Suscriptor digital

Leve suba del valor de la soja en la Bolsa de Chicago, a la espera de las compras chinas

La posición enero de la oleaginosa sumó US$2,20 y cerró con un ajuste de 335,01 dólares por tonelada; persisten las dudas sobre cuándo comenzarán las importaciones de China
La posición enero de la oleaginosa sumó US$2,20 y cerró con un ajuste de 335,01 dólares por tonelada; persisten las dudas sobre cuándo comenzarán las importaciones de China
Dante Rofi
(0)
5 de diciembre de 2018  • 02:00

Los precios de la soja cerraron en alza ayer por segunda rueda seguida en la Bolsa de Chicago tras la tregua por 90 días firmada el sábado pasado en Buenos Aires por los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump, y de China, Xi Jinping.

Las pizarras reflejaron subas de US$2,20 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 335,01 y de 339,42 dólares por tonelada. Desde los 11.000 contratos comprados por los fondos de inversión el lunes, ayer los especuladores redujeron las adquisiciones a solo 5000 contratos de la oleaginosa.

Si bien la influencia positiva del acuerdo que marcó un alto en la guerra comercial aún persiste en el mercado, la ausencia de compras efectivas por parte de China comienza a socavar el ánimo de los operadores, que necesitan más que rumores o tuits para fundamentar sus movimientos en la senda alcista de la plaza.

"China se supone que debe comenzar a comprar productos agrícolas, y otros, inmediatamente", escribió ayer Trump en su cuenta de Twitter, donde se volvió a mostrar confiado en alcanzar acuerdos beneficiosos para los estadounidenses, pero sin ofrecer precisiones que contribuyan a despejar las dudas que aún siguen vigentes entre los operadores, como ser, volúmenes, productos y aranceles.

Durante la rueda, los rumores volvieron a cargar sobre la posibilidad de que sea Sinograin, la empresa estatal china, la que compre unos 8 millones de toneladas de soja antes de fin de año. También se habló sobre compras de maíz (pese a las abundantes reservas del cereal con las que cuenta China), de sorgo y de DDGS, que es el subproducto forrajero de la industria del etanol de maíz.

En cuanto al arancel del 25% que hoy restringe el ingreso de la soja estadounidense en China, no hubo más que expresiones de deseo, como las del asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow, en cuanto a que su "expectativa es que China levante esos aranceles rápidamente".

Con el cierre de la cosecha récord de soja, que dejó más de 125 millones de toneladas, los hechos concretos se requieren con urgencia en el mercado estadounidense. Según informó Karen Braun, de la agencia Reuters, hasta el momento -antes del encuentro entre Trump y Xi- China "ha reservado algo más de medio millón de toneladas de soja de EE.UU. para su entrega en el actual ciclo comercial, contra los 20 millones de toneladas negociados a igual momento de 2017".

En Brasil, el polo opuesto a Estados Unidos en esta coyuntura, la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales estimó anteayer que las ventas externas de soja brasileña cerrarán 2018 en un récord histórico de 82,50 millones de toneladas. Se presume que cerca del 80% de ese total tendrá por destino China.

Tomando ese volumen, más los cerca de 2,5 millones de toneladas despachados desde octubre por la Argentina y los aportes de orígenes como Uruguay, Canadá o Rusia, ¿cuánta soja necesitarán las firmas privadas que procesan el grano en China, en momentos en los que las consecuencias de la fiebre porcina africana erosionan la demanda de harina de soja e impulsan el incremento de las importaciones de cortes porcinos desde los Estados Unidos? Esas firmas que hoy ven estrecharse los márgenes de molienda, ¿cómo harán para hacer rentables compras de soja estadounidense si antes no se quita el arancel?

Muchos interrogantes que demandan respuestas inmediatas para que en las próximas ruedas los operadores de Chicago no pierdan la fe en los resultados de la cumbre de Buenos Aires.

Mercado local

En la plaza doméstica, la demanda ofreció 9200 pesos por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales del Gran Rosario, $200 más que anteayer. En Bahía Blanca, el valor de la oleaginosa se mantuvo estable en 9000 pesos.

Según el cálculo de la Secretaría de Agricultura de la Nación, el FAS teórico de la soja (capacidad de pago de la demanda) fue de 8741 pesos por tonelada.

La soja de la próxima cosecha, para las entregas en mayo sobre el Gran Rosario, se mantuvo estable, en 240 dólares por tonelada.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), la posición enero de la soja cerró sin cambios, en 257 dólares por tonelada, mientras que el contrato mayo bajó US$0,50 y terminó la rueda con un valor de 246 dólares.

Subas para el maíz, altibajos para el trigo

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron ayer subas de US$1,19 y de 1,08 sobre los contratos diciembre y marzo del maíz, cuyos ajustes fueron de 147,34 y de 151,47 dólares por tonelada. La chance de que en eventuales compras chinas se incluya al cereal estadounidense, al igual que al etanol y al DDGS, fue la que impulsó las ganancias.

En cuanto al trigo, el cierre mostró leves altibajos en las plazas estadounidenses, dado que mientras la posición marzo en Chicago subió US$0,46 al quedar con un ajuste de 191,99 dólares por tonelada, en Kansas, el mismo contrato perdió US$0,46 y terminó la jornada con un valor de 185,65 dólares.

Pocos cambios hubo para los cereales en el mercado doméstico. En efecto, por tonelada de maíz disponible los exportadores volvieron a pagar 5100 pesos para el Gran Rosario y para Necochea, mientras que elevaron la oferta de 5300 a 5350 para Bahía Blanca.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 4900 y 5600 pesos por tonelada de maíz, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba, la posición diciembre sumó US$2 y cerró con un ajuste de 144,50 dólares por tonelada, mientras que el contrato abril bajó US$1,70 tras quedar con un valor de 143,50 dólares.

Acerca del trigo, la BCBA informó que los molinos pagaron entre 6600 y 8200 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

La exportación volvió a ofrecer 175 dólares por tonelada de trigo para las entregas inmediatas sobre el Gran Rosario. Por las descargas diferidas mantuvieron sus propuestas en 180 dólares para enero; en 185 dólares para febrero, y en 190 dólares para marzo. Tampoco hubo cambios en Bahía Blanca y en Necochea, donde el cereal para el mes próximo se cotizó a 185 y a 180 dólares, respectivamente.

En el Matba, las posiciones diciembre y enero sumaron US$4 y 2 al cerrar con ajustes de 185 y de 189,50 dólares por tonelada.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?