Suscriptor digital

Todo filmado: por qué cada vez hay más videos en los casamientos

Lucía Mallea
(0)
6 de diciembre de 2018  • 12:00

Si bien amo las fotos, no puedo negar que hay algo mágico en los videos. Nada me teletransporta más a ese lugar, ese festejo, esa persona, esas emociones, que un video. Es como encapsular un momento, para tenerlo disponible ahí, forever and ever.

Videos para reír, videos para recordar, videos para celebrar, videos para morir de amor ... Si les muestro los videos que me mandaba mi novio cuando viviamos a 500 mil kilometros se mueren. Nada me hacía sentirnos más cerca que esos videos. Con los videos no había distancias, por lo menos por 1 minuto 30 segundos.

Pero los videos no pararon ahí, cuando decidimos casarnos, les contamos a todos la buena noticia por ese medio- y cuando digo a todos digo a-to-dos (léase está en YouTube). Unos meses después, volvimos al video para contrarles a todos sobre nuestra historia de amor, cómo nos habíamos conocido y cómo habíamos llegado hasta ahí (al altarrr). Acá se los muestro:

Hoy son muchos los que recurren a videos para contar un poco sobre su historia de amor, hasta algunos hacen de estos mini videos sus invitaciones de casamiento, o save the date. Los videos son la nueva forma de contar en esta era de las redes sociales, en la que todo el mundo sabe filmar y tiene acceso rápido a la tecnología para hacerlo. Además, más que nunca se volvió importante el storytelling, recurso que es más fácil de lograr con videos, por eso cada vez son más frecuentes.

Hablé con mi amiga Paz ( @paz_lynch), que hace videos a pedido para marcas y emprendedores, de las nuevas tendencias en materia audiovisual y esto fue lo que me contó:

  • Para los fanáticos de compartir todo, se puede empezar por un mini reel de la pareja a modo de save the date o pre boda. En general se filman imágenes de los dos en su intimidad, en su casa o en algún lindo lugar al aire libre, pero hay miles de opciones.
  • Eso de hacer videos eternos ya no se usa mucho: en vez del choclo larguísimo de la ceremonia y el festejo, el video del casamiento se parece cada vez más al tráiler de una película, con equipos y técnicas que se usan en cine.
  • Para aquellos que quieran destinar más presupuesto a esta parte audiovisual, no puede faltar el drone, que le da un toque muy pro.
  • Si bien muchos novios piden los crudos o algo más largo para tener como recuerdo, la versión que se muestra es corta y amena. Los tiempos son claves, por eso se usa la edición en tiempo real, para poder ir subiendo ese día una previa de lo que está pasando.
  • Así como los photobooths, que ya son infaltables para muchos, también existen cabinas de video que graban en super slow motion y props para divertirse un rato.
  • Y las cosas no terminan ahí. Para festejar su aniversario, muchas parejas reviven el gran un día con fotos y un video de trash de dress, donde básicamente se visten de novios y los vemos en situaciones donde se arruina el vestido, como en el barro o adentro de un lago.

Sobre gustos no hay nada escrito, podes armar un video eterno, un mini video, un video filmado con celular, o un mega video a ocho cámaras. Sea como sea, que el video siempre esté. Porque no hay como sentarse a verlo para volver a ese instante, aunque sea por un momento.

También te mostramos Miss Cavallier, la bloguera de casamientos con más onda.

Lucía Mallea es la creadora de Wedding Factory .

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?