante y que estamos desarrollando es el embarazo no intencional en la adolescencia. Las estadísticas nos muestran no solo la urgencia de abordar esta problemática, sino también de concientizarnos todos y cada vez más respecto de este tema. Hoy, 110.000 chicas de menos de 19 años quedan embarazadas todos los años. De ellas, el 70% manifiesta no haberlo buscado. Si nosotros logramos finalmente concientizar respecto de esto, poder llegar con métodos efectivos, vamos a poder trabajar con mujeres y varones que, gracias al saber, pueden elegir.

-Se suele hablar de diciembre como un mes complejo en materia social en la Argentina. ¿Cuánto les preocupa como gobierno?

-Creo que he dicho varias veces que trabajo todos los días por la paz social y que, en este sentido, en años que son más difíciles, como el que estamos atravesando, en que claramente la inflación fue más alta de lo esperado y el impacto económico generó no solo mucha angustia, sino también mucha incertidumbre, hay familias a las que les cuesta más llegar a fin de mes. Venimos trabajando durante todo el año con medidas sociales concretas y con distintos actores sociales. El que más sale y resuena es el de los movimientos sociales, porque son los más visibles a la hora de hacer sus reclamos. Después de casi tres años de estar trabajando y recorriendo el territorio hay muchísimos comedores comunitarios, organizaciones de la sociedad civil, Cáritas, las parroquias e iglesias evangélicas y un montón de personas comprometidas que estamos trabajando todos los días.

-¿Era necesario un bono de fin de año?

-El bono tiene que ver con los privados y con una cuestión de actualización de paritarias. En ese sentido se habló con la CGT y habló Andrés Ibarra [vicejefe de Gabinete] en el caso de estatales. Tiene que ver con ver ese tema puntual, se habrá discutido en estos términos en cuestión de cómo cerraron las paritarias.

-¿Qué es lo más difícil de recorrer "el territorio", como le dicen ustedes en la política?

-Lo más difícil... yo diría que es lo más lindo. Para mí es una de las partes más lindas de mi trabajo, porque en el territorio uno aprende, se llena de enseñanza de cosas ricas, de testimonios. Esto que digo siempre de ponernos en el lugar del otro y poder conocer historias para entender qué es lo que hacemos y qué es lo que tenemos que seguir haciendo. Para mí la política pública se construye todos los días. Más allá de los planes y proyectos que tenemos, uno tiene que conocer la realidad, justamente, para poder cambiarla. Eso te lo da el territorio.

-¿Hubo alguna líder en su carrera que la haya inspirado o que sea su mentora?

-Sin dudas, y más teniendo en cuenta que hoy un líder necesita tener conciencia de género, una de las mujeres que a mí me marcó mucho en mi carrera y que me ayudó y me acompañó es María Eugenia Vidal [gobernadora de la provincia de Buenos Aires]. Es una persona que inspira y que, además, me brindó mucho espacio, ayuda y acompañamiento... y hoy la considero una amiga.

Definiciones bajo la lupa

Presupuesto 2019

"Tenemos que transitar esta situación en la cual hay familias que la están pasando mal, pero también hay que pensar en medidas de mediano y largo plazo"

El territorio

"Más allá de los planes y proyectos, uno tiene que conocer la realidad para poder cambiarla. Eso te lo da el territorio"

Igualdad de género

"Las mujeres dedican más de cuatro horas diarias a tareasde cuidado que losvarones no"

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?